Esta mujer confesó en la iglesia el pecado de su marido. Ahora exige $10 millones porque el hombre fue condenado

La mujer quiso "expiar pecados" y "traer paz" a su familia, confesando el delito de su marido. Pero la iglesia rompió la confidencialidad que ella esperaba.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una mujer de Oregón reclama ante la justicia una indemnización de casi 10 millones de dólares a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida también como iglesia mormona, a la que acusa de revelar una confesión confidencial que llevó a la detención y condena de su marido por abusos sexuales. 

Kristine Johnson tuvo noticia de que su esposo, Timothy Samuel Johnson, de 47 años, había mantenido “una conducta inapropiada” con un menor al que conocía, según la demanda, citada por el diario Statesman Journal.

En 2016, la mujer y el marido lo revelaron confidencialmente en su iglesia en Stayton, un pueblo de unos 9,000 habitantes a 60 millas al sur de Portland, para “expiar pecados”, según el diario The Oregonian, y “traer la paz a su familia”.

Un año después, el hombre fue arrestado y posteriormente condenado a 15 años de prisión por cuatro cargos de abuso sexual en segundo grado.

Get the noticias newsletter.

Su esposa ha demandando ahora a la iglesia ante el Tribunal de Circuito del Condado de Marion, según informa la cadena CNN. El procedimiento judicial busca una indemnización por 9,5 millones de dólares por pérdidas de ingresos, angustia emocional y la pérdida de la compañía de su esposo. 

Así mismo, acusa a los líderes religiosos de violar la confidencialidad y el “privilegio de sacerdote penitente”. “[El clero] sabía o debería haber sabido que violar la doctrina de la confidencialidad bajo las circunstancias alegadas en esta queja ciertamente dañaría (a su esposa e hijos) económicamente”, ha indicado Bill Brandt, el abogado de la familia.

La organización cristiana asegura que proteger a las víctimas es una de sus prioridades y que su doctrina prevé que sus miembros cumplan con “todas las obligaciones legales” respecto a la colaboración con la justicia. 

Oregon es uno de los 28 estados que incluye específicamente al clero en su lista de informantes obligatorios requeridos para reportar incidentes conocidos o sospechosos de abuso o negligencia infantil. Pero lo que a veces se conoce como un "privilegio del clero penitente" de estilo confesional es una exención a las leyes de informes obligatorios.

“La Iglesia enseña que sus líderes y miembros deben cumplir con todas las obligaciones legales de denunciar el abuso a las autoridades civiles”, ha indicado Erik Hawkins, portavoz de la organización mormona, “estamos agradecidos por los esfuerzos de la policía y los fiscales para investigar y buscar justicia para las víctimas de abuso".

Christine Bartholomew, profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buffalo, dijo al diario The Oregonian que la demanda podría tener consecuencias: “Si tiene éxito, este litigio empujaría a los tribunales y a estas organizaciones religiosas hacia una menor transparencia

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en Salt Lake City, Utah, tiene alrededor de 16.3 millones de fieles en todo el mundo y alrededor de 153,300 miembros y 300 congregaciones, también conocidas como barrios, en Oregón. Las salas están dirigidas por clérigos laicos no remunerados.

Mire también: La evolución de la Iglesia ante casos de abuso sexual