Corea del Norte anuncia “una nueva arma”. Antes prometió un “regalo de Navidad”. Pero Trump dice: “Le gusto”

"Nos enamoramos", dice Trump sobre Kim Jong Un. Pero el dictador dice que su relación se ha "enfriado". Y ahora anuncia "una nueva arma estratégica", además de su "regalo de Navidad".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha asegurado este miércoles que no ve motivo alguno para seguir congelando su programa nuclear y sus pruebas con misiles de largo alcance, tal y como acordó hacer el año pasado en su negociación con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Además, ha anunciado que pronto presentará al mundo “una nueva arma estratégica”, sobre la que no ha dado detalles. En sus declaraciones, difundidas hoy por los medios estatales norcoreanos, ha dejado abierta sin embargo la puerta a la diplomacia, presionando a Estados Unidos a cambiar sus políticas.

Tal y como informa la cadena NBC, Corea del Norte no lanzó ningún misil ni realizó ninguna prueba atómica en 2018, lo que Trump consideró un éxito de su política de acercamiento al dictador, aunque no está claro que así fuera.

Un año antes, en 2017, Corea del Norte había probado su primer misil intercontinental, supuestamente capaz de volar por el espacio y golpear a Estados Unidos con su arma más potente hasta la fecha, una bomba de hidrógeno.

En septiembre de ese año se produjo el último ensayo nuclear. Trump cambió entonces su retórica, y dejó de ridiculizarle y amenazar con aniquilarle para alabarle como hombre de Estado y decir que se habían “enamorado.

Ahora, sin embargo, Kim considera que las pruebas militares planeados por Estados Unidos y Corea del Sur en noviembre y la imposición de nuevas sanciones “han enfriado” su motivación para congelar su programa militar.

Trump ha pedido al dictador que respete los acuerdos alcanzados en la cumbre de Singapur de junio de 2018, la primera vez en la que se encontraron (otra similar más adelante en Vietnam fracasó).

“Mira, le gusto, nos llevamos bien”, ha dicho el presidente el 31 de diciembre en su residencia de Mar-a-Lago (Florida), “pero firmamos un contrato, él firmó un acuerdo hablando de desnuclearización. Creo que es un hombre de palabra, y vamos a averiguarlo, creo que es un hombre de este mundo”.

Corea del Norte ya había prometido con enviarun regalo de Navidad” a Estados Unidos, en referencia tal vez a una prueba nuclear, aunque Trump dijo este martes: “Sé que están enviando ciertos mensajes sobre regalos navideños, y espero que el suyo sea un bello jarrón, eso es lo me gustaría, un jarrón”.

Expertos citados por NBC, sin embargo, aseguran que Kim no va a abandonar su arsenal atómico, con hasta 40 cabezas nucleares, pues lo considera clave para la supervivencia de su dinastía, que lleva ya 70 años rigiendo este empobrecido país.