ICE exige a Nueva York a facilitar información sobre indocumentados detenidos, como hizo con Denver, ¿es su nueva estrategia?

Entre la información solicitada a la ciudad declarada 'santuario' se encuentra la referente al presunto asesino de una anciana dominicana este mes antes de ser abusada sexualmente.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) emitió citaciones de inmigración al Departamento de Correcciones de Nueva York para que faciliten información sobre cuatro indocumentados arrestados por las autoridades locales a los que busca deportar, entre ellos al presunto asesino de la anciana dominicana conocida como la 'señora de los gatos', similar petición que hizo esta semana a la capital de Colorado, Denver, en lo que parece ser una nueva estrategia de esa agencia contra las ciudades santuario.

“Como cualquier agencia de aplicación de la ley, estamos acostumbrados a modificar nuestras tácticas a medida que los delincuentes cambian sus estrategias; pero es desalentador que debemos cambiar nuestras prácticas y saltar obstáculos restringidos por las leyes de santuario aprobadas por políticos con una agenda peligrosa", según un comunicado este sábado en el que Henry Lucero, subdirector ejecutivo adjunto interino para las operaciones de ejecución y remoción de ICE, justificó esas citaciones sobre las que las autoridades locales no se han pronunciado aún.

Tanto Nueva York como Denver, además de otras localidades en Estados Unidos, se han declarado ciudades santuario, lo que significa que limitan la cooperación policial con ICE, y rechazan mantener detenidos a sospechosos más allá de lo que indica la ley para dar así tiempo a las autoridades migratorias a capturarlos.

Las autoridades del ICE consideran que tienen el legítimo derecho a hacer este tipo de peticiones de acuerdo con la Ley de Inmigración y Nacionalidad e incluso se han trabajar con autoridades federales para presentar la citación a un juez, que podría declarar en desacato a las agencias policiales ante sus negativas.

Sin embargo, las leyes locales permiten entregar a ICE a los sospechosos de crímenes graves, según una ley de 2014 que detalla 170 delitos como herir a alguien en un accidente con un carro en el que la culpa es del conductor (por ejemplo, por no obedecer un semáforo), amenazar a alguien con un arma (como un cuchillo), acosar a alguien con llamadas telefónicas o correos electrónicos, o poseer marihuana para consumo propio.

Por su parte, las autoridades de Denver se negaron a entregar la información solicitada por el ICE sobre tres mexicanos y un hondureño que estuvieron detenidos en Denver para deportarlos.
 
Fue la primera vez que las citaciones fueron enviadas a una agencia policial, y un recrudecimiento de la disputa entre el gobierno del presidente Donald Trump y las llamadas ciudades santuario.

 
Henry Lucero, subdirector ejecutivo asociado de la Oficina de Operaciones de Detención y Deportación del ICE, dijo el miércoles que la agencia no desea entregar citaciones a agencias policiales y describió la medida como un último recurso. Sin embargo, debido a los cambios en la interacción entre los ayuntamientos y el ICE, podría ser necesario ampliar la práctica a otras ciudades a fin de atrapar a las personas peligrosas y deportarlas, agregó.

 
Chad Sublet, el principal abogado del Departamento de Seguridad de Denver, subrayó en una carta dirigida a funcionarios del ICE que las citaciones eran administrativas —no emitidas por un juez— y que los documentos carecían de información comprobable que mostraran que tenían como propósito una detención policial y no una detención civil de inmigración.

 “Los documentos al parecer son una solicitud de información relacionada con presuntas infracciones a la ley civil de inmigración”, escribió. “Con base en estos hechos, denegamos su petición”.

También refutó que Denver no hubiera cumplido con las peticiones iniciales del ICE sobre información de extranjeros buscados para deportarlos y adjuntó documentos que mostraban que la policía había respondido a 88 solicitudes del ICE entre octubre y diciembre del año pasado.