Irán dice que ha realizado varios arrestos relacionados con el derribo del avión después de días de protestas

Los manifestantes han estado criticando los aparentes intentos iniciales del gobierno para encubrir el derribo de un avión de pasajeros ucraniano

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Poder Judicial de Irán anunció este martes que se han efectuado varios arrestos relacionados con el derribo por error el pasado miércoles cerca de Teherán de un avión ucraniano, que causó la muerte a sus 176 ocupantes.

El portavoz del Poder Judicial, Gholamhosein Esmaili, explicó en una comparecencia de prensa que se han llevado a cabo "investigaciones exhaustivas y algunos individuos han sido detenidos", sin dar más detalles.

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohaní, llamó hoy a formar "un tribunal especial con un juez de alto rango y decenas de expertos" para investigar este caso.

El anuncio se produjo después de días de protestas que sacudieron a Irán, con manifestantes que protestaron contra los aparentes intentos iniciales del gobierno para encubrir el derribo del avión. 30 personas fueron detenidas durante las manifestaciones, según el portavoz judicial, Gholamhossein Esmaili, en una conferencia de prensa el martes.

También dijo que la caja negra del avión había sido llevada a Francia para leer los datos y que se divulgaría más información. Pero la investigación de la oficina de aviación de Francia confirmó a NBC News el martes que no se habían enviado cajas negras a Francia y tampoco se esperaba que las fueran a mandar.

Teherán inicialmente negó las acusaciones de que un misil había golpeado el avión poco después de que despegara de la capital iraní el miércoles, solo para revertir la situación el sábado admitiendo que habían derribado el avión por error. El misil fue disparado debido a un "error humano" que causó el "horrible choque", dijo el presidente iraní Hassan Rouhani en Twitter el sábado.

Durante el fin de semana, el cambio de sentido provocó que los manifestantes iraníes salieran a las calles exigiendo que el líder supremo del país, el ayatolá Ali Khamenei, renunciara. El presidente Rouhani dijo que una persona no podía ser considerada responsable del derribo del avión y pidió que se establezca un tribunal especial para investigar el incidente.

La noticia de los arrestos se produjo después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania dijera que cinco países cuyos ciudadanos fueron asesinados en el incidente se reunirán en Londres a finales de esta semana para discutir posibles acciones legales. Vadym Prystaiko dijo el lunes que las naciones también discutirían la compensación y la investigación del incidente.

Expulsión del embajador británico

El Poder Judicial de Irán dijo este martes que el embajador británico en Teherán, Rob Macaire, debe ser expulsado por "injerir en los asuntos internos del país", después de que el diplomático asistiera a un acto en Teherán que derivó en protestas contra el sistema.

Macaire fue brevemente detenido el pasado sábado y convocado al Ministerio de Exteriores un día después por participar "en una reunión ilegal", según Teherán, algo que desde Londres rechazan y respondieron ayer convocando al embajador iraní.

El portavoz judicial, Gholamhosein Esmaili, subrayó que la Convención de Viena otorga inmunidad a los diplomáticos pero también establece que esas personas "están obligadas a respetar las leyes y regulaciones de los países anfitriones y a abstenerse de injerir en sus asuntos internos".

"Según el derecho internacional, esa persona es una 'persona non grata'. El pueblo (iraní) espera que sea expulsada y eso es también lo que exige el derecho internacional", afirmó el portavoz, citado por la agencia Tasnim.

El embajador negó el pasado domingo haber participado en ninguna protesta y alegó que él acudió a un acto anunciado como una vigilia en honor a las 176 víctimas mortales del avión ucraniano derribado por error por las Fuerzas Armadas iraníes.

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, pidió ayer a Irán que exprese una "disculpa" por el arresto temporal de Macaire y exigió "garantías" de que no volverá a producirse un incidente similar.

Para mostrar su protesta, Exteriores convocó al embajador iraní en Londres, Hamid Baeidineyad, a quien informó de que consideran esa detención "una flagrante violación de la legislación internacional".

Estas críticas, así como ciertos comentarios de las autoridades británicas sobre el asesinato por EE.UU. del general iraní Qasem Soleimaní y el posterior ataque de Irán a una base en Irak con presencia estadounidense, no han sentado bien en Teherán.

El Ministerio de Exteriores de Irán condenó ayer "la medida ilegal y no profesional del embajador británico y su asistencia sospechosa a una reunión en Teherán".

"Es una injerencia flagrante en los asuntos internos de Irán y una violación de los principios de las relaciones diplomáticas que levanta sospechas de la participación del Reino Unido en la política fallida de Estados Unidos de máxima presión (contra Irán)", denunció el comunicado.

RELACIONADAS:

La difícil relación entre Estados Unidos e Irán los ha dejado al borde de la guerra. Cómo llegamos hasta aquí

Un video muestra el instante en que un misil iraní derribó el avión ucraniano. El Pentágono refuerza su evidencia