Trump declara zona de desastre mayor en Puerto Rico por terremotos. Los temblores van a continuar, advierte experto

Trump afrontó presiones de la oposición y de grupos cívicos para emitir una declaración de desastre mayor a raíz de los terremotos, lo que liberará más fondos de emergencia para la isla.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El presidente, Donald Trump, declaró este jueves una zona de desastre mayor en seis municipios de Puerto Rico por los terremotos que afectan a la isla desde el mes pasado. Al ubicarse en la llamada Placa del Caribe, en una zona de actividad sísmica activa, los temblores continuarán, advirtió un experto.

Trump había afrontado presiones de la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, líderes de la oposición y grupos cívicos hispanos, para que emitiera la declaración de desastre mayor, lo que libera fondos federales para operaciones de respuesta.

Según un comunicado de la Casa Blanca, la decisión de Trump liberará fondos federales para individuos y negocios en zonas afectadas en los municipios de Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Utuado, y Yauco.

Las ayudas disponibles incluyen fondos para la remoción de escombros, asistencia de vivienda temporal, reparaciones de vivienda, préstamos para responder a pérdidas a la propiedad no cubiertas por seguros, y otros programas. 

La serie de terremotos, entre éstos uno con una magnitud de 6,4 en la escala de Richter, generó numerosos daños en viviendas, cortes de agua y luz, y dejó a sus habitantes en una permanente situación de alarma.

Se espera que el Congreso apruebe antes de fin de mes una ayuda económica de $3.400 millones, que estarán destinados a arreglar escuelas, reconstrucción de carreteras y desarrollo comunitario, según el resumen del proyecto al que accedió Politico

Una bandera de Puerto Rico entre los escombros que dejó el terremto.AP / AP

Una bandera de Puerto Rico entre los escombros que dejó el terremoto. Foto: AP

Desde el pasado 7 de enero, cuando ocurrió el terremoto más reciente, se han registrado 257 sismos con una magnitud de al menos 3, que son aquellos que pueden ser percibidos por las personas. Diez de esos movimientos telúricos tuvieron una magnitud de al menos 5, es decir, lo suficientemente fuertes como para provocar daños.

El Servicio Sismológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés), ha señalado que Puerto Rico tiene en su historia al menos un par de terremotos de gran escala, lo que debe obligar a la población a prepararse siempre. 

El 11 de octubre de 1918, según la Red Sísmica de la isla, se registró un sismo de magnitud 7.3 que provocó derrumbes y grietas en el suelo, y que fue seguido por un maremoto. Murieron 116 personas y hubo pérdidas por $4 millones, según CNN.

Casi 25 años después, el 29 de julio de 1943, se registró el mayor terremoto en la historia de la isla, que alcanzó una magnitud de 7.7, según datos de la USGS. En 1990 hubo otro de magnitud 6 y en 2014 se registró uno de 6.4 que causó daños menores que el de 2020, porque ocurrió más lejos de la costa.

La gente debería estar preparada para terremotos en Puerto Rico, ya que hay una historia de terremotos ahí. Ha sido una zona de sismo activa”, explica el sismólogo Paul Caruso, del USGS en entrevista con Noticias Telemundo.

Si bien la ocurrencia de sismos es usual en la isla y en todo el Caribe, lo llamativo es que se hayan registrado tantos en un corto lapso de tiempo, según el experto.

“Lo llamamos enjambre de terremotos. Esto ocurre en diferentes partes del mundo, usualmente luego de un gran terremoto. En este caso, el enjambre fue generado por el terremoto 6.4”, dice Caruso, quien adelanta que la isla seguirá sintiendo sismos en los próximos días.

Con base en los datos históricos y a tres modelos de predicción, el servicio sismológico afirma que hay un 56% de probabilidades de que ocurra un evento de magnitud 5 o mayor en los próximos 30 días. Ese porcentaje cae a 9, para el pronóstico de eventos de magnitud 6 o mayor.

“Se espera que los sismos continúen, pero cada vez de menor magnitud. Sólo hay 1% de posibilidades de que ocurra alguno de magnitud 7 o más”, dice Caruso.

El planeta está conformado por 15 placas tectónicas principales. Cuando están en en oposición unas con otras (convergencia) generan estrés y tensión en fallas que, en determinado momento, se mueven liberando esa energía y provocando el movimiento de la Tierra.

Las principales placas tectónicas. Puerto Rico está ubicado sobre la Placa del Caribe, que se opone a la Placa Norteamericana. Foto: AFP.AFP / AFP

Las principales placas tectónicas. Puerto Rico está ubicado sobre la Placa del Caribe, que se opone a la Placa Norteamericana. Foto: AFP.

La Placa del Caribe se mueve en oposición a la Placa Norteamericana. Aunque ocurrieron en distintas fallas, el terremoto de Puerto Rico encuentra una similitud con el ocurrido en Haití en 2010, que tuvo una magnitud de 7.0 y causó más de 300,000 muertes, según recuerda la BBC.

“Aún no hay suficiente investigación sobre los sismos en Puerto Rico como para establecer una relación entre ambos eventos”, explica Caruso.

El terremoto de 6.4 del 7 de enero dejó un muerto, varios heridos y unos 346 refugiados que perdieron sus casas. Otros cientos se han visto afectados por cortes de luz y agua, lo que obligó al gobierno local a declarar el estado de emergencia.

El USGS ha recordado una serie de medidas que los habitantes pueden tomar para protegerse en caso de un nuevo sismo de gran escala.

Lenta respuesta de Estados Unidos

En medio de la crisis, la Administración de Donald Trump ha sido blanco de críticas por retener un paquete de ayuda de $18,000 millones para Puerto Rico, que estaban destinados a ayudar a la isla luego de la devastación que dejaron los huracanes Irma y María en 2017. Sólo había desembolsado $1,500 millones de la ayuda.

Puerto Rico ha sido territorio estadounidense desde 1898, tras la guerra con España, y funciona como “estado libre asociado” desde 1952. Trump le ha cerrado la puerta a la posibilidad de que la isla se transforme en el Estado número 51.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos informó este miércoles que el gobierno ya liberó el resto de los dineros destinados a reparar el país tras los huracanes, por un total de $16,000 millones, pero se espera que esto sea oficializado en el registro federal.

Esa ayuda, sin embargo, contiene ataduras: Puerto Rico debe entregar a la junta fiscal planes presupuestarios detallados; suspender el reglamento de pagar un salario mínimo de $15 la hora para proyectos financiados con fondos federales, y reformar su base de registro de propiedades. 

Antes del anuncio de Trump hoy, el Departamento de Transporte de Estados Unidos aprobó el envío inmediato de $5 millones para reparar carreteras y puentes que resultaron dañados.

Por qué ocurren los terremotos

 

(La corresponsal, María Peña, contribuyó información desde Washington). 

Lea también:

Critican la lenta respuesta de Trump a la emergencia generada por los terremotos en Puerto Rico

Más temblores destructivos pueden sacudir Puerto Rico. Estos consejos pueden salvarle la vida

Puerto Rico en emergencia: un muerto, ocho heridos y cientos sin hogar tras devastadores sismos