Cinco falsedades en los ataques de Trump al voto por correo, que será clave en noviembre por el coronavirus

El presidente arremete contra la votación en ausencia y amenaza con retirar fondos a Michigan y Nevada por buscar expandirlo. Pero millones en Estados Unidos han votado por correo sin problemas desde hace más de un siglo, y uno de ellos es el propio presidente.
/ Source: Telemundo

El presidente, Donald Trump, volvió a atacar al voto por correo en dos tuits este martes, pero esta vez la red social Twitter lo marcó con un mensaje que utiliza para la desinformación y las declaraciones falsas o engañosas que perjudican al público: 

Captura de pantalla

"NO HAY MANERA (¡CERO!) de que las Boletas Por Correo sean menos que sustancialmente fraudulentas. Van a robar buzones, a falsificar papeletas y hasta imprimirlas ilegalmente y firmadas de manera fraudulenta. El Gobernador de California está enviando Boletas a millones de personas, cualquiera que viva en el estado, sin importar quiénes sean o cómo llegaron allí, recibirán una. Luego, los profesionales le van a decir a toda esta gente, mucha de la cual nunca había pensado votar, cómo y por quién votar. Se van a Robar esta Elección. ¡Nunca!"

El presidente ha escrito mensajes de este tipo, con acusaciones y afirmaciones fácilmente verificadas como falsas, casi a diario desde antes de su campaña y durante su presidencia.

En la mañana de este miércoles, Trump volvió a referirse al asunto en Twitter cuando amenazó con regular o incluso cerrar las plataformas de redes sociales porque los republicanos sienten que acallan sus voces.

[Sigue nuestra cobertura de la elección presidencial 2020]

El miércoles pasado amenazó con retener fondos federales a Michigan y Nevada por sus planes de expandir la votación por correo en las elecciones de noviembre. Trump alegó, falsamente, que esto fue hecho “ilegalmente y sin autorización” y sugirió, sin mostrar evidencias, que sería usado para cometer fraude electoral.

Pero este martes, abajo de cada tuit, Twitter añadió un texto que dice, "Conozca los hechos sobre la votación por correo". Los usuarios pueden hacer click en ese mensaje para ver noticias de medios reputables que desmienten las falsedades que ha dicho Trump sobre el voto en ausencia o voto por correo.

Esto es particularmente importante porque varios estados se están preparando para multiplicar hasta 10 veces sus operaciones de voto por correo, dado que hacerlo en persona representa un riesgo de contagio del coronavirus que puede poner la vida en peligro.

En la noche, Trump respondió molesto: "Twitter ahora está interfiriendo en las Elecciones Presidenciales de 2020. Dicen que mi declaración de las Boletas por Correo, que llevará a la corrupción y el fraude masivo, es incorrecta, basada en la verificación de los hechos de las Noticias Falsas de CNN y Amazon Washington Post ... Twitter está sofocando completamente la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, y yo, como Presidente, ¡no permitiré que suceda!"

Un portavoz de Twitter dijo a NBC News el martes que los tuits "contienen información potencialmente engañosa sobre los procesos de votación y han sido etiquetados para proveer contexto adicional sobre las boletas por correo".

El COVID-19 se transmite en su mayoría por gotas de saliva que se expelen al hablar, toser o estornudar. Esas gotas caen en nuestras manos y con ellas tocamos superficies que otros pueden tocar y a su vez llevarse a ojos, nariz o boca. Eso incluye las superficies de las cabinas de votación, bolígrafos o papeletas que pueden tocar cientos o miles de personas en un día de votación.

También los espacios cerrados donde se concentra gente, como recintos de votación, presentan un alto riesgo de contagio, han explicado los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Pero los esfuerzos por expandir la votación por correo han sido respondidos por Trump con advertencias erroneas de que conllevarán más fraude.

1. No se están enviando “boletas para votar por correo”

Trump dijo en un mensaje en la red social Twitter que Michigan está enviando "boletas en ausencia" a 7.7 millones de votantes.

Esto no es cierto: los estados le enviarán por correo a todos los votantes registrados una aplicación para votar en ausencia (también llamado votación por correo): no es que enviarán las boletas de votación en sí.

“Se hizo ilegalmente y sin autorización de una secretaria de Estado insubordinada. ¡Voy a pedir que le retengan los fondos a Michigan si quieren seguir este camino de Fraude Electoral!”, añadió el presidente.

También atacó a Nevada: "Piensan que pueden enviar boletas de votación ilegales por correo, creando un gran escenario de fraude electoral en el estado y en EE.UU. ¡No pueden! Si lo hacen, yo creo que puedo retener fondos al estado. Perdón, pero no deben hacer trampa en las elecciones”.

Trump luego se corrigió, lo que poco habitual, y borró el primer mensaje. Lo reemplazó por otro igual que añadía “aplicaciones de boletas en ausencia”, en vez de solo “boletas en ausencia”. Nunca se retractó ni reconoció la diferencia.

La secretaria de Estado de Michigan le respondió: “¡Hola! También tengo nombre, es Jocelyn Benson. Y enviamos aplicaciones, no boletas. Al igual que mis colegas republicanos en Iowa, Georgia, Nebraska y Virginia Occidental”.

2. No se hizo “ilegalmente y sin autorización”

Tampoco es cierto que la secretaria de Estado de Michigan tomara la decisión por su cuenta, “sin autorización” o de manera ilegal.

Jerelyn Hampton, gerente de procesamiento de boletas, clasifica las boletas de votación por partido para las primarias presidenciales en las elecciones del Condado King en Renton, Washington, el 10 de marzo de 2020. Foto de Jason Redmond / AFP via Getty Images

El 67% de los ciudadanos de ese estado aprobaron que se les enviara esa aplicación o solicitud para votar en ausencia en un referendo en 2018.

Antes de esto, las leyes de Michigan ya permitían votar por correo sin tener que dar una razón para ello (en otros estados sí es obligatorio eso).

3. El voto por correo no conduce a más fraude electoral

“No hay un fraude electoral generalizado por votar por correo, simplemente no es verdad, no hay datos ni evidencia de que lo haya”, explica Amber McReynolds, una de las principales expertas en este tipo de votación y en  elecciones durante un seminario organizado por ProPublica.

En los últimos 20 años, McReynolds y sus colegas han detectado sólo 143 casos de fraude de votación (cuando un votante lo comete).

“Incluso las organizaciones que son citadas usualmente [para apoyar la idea de que hay fraude], como The Heritage Foundation, no tienen ningún tipo de documentación de que exista de manera amplia y arraigada”, agrega McReynolds, quien está al frente del Instituto Vota Desde Casa (Vote at Home Institute) y fue directora de elecciones de Denver (Colorado) por 14 años.

Para McReynolds, los planes de Michigan son algo positivo para los votantes y para fortalecer la democracia y las elecciones en Estados Unidos.

“Es algo que realmente los va a poner en la delantera en términos de prepararse para noviembre, para evaluar lo que los votantes están escogiendo hacer”, dijo, “y creo que es una manera genial de lograr que esta aplicación este disponible para todos los votantes de Michigan, darles esa opción, darles esa información de frente”.

La gente en fila para votar en las primarias presidenciales demócratas en la secundaria Hamilton High School en Milwaukee, Wisconsin, el 7 de abril de 2020. Wisconsin celebró sus primarias a pesar de una cuarentena estatal y de la preocupación de que la elección expusiera a miles de votantes y trabajadores electorales al coronavirus. Funcionarios demócratas habían tratado de posponer las elecciones, pero fueron bloqueados por el tribunal estatal superior. La Corte Suprema de EE.UU. intervino para prohibir una extensión de la votación por correo que hubiera permitido que más personas votaran sin ir a los recintos de votación. Ambas cortes tienen mayorías conservadoras. Kamil Krzaczynski / AFP vía Getty Images

Este tipo de esfuerzos pueden adelantarse al “tsunami de información electoral” que llega a la hora de la elección, asegura McReynolds, porque “ayuda a los oficiales electorales en particular a seguirle el paso a ese volumen [de datos], especialmente cuando se hace temprano".

4. Estas iniciativas no son nuevas ni son únicas

Este es el mismo proceso que llevaron a cabo los secretarios de Estado de Georgia, Iowa, Nebraska y Virginia Occidental.

“No estoy segura de por qué Michigan fue atacado de esta manera cuando ha habido otros que han estado haciendo esto”, dice McReynolds. “Sí es extraño que fueran sólo las secretarias de Estado de Nevada y Michigan... ambas son mujeres, los otros todos son hombres, quizás sea por eso”, añadió entre risas, “pero ellas fueron extrañamente señaladas”.

Trump tiene un apoyo sólido en Georgia, Iowa, Nebraska y Virginia Occidental, pero Michigan se considera un estado péndulo (swing state, en inglés), dividido entre republicanos y demócratas. Son esos territorios donde los candidatos suelen invertir más atención, tiempo y dinero.

5. Millones votan por correo sin problema desde hace un siglo. Trump es uno de ellos

La votación por correo ha sido legal en Estados Unidos desde hace más de un siglo, cuando se le permitió a los soldados durante la Guerra Civil hacerlo desde los campos de batalla. Desde 1860, cada vez más estados facilitan una práctica que sirve también a los estadounidenses en el extranjero.

[La votación por correo y otros desafíos de elegir un presidente en un año de pandemia]

Trump votó por correo en las primarias presidenciales republicanas de Florida este año, y lo hizo también en Nueva York en los comicios para la alcaldía en 2017 y en las elecciones de medio mandato de 2018.

No es la primera vez que Trump hace falsas acusaciones de fraude electoral

Trump ha impulsado desde hace años teorías conspirativas sobre fraude electoral sin aportar pruebas. Sobre las elecciones que le llevaron a la Casa Blanca en 2016, dijo que tres millones de inmigrantes indocumentados votaron por su rival demócrata, Hillary Clinton, en California. 

 Trump ganó la mayoría de los votos del colegio electoral, pero Clinton ganó la mayoría del voto popular, con una ventaja precisamente de tres millones de votos. El presidente creó una comisión para investigar este presunto fraude, que se cerró rápidamente sin encontrar evidencia alguna; las autoridades estatales y judiciales tampoco han hallado pruebas de fraude masivo.

 Parte de un conflicto partidista

Trump ha criticado en numerosas ocasiones a la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer. El estado se ha convertido en el campo de batalla político además por su respuesta a la pandemia.

Cientos de manifestantes, algunos armados con rifles de asalto, han protestado incluso dentro del capitolio estatal contra las medidas para prevenir el contagio del COVID-19, que, como en la mayoría del país incluyen el cierre de negocios no esenciales. Whitmer ha recibido tantas amenazas creíbles de muerte que han limitado las protestas en el capitolio.

Las últimas encuestas muestran a Joe Biden, el contrincante demócrata de Trump, ganándole por 5.5 puntos en Michigan, según Real Clear Politics.

Con información de NBC News y Real Clear Politics,

Lea también:

La votación por correo y otros desafíos de elegir un presidente en un año de pandemia

Qué sucede si Trump y Pence se contagian de coronavirus y no pueden gobernar: su gran rival asumiría la presidencia