Estados Unidos intenta blindarse contra la propagación cada vez más rápida de un virus chino mortal

La enfermedad se transmite ya entre humanos. "Debe tomarse en serio", advierte el presidente chino

El misterioso coronavirus que afecta a varias regiones de China y que presenta características similares al Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) que azotó a la región entre 2002 y 2003 es contagioso entre seres humanos.

La afirmación fue hecha por Zhong Nanshan, renombrado experto en enfermedades infecciosas y uno de los artífices de la campaña que le hizo frente a la epidemia del SRAS, cuando casi 650 personas perdieron la vida entre China continental y Hong Kong.

“En este momento se puede decir que se confirma el fenómeno de transmisión de humano a humano”, puntualizó el especialista en enfermedades respiratorias en una entrevista con CCTV. Esta condición aumenta las opciones para que el coronavirus pueda propagarse.

Este lunes, las autoridades sanitarias chinas informaron además que ya son tres los fallecidos en la ciudad de Wuhan, en el centro del país, y que otros 217 casos habían sido declarados, varios de ellos incluso en Beijing, la capital del gigante asiático.

Se cree que un concurrido mercado de alimentos frescos en Wuhan es el foco desde donde comenzó a propagarse la epidemia a finales de diciembre de 2019. Wuhan tiene 11 millones de habitantes y resulta paso obligado para millones de chinos que se desplazarán con motivo del feriado por el Año Nuevo Lunar, que comienza el 25 de enero.

“El reciente brote de una nueva neumonía por coronavirus en Wuhan y otros lugares debe tomarse en serio”, advirtió por su parte el presidente chino, Xi Jinping, en su primera declaración pública sobre la crisis. “Los comités del partido, los gobiernos y los departamentos pertinentes en todos los niveles deberían poner la vida y la salud de las personas por delante de todo lo demás”.

 Las autoridades japonesas y tailandesas ya han reportado al menos tres casos de este coronavirus, según una nota de NBC en el área de la Bahía de San Francisco, al tiempo que Corea del Sur informaba de la existencia de una mujer china enferma que justamente acababa de llegar a un aeropuerto internacional en Seúl, la capital.

Medidas preventivas en EEUU

Es por ello que los responsables sanitarios de diferentes ciudades y todas las estaciones portuarias, ferroviarias y aeroportuarias han disparado las alarmas y están tomando medidas para controlar una propagación mayor de esta epidemia que pudiera ser mortífera.

De hecho, media docena de países del continente asiático y hasta tres aeropuertos en Estados Unidos ya desplegaron procedimientos para inspeccionar a los pasajeros provenientes fundamentalmente del centro de China.

En Macao, en la costa sur china, especialistas pertrechados con trajes protectores comprueban la temperatura de cada uno de los pasajeros que llegan en este tipo de vuelos.

A partir de este fin de semana, en el aeropuerto J.F.K., de Nueva York, así como en el San Francisco International y en Los Angeles International, los pasajeros que provengan de Wuhan serán inspeccionados, según reporta The New York Times.

“Es una situación grave”, advirtió en una conferencia de prensa la doctora Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias. “Sabemos que es crucial ser proactivo y estar preparados”.

Sin embargo, la especialista reconoció que, aunque probablemente se produzcan casos en Estados Unidos en algún momento, “creemos que el riesgo actual del virus para el público en general es bajo”.

De cualquier manera, unos 100 expertos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) se están desplegando en esos tres aeropuertos, en donde se calcula que se controlarán a unos 5000 viajeros en las siguientes semanas en busca de signos de la infección, según el Dr. Martin Cetron, director de la división de migración global y cuarentena de los C.D.C.

Entre 60,000 y 65,000 personas viajan al año a Estados Unidos desde la ciudad de Wuhan.

Los síntomas

Muchos expertos insisten en que puede que no sea fácil detectar casos de infección en los aeropuertos, ya que nuestro hemisferio se encuentra en pleno invierno, justamente cuando la temporada de la gripe alcanza sus estadísticas más altas.

De cualquier manera, es importante saber que la fiebre, la tos y la secreción nasal están entre las características elementales de la infección por este coronavirus, síntomas compatibles con una neumonía viral, de acuerdo con el diario británico The Independent. También puede manifestarse presión en el pecho y dificultad al respirar.

(Editado por Ivette Leyva)