“Me dijo que tenían secuestrada a mi hermana”: cómo es la extorsión telefónica en México y la app para protegerte

En 2019, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México registró 27,000 quejas de personas estafadas mediante llamadas telefónicas.
Hooded hacker stealing perdonal data or bank information using smart phone
Los casos de extorsión telefónica en Ciudad de México han tenido un aumento en 12 de sus 16 municipios. Getty Images / Getty Images

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

“Dos hombres me hablaron, me tuvieron en el teléfono como dos horas (…), me dijeron que tenían secuestrada a mi hermana y que querían dinero”.

El pasado 10 de noviembre una mujer mexicana recibió una aterradora llamada telefónica en Ciudad de México. Dos supuestos secuestradores contactaron con ella y le aseguraron que, si no depositaba 500 pesos en una cuenta bancaria, matarían a su hermana.

De fondo se oían los gritos de una voz femenina.

La mujer no tenía el dinero, pero el pavor hizo que pidiera un préstamo para pagar el rescate. Momentos más tarde, los hombres volvieron a llamar: esta vez exigían 10,000 pesos. Angustiada, la mujer dijo que no podía pagar la suma y colgó.

Luego llamaría a su hermana para comprobar que nada le había pasado: había sido víctima de extorsión telefónica.

El testimonio fue obtenido por el diario El Universal a través de la alcaldía de la ciudad Álvaro Obregón, a donde la víctima llamó para hacer la denuncia.

Datos analizados por el periódico revelan que los casos como este han visto un aumento en 12 de los 16 municipios pertenecientes al Estado de México.

150,000 números usados para extorsionar

En 2019, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México registró 27,000 quejas de personas estafadas mediante llamadas telefónicas.

El organismo asegura que ha identificado unos 150, 000 números de teléfono usados con fines de extorsión. El 57% de las llamadas desde estos números contenían amenazas para cometer delitos. Por otro lado, un 22% correspondió a personas que dijeron pertenecer a grupos delictivos para estafar comercios. En un menor porcentaje fueron identificados otros esquemas como los secuestros virtuales.

La proliferación de esta forma de estafa es favorecida por la facilidad con que se adquieren chips y teléfonos celulares en el mercado negro.

Sin embargo, la mayoría de las estafas terminan sin sanción para los delincuentes. Se estima que muchas de ellas son generadas por reclusos dentro de cárceles del país.

“Los casos quedan totalmente impunes. El trabajo de las autoridades debe ser más preventivo, de conocimiento y de concientización, porque una vez que una víctima cae no hay manera de que se castigue a alguien y ellos quedan desamparados”, dijo a El Universal Salvador Guerrero, titular del Consejo Ciudadano.

El funcionario también aseguró que se está presionando a las tiendas de conveniencia para que revelen los datos de las personas que adquieren teléfonos en sus establecimientos.

Modus operandi

Según el Consejo Ciudadano, la extorsión telefónica tiene una mayor incidencia en los adultos mayores, quienes se convierten en presa fácil por su vulnerabilidad. Entre el 15% y el 21% de las denuncias corresponde a este sector etario.

“Son una población que en su mayoría no cuenta con el conocimiento de cómo manejar el miedo que les infunden a través de un teléfono celular”, aseguró.

A saber, el modus operandi de los estafadores incluye al menos los siguientes tipos de situaciones:

  • Los delincuentes vigilan a personas que entran en habitaciones de hotel, les hacen creer que afuera los espera un grupo armado y aprovechan el pánico para llamar a familiares y pedir dinero.
  • Quienes llaman fingen que ha secuestrado a un familiar o amigo. Con frecuencia usan a niños u otras personas que lloran al teléfono y piden ayuda desesperadamente, dando poco tiempo a la víctima de reaccionar y comprobar que sus familiares están a salvo.
  • Hacen creer a la víctima que su empleador está en una situación de emergencia, para pedir dinero y objetos de valor que garanticen el rescate
  • Se hacen pasar por garantes de un premio, pero les dicen a las víctimas que para obtenerlo deben depositar cierta cantidad en una cuenta bancaria.  
  • Otros ofrecen préstamos accesibles y rápidos, pero que de un día a otro ven un brusco aumento de los intereses hasta un 20%.

Una App para protegerte

Ante las numerosas denuncias de ciudadanos en la capital, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México ha puesto una línea de seguridad (55 335533) a disposición del público para atender a las quejas.

El organismo también exhortó al uso de una aplicación móvil gratuita “para apoyar a la ciudadanía a identificar, bloquear y reportar” las llamadas fraudulentas.

La aplicación, llamada No+Extorsiones y presentada este 6 de enero cuenta con una base de datos de más de 150,000 números telefónicos de extorsionadores.

Una vez instalada en celulares con sistema operativo Android o IOS es capaz de avisar al usuario si no debe aceptar la llamada entrante.

Lee también:

En la ciudad más peligrosa del mundo, Tijuana, atestiguar un crimen es peor que cometerlo

La mayoría de los crímenes en México se cometen con armas estadounidenses, según informe