Incendian estatua de Trump con colmillos en Eslovenia. El país natal de Melania tiene una aún más extraña de ella

La estatua de madera, que tenía el fin de alertar sobre los peligros del populismo según su creador, fue incendiada este jueves en Eslovenia.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una estatua de madera que representaba al presidente Donald Trump con colmillos de vampiro fue incendiada este jueves en Eslovenia, el país de nacimiento de su esposa Melania, y donde también hay polémica escultura de ella.

In this photo provided by the municipality of Moravce, wooden sculpture resembling U.S. president Trump is on fire, in Moravce, Slovenia, Thursday, Jan. 9, 2020. The wooden nearly eight-meter high (26 feet) statue mocking U.S. President Donald Trump that was constructed last year, has been destroyed by fire in the homeland of his wife Melania Trump. (Municipality of Moravce via AP)AP / AP

La escultura de Trump arde en Eslovenia/ Foto: AP.

La estructura de madera de casi ocho metros (26 pies) de altura, fue erigida el año pasado en Sela pri Kamniku, una aldea de 144 habitantes, y se convirtió rápidamente en una atracción turística. Pero algunos residentes locales la consideraron fea y fuera de lugar en la frondosa ladera sobre la que se encontraba y prometieron incendiarla el 31 de octubre, Día de Brujas.

Incluso uno estrelló un tractor contra la estatua antes de su finalización y amenazó con incendiarla, según informes de prensa local recogidos por The New York Times en 2019.

La escultura fue trasladada entonces a la cercana localidad de Moravce, donde fue quemada por desconocidos.

El acto "es símbolo de intolerancia hacia proyectos artísticos en nuestra sociedad", dijo Milan Balazic, alcalde de Moravce, y dijo que la policía busca a los vándalos responsables.

La estatua mostraba a Trump con su característico peinado, traje azul, camisa blanca y una larga corbata roja. Su brazo derecho, con el puño cerrado, estaba en alto como el de la Estatua de la Libertad de Nueva York. Un mecanismo interno abría la boca pintada de rojo, de la cual salían colmillos.

El escultor, Tomaz Schlegl, dijo que la obra era una advertencia sobre los peligros del populismo.

"Diseñé la estatua porque la gente ha olvidado lo que representa la Estatua de la Libertad", dijo a Reuters en agosto de 2019. "Quiero alertar a la gente sobre el auge del populismo, y sería difícil encontrar un populista más grande en este mundo que Donald Trump".

"Como todos los populistas, la estatua tiene dos caras", añadió Schlegl. "Uno es humano y agradable, el otro es el de un vampiro".

La estatua de Melania, por ahora a salvo

A unas 44 millas de donde se encontraba la estatua quemada, cerca de Sevnica, el pueblo natal de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, se erige su escultura de estilo rústico, también objeto de controversia. Ha sido comparada con un espantapájaros.

El problema es que la imagen no se parece a la primera dama pues se usó una motosierra para diseñar la cara. El artista local Ales Zupevc –bajo la dirección del estadounidense Brad Downey– pasó las cuchillas sobre la nariz, los ojos y la boca para despojarlos de sus rasgos más finos.

Estatua de Melania Trump/ Foto: AP.

Está pintada de azul para reflejar el vestido y los guantes de cachemir que usó para la toma de posesión de su esposo en 2017. La figura levanta un brazo como si fuera una ola hacia Sevnica, su ciudad natal, a unas cinco millas río arriba

Su imagen fue esculpida sobre el tronco de un árbol con una altura de 9 pies (2.7 metros) y no ha sido amenazada.

Los eslovenos tienen sentimientos encontrados sobre su personalidad más importante, de acuerdo con un reporte de noticias de AP. Muchos esperaban que Melania Trump promoviera el turismo hacia su país natal pero la primera dama estadounidense no suele mencionar el país ni ha regresado a él desde que llegó a la Casa Blanca.