El papa Francisco pide perdón por “perder la paciencia” con una fiel insistente en Nochevieja

La mujer atrajo repentinamente hacia ella a Bergoglio mientras este saludaba a los fieles. Él, molesto, trató de retirarse y después golpeó la mano de la mujer en señal de reprimenda

El papa Francisco se disculpó este miércoles por haber "perdido la paciencia" el día anterior cuando una fiel lo forzó a darle la mano y él le dio un golpe en el antebrazo en el Vaticano.

"Tantas veces perdemos la paciencia. A mí también me ocurre. Me disculpo por el mal ejemplo dado ayer", declaró el pontífice, desde una ventana del palacio apostólico de la plaza de San Pedro del Vaticano, antes de la tradicional oración del Ángelus. 

El episodio se produjo este martes por la noche cuando el papa estuvo saludando a los fieles en la misma plaza. La mujer se encontraba detrás de las barreras de seguridad de la plaza, con otras personas. Cuando el pontífice se acercó al punto en el que estaba, la fiel le atrajo repentinamente hacia ella.

Jorge Bergoglio, molesto, trató de retirarse, y después golpeó la mano de la mujer en señal de reprimenda, mientras sus agentes de seguridad se acercaron en su ayuda, aunque no tuvieron que intervenir. 

En un momento de su comparecencia ante los fieles de este miércoles, Francisco dejó de leer el texto que había sido transmitido a los medios de comunicación previamente, y repitió la frase "la paciencia del amor", haciendo su mea culpa por el ademán molesto de la víspera.

Condena a la violencia que sufren las mujeres

El papa ha oficiado este miércoles la primera misa del año en la basílica de San Pedro del Vaticano. En su homilía, condenó con firmeza la violencia, la humillación y las ofensas que sufren con frecuencia las mujeres.

Después, Bergoglio acudió al palacio apostólico vaticano para rezar el Ángelus junto a los congregados en la Plaza de San Pedro.

Mire también: Papa Francisco dedica su mensaje de Navidad a los conflictos e injusticias del mundo