De jueza en Houston a fiscal en el juicio político contra Trump: la congresista Sylvia García vuelve a hacer historia

Conversamos con la congresista hispana por Texas, Sylvia García, quien figura entre los siete fiscales que llevarán el juicio político contra Trump en el Senado.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

WASHINGTON.— Sylvia García hizo historia en 2019 al convertirse en una de dos congresistas hispanas en representar a su natal Texas en la Cámara de Representantes. Esta semana volvió a hacerlo como la única latina entre los siete fiscales que llevarán el juicio político contra el presidente Donald Trump en el Senado porque –según ella misma aseguró– “nadie está por encima de la ley”.

En entrevista exclusiva con Noticias Telemundo, la congresista de origen mexicoamericano dijo este jueves sentirse honrada de ocupar un puesto clave en el histórico juicio político contra Trump por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

“Dios ha sido muy bueno conmigo; me ha dado mucha oportunidad de servir a nuestro público… quiero asegurarles que voy a hacer todo lo posible para estar allí, representando a todos”, porque “todos juntos tenemos más fuerza”, afirmó García, abogada de profesión.

García fue seleccionada el miércoles por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para formar parte del equipo de siete administradores o fiscales que, de acuerdo con la Constitución, encabezarán la acusación. 

Al mediodía, García caminó hasta el pleno del Senado junto al resto de sus colegas para la lectura oficial de los cargos contra Trump, relacionados con su presunta campaña de presión para que Ucrania anunciara una investigación contra sus rivales políticos.

Al mandatario se le acusa además de obstruir la autoridad del Congreso al prohibir el testimonio de una decena de miembros de su Administración, y negarse a entregar documentos.

Según los demócratas, en una llamada del pasado 25 de julio, Trump condicionó una ayuda militar de $400 millones de dólares a Ucrania a cambio de que su presidente, Volodymyr Zelenskiy, anunciara una investigación contra el exvicepresidente, Joe Biden, y su hijo, Hunter.

Su propósito, aseguran, era perjudicar a Biden, su posible rival en la contienda presidencial, y facilitar su reelección. Trump nuevamente negó este jueves haber cometido un delito, alegando que su llamada fue "perfecta".

García negó las acusaciones de Trump y la bancada republicana de que los demócratas iniciaron el juicio político por motivaciones políticas, y por no aceptar su derrota en los comicios presidenciales de 2016.

“El motivo es nuestra Constitución, nuestra democracia, nuestro país, no el motivo del presidente, que es personal y político. Es él quien tiene motivo político y personal… vamos a hacer todo lo posible para presentar nuestro caso y demostrarle a todo el país que nadie está por encima de la ley, ni este presidente, ni nadie”, enfatizó la legisladora.

Otros colegas suyos también han dicho que, aún si su partido pierde el control de la Cámara de Representantes en los comicios del próximo 3 de noviembre, el esfuerzo habrá valido la pena porque se trata de resguardar la democracia en el país.

A García no le cabe dude que Trump ha puesto en peligro la seguridad nacional, como alega su bancada.

En su cuenta en Twitter, antes de ser seleccionada, García condenó que –a juzgar por nuevos documentos y evidencias difundidos esta semana– Trump intentó truncarle la carrera a la entonces embajadora de EE.UU. en Ucrania, Marie Yovanovitch.

Yovanovitch, retirada formalmente de su cargo en mayo del año pasado, aparentemente fue blanco de vigilancia en su cargo diplomático por socios allegados al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani.

García lanzó una advertencia contundente: “Trump es un peligro claro y presente para nuestra democracia, y debe rendir cuentas”.

Además de García, el equipo de fiscales está integrado por los legisladores Adam Schiff, Jerry Nadler, Zoe Lofgren, Hakeem Jeffries, Val Demmings, y Jason Crow, en un abanico de experiencias y trayectorias que el Partido Demócrata muestra como un escaparate de su diversidad.

En busca de testigos

García reconoció que uno de los retos del equipo fiscal será convencer a los republicanos de la urgencia de que haya testigos en el juicio político, porque la lógica dicta que en todo juicio, sea en una corte local o federal, “siempre hay testigos”.

“Esperamos exponer nuestro caso con fuerza para pedir testigos, para pedir más documentos”, precisó García, tras señalar que el equipo revisará cuidadosamente todas las evidencias.

Sin embargo, el Senado aún debe debatir y aprobar las reglas que regirán este juicio político, el tercero en la historia del país, en un proceso creado por la Constitución para destituir al mandatario por delitos graves.

La Casa Blanca prefiere un juicio corto y rápido, convencida de que los cargos contra Trump son “débiles” y una pérdida de tiempo, pero aún no ha precisado cuál será su estrategia legal, ni si ésta incluirá a legisladores republicanos.

El Senado está compuesto por 53 republicanos, 45 demócratas y dos independientes. García y su equipo necesitarían persuadir a cuatro republicanos para que rompan filas con su partido y permitan la inclusión de testigos.

Décadas de servicio público

La selección de García en el equipo fiscal ha sido aplaudida por líderes de la comunidad hispana, debido a su larga trayectoria de servicio público en Texas.

Abogada de profesión, García comenzó su carrera de servicio público en 1998, cuando trabajó como jueza del sistema municipal de Houston, donde posteriormente fue electa como directora de finanzas de la ciudad.

Después hizo historia al saltar a la corte del comisionado del Condado Harrison -también como primera mujer y primera latina-, para luego abrir otro capítulo al ganar un escaño en el Senado estatal.

En 2018, García se postuló al escaño por el distrito 29 de Texas en la Cámara de Representantes y ganó la nominación del Partido Demócrata. Tras su triunfo en los comicios legislativos de noviembre de ese año, García desembarcó en la Cámara Baja en enero de 2019, cuando juramentó como una de dos latinas en representar a Texas en ese órgano legislativo.

Nacida en el seno de una familia de diez hijos, en una comunidad agrícola en el sur de Texas, García dijo que aprendió de sus padres desde muy joven el valor del "trabajo duro"y una buena formación para alcanzar metas, según su página web.

Con la ayuda de becas, García se graduó de la Universidad Texas Woman en Ciencias Políticas y Trabajo Social, y posteriormente obtuvo su título de abogada de la Universidad Texas Southwestern.

Contenido relacionado: 

El Senado inició el juicio político contra Trump, ¿qué sigue ahora en el proceso?

La Cámara de Representantes aprueba el envío de cargos para el histórico juicio político contra Trump