Trump instala una placa con su nombre al construir la milla 100 del muro, que ya supera los 11,000 millones

La administración planeaba desviar otros 7,200 millones del Pentágono para el presupuesto del muro de este año

La administración Trump a principios de este mes instaló una placa en una nueva barrera a lo largo de la frontera sur para conmemorar la construcción de 100 millas (161 kilómetros) del muro fronterizo tan buscado por el presidente Trump.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, viajó a Yuma, Arizona, el pasado 10 de enero para anunciar que la administración había terminado de construir 100 millas de nuevas barreras, calificando la hazaña como un "hito" que merecía una "celebración".

Este sábado escribió en un tuit que entregó una réplica de plata a Trump "en nombre de los hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos" y Anthony Porvaznik, jefe del sector de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos en Yuma.

La placa señalaba en su inscripción que otra estaba colocada en una nueva barrera construida a lo largo del río Colorado en Yuma. La placa dice que está "dedicada a todos los hombres y mujeres que trabajan incansablemente para proteger a nuestra nación". "Gracias por su firme compromiso con el proyecto del Muro Fronterizo del Sudoeste en el Sector Yuma", añade la chapa.

Trump hizo de la construcción de un muro a lo largo de la frontera sur un tema principal de su campaña presidencial de 2016, y en febrero, declaró una emergencia nacional para evitar el Congreso y gastar aproximadamente 6.000 millones de dólares en fondos militares para comenzar a construir el muro.

La declaración estimuló numerosas acciones legales, pero el Tribunal Supremo en julio pasado dictaminó que la administración Trump podría comenzar a usar 2.500 millones de dólares en fondos militares para la construcción del muro mientras se desarrolla el litigio.

Un tribunal federal de apelaciones ofreció otra victoria a Trump el pasado 8 de enero al levantar una decisión de un tribunal inferior que impide que la administración aproveche los fondos militares para la construcción del muro. La decisión más reciente se aplicó a un conjunto separado de fondos, informó CNN.

A principios de esta semana, The Washington Post informó que la administración planeaba desviar otros 7,200 millones del Pentágono para las obras de este año. Sería el segundo año consecutivo en que los fondos militares se redirigen a la construcción de la muralla fronteriza.

"Continuaremos oponiéndonos a la transferencia de fondos antidrogas para el muro, y forzaremos un nuevo voto para terminar la declaración de emergencia nacional falsa del Presidente y devolver estos fondos de construcción militar tan necesarios a nuestros militares", dijo en un comunicado un grupo de senadores en respuesta al informe, incluido el líder de la minoría del Senado, el demócrata Charles Schumer.

20 millones por milla

El precio de el muro fronterizo superó los 11,000 millones de dólares, o casi 20 millones por milla, para convertirse en el muro más caro de este estilo en el mundo.

En un informe de Estado la semana pasada, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU.(CBP, en sus siglas en inglés), que supervisa la construcción del muro, informó que se han identificado esa cifra desde que Trump asumió el cargo para construir 576 millas (927 kilómetros) de un nuevo "sistema de muro fronterizo".

Y la administración Trump está buscando fondos para construir aún más. El Departamento de Seguridad Nacional ha pedido al Departamento de Defensa que presente dinero para 270 millas adicionales de muro fronterizo que el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, en sus siglas en inglés) dice que es necesario para bloquear las rutas de contrabando de drogas en tierras federales. El Pentágono está estudiando la solicitud.

Si la administración Trump completa todos los proyectos del muro que ha puesto en marcha, las tres cuartas partes de la frontera sur de los EE. UU.,quedarían tapiadas de México. El gobierno heredó cerca de 650 millas (1,046 kilómetros) de estructuras fronterizas erigidas bajo los presidentes George W. Bush y Barack Obama.

"Van a tener un muro como ningún otro. Será un muro poderoso y terrible", dijo el presidente Trump en un mitin en Milwaukee la semana pasada. "Un muro fronterizo muy grande y muy poderoso está subiendo a una velocidad récord, y ahora estamos totalmente financiados, ¿no es lindo?", añadió.

Para tener una idea de por qué el gobierno está gastando tanto en el muro fronterizo de Trump, no hay que mirar más allá de los sitios de construcción en el Valle del Río Grande de Texas.

En un lado de un camino de caliche, se puede ver la cerca peatonal que se erigió hace más de una década. A los 18 pies, parece francamente insignificante. Al otro lado de la carretera hay enormes bolardos de acero rematados con una "placa anti-escalada" que se eleva 30 pies sobre los campos de algodón, rodeados de hombres con cascos y equipo pesado.

La cerca de Bush promedió 4 millones de dólares por milla; el muro de Trump cuesta cinco veces más: 20 millones por milla. El costo total de 11,000 mil millones se acerca al precio de un portaaviones de propulsión nuclear.

El portavoz de Aduanas y Protección Fronteriza, Christian Alvarez, señala que hay mucho más en la barrera de Trump. "El sistema de muro fronterizo incluirá una zona de aplicación de 150 pies, iluminación, cámaras, otra tecnología y, lo que es más importante, un camino de acceso para todo clima que facilitará la respuesta al tráfico (de inmigrantes indocumentados).Así que no solo será la barrera en sí misma", explicó Álvarez a NPR Noticias.

Hay más acero, una mercancía costosa, en una estructura de 30 pies. Además, hay reflectores potentes, y cada milla tendrá un conducto para energía eléctrica y fibra óptica que conectan las cámaras de vigilancia. Las puertas electrónicas que permiten el paso a través de la pared cuestan hasta un millón por pieza. Y hay una zona de aplicación gradual y gravillada tan ancha como una carretera de seis carriles.

El presidente Donald Trump recorre una sección del muro fronterizo sur en Otay Mesa, California, el 18 de septiembre de 2019.AP Photo/Evan Vucci / AP

El presidente Donald Trump recorre una sección del muro fronterizo sur en Otay Mesa, California, el 18 de septiembre de 2019. AP Photo/Evan Vucci

El muro fronterizo de Trump es ahora el más alto y más caro del mundo, dijo Reece Jones, un geógrafo de la Universidad de Hawai que estudia los muros fronterizos. "El costo de casi 20 millones por milla es cuatro veces más que los otros muros más caros que se están construyendo", aclaró Jones.

El investigador añadió que los muros fronterizos están muy de moda en la era posterior a la Guerra Fría, y ahora hay al menos 60 en todo el mundo. El muro de Israel en Cisjordania se ubica como el segundo más caro, con coste de entre uno y cinco millones por milla.

El Congreso asignó fondos para construir el muro en el Valle del Río Grande, pero el gobierno ahora dice que necesita más. CBP está invirtiendo en 600 millones del Fondo de Confiscación del Tesoro, que retiene el dinero incautado en investigaciones criminales.

Parte del dinero extra se usará para construir el muro más alto y 10 millas más. También ha habido "mayores costes del proyecto debido a condiciones imprevistas del sitio", es decir, serios problemas de filtración donde la pared del dique cruza un canal que desemboca en el Río Grande.

Estos costos adicionales salieron a la luz en una reciente declaración realizada por Loren Flossman, jefe del muro de CBP. También dijo que la agencia necesita más dinero para cubrir el gasto creciente de adquirir espacios de propiedad privada debajo del muro.

Tomar tierras privadas a través de un dominio eminente involucra a múltiples agencias, incluido el Departamento de Justicia, y puede dar lugar a demandas judiciales. El proceso "aumenta significativamente los obstáculos que el gobierno tiene que enfrentar", señaló Scott Nicol, un oponente del proyecto desde hace mucho tiempo con el Sierra Club en el Valle del Río Grande.

"Donde tienes propiedad privada y el gobierno tiene que pasar por los tribunales para obtener esa propiedad, lleva mucho más tiempo y aumenta el coste porque tienes que pagar por esa tierra. Hay que enviar abogados del Departamento de Justicia para obtener esa tierra", explicó Nicol.

A mediados de enero, el gobierno había construido 101 millas de muro fronterizo. Cien millas de esto es reemplazo o muro secundario; solo se ha construido una milla donde no existían barreras anteriormente.

Contrariamente a las afirmaciones del presidente Trump, el muro no está "subiendo a una velocidad récord". De hecho, la construcción se ha retrasado meses debido a las complejidades de adquirir tierras privadas en el sur de Texas.

Los proyectos de muro masivo que están actualmente en curso están totalmente financiados, principalmente debido a la voluntad del presidente de eludir un Congreso desafiante.

Durante los últimos dos ciclos presupuestarios, una Cámara controlada por los demócratas autorizó 2,750 mil millones de dólares para el muro, mucho menos de lo que Trump pidió. Entonces el presidente cerró el gobierno, declaró el estado de emergencia y desvió miles de millones más del Departamento de Defensa para pagar su muro.

Grupos promigrantes rápidamente demandaron, e inicialmente lograron obtener órdenes judiciales federales para bloquear la financiación militar para el muro. Pero las mayorías conservadoras tanto en la Corte Suprema de EE. UU., como en la corte federal de apelaciones de Nueva Orleans suspendieron los mandatos y dejaron que la administración procediera con la construcción.

"Quiero decir, con el debido respeto al presidente, está obsesionado con este muro", afirmó el representante Henry Cuellar, un demócrata de Laredo, Texas, que forma parte del Comité de Asignaciones de la Cámara. "Es una promesa de campaña, ¿y qué pasó con que México pagaría por esto?", se preguntó.

Los demócratas dicen que quieren seguridad fronteriza, pero la forma de hacerlo es con mano de obra y tecnología, no con acero y hormigón."Vivo en la frontera. No quiero ver el caos. Quiero ver la ley y el orden en la frontera", continuó Cuéllar. "Pero no quiero gastar miles de millones de dólares en esos contratistas federales", concluyó.

Los contratistas federales son en su mayoría empresas de construcción gigantes con experiencia en el manejo de proyectos federales complejos. Luego está Fisher Sand & Gravel. La compañía de Dakota del Norte consiguió un contrato del muro de 400 millones de dólares después de que el director ejecutivo, Tommy Fisher, acudiera a Fox News, un canal que Trump mira con frecuencia, para alardear de cómo podría construir el muro más rápido y más barato en la frontera de California.

"Para la cerca actual que están construyendo en este momento en Calexico, al gobierno se le han dado básicamente 300 días para construir dos millas. Con un equipo, podemos construir 15 millas en un año", explicó Fisher a un entrevistador de Fox.

Ahora, el inspector general del Pentágono está revisando el contrato. Los auditores quieren saber si la Casa Blanca lo dirigió a Fisher, quien sostiene que su oferta fue la mejor.

Lea también:

Trump dice que el muro en la frontera es “muy poderoso”. Pero reconoce que es vulnerable

Traficantes abrieron brechas en nuevas secciones del muro fronterizo con sierras que valen 100 dólares, según reporte