Las 10 peores mentiras del presidente Trump en 2019 (y una que se hizo realidad)

Sobre todo después de que comenzara su juicio político, Trump desató un torrente de declaraciones sin fundamento sobre sus relaciones con Ucrania.

El presidente, Donald Trump, expuso al público en 2019 a una cantidad vertiginosa de afirmaciones erróneas, declaraciones engañosas y, en varios casos, a mentiras (15,413 declaraciones falsas o engañosas en 1,055 días, según la cuenta de The Washington Post). La más importante de estas para su legado fue el torrente de falsedades sobre sus relaciones con Ucrania, que llevaron a que se iniciara un proceso de impeachment o juicio político en su contra.

Desde que Trump estalló en el escenario político nacional hace más de cuatro años con la afirmación falsa de que México estaba enviando criminales a Estados Unidos, el presidente con frecuencia ha usado falsedades para atacar a sus rivales y exagerar su popularidad y sus éxitos.

Nosotros verificamos lo que él dice, repetidamente, porque esto guía la política de EE.UU. en todo, desde el comercio hasta la inmigración.

Este año, el presidente promovió teorías de conspiración sobre Ucrania y otras afirmaciones imprecisas y engañosas sobre cómo funcionan los aranceles en un intento por darle la vuelta a su guerra comercial con China como si fuera una victoria, incluso cuando los datos muestran que los estadounidenses, incluyendo los agricultores, están pagando el precio por ello.

Otras falsedades menos graves, pero no por eso menos falsas, también aparecieron en los titulares.

Aquí te contamos de las 10 peores afirmaciones engañosas, falsas o sin fundamento que Trump hizo este año, y cuáles son los hechos al respecto. Además, incluimos una afirmación repetida que finalmente, en octubre, se hizo realidad.

Falsedad 1: Ucrania interfirió en las elecciones de 2016

 Video: Aumentan los acusados por injerencia rusa en elecciones de 2016

Esta afirmación es falsa, según la evaluación unánime de la comunidad de inteligencia de EE.UU. y según el ex fiscal especial Robert Mueller, quien pasó dos años investigando los esfuerzos de Rusia por interferir en las elecciones estadounidenses.

El gobierno ruso, no Ucrania, interfirió en las elecciones de 2016 "de manera radical y sistemática", concluyó el reporte de Mueller, y Rusia trabajó para impulsar la campaña de Trump y perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton.

Aún así, tanto en comentarios privados como públicos, así como en la llamada crucial del 25 de julio con el nuevo presidente de Ucrania, Trump presionó repetidamente o hizo referencia a una teoría de conspiración de que Ucrania y los demócratas inculparon injustamente a Rusia por la intromisión electoral, para desacreditar su presidencia.

En la ya famosa llamada de julio con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy, la misma llamada en la que Trump le pidió investigar al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter, Trump le dio vueltas a esa teoría conspirativa.

Habló sobre "toda esta situación con Ucrania", "servidores de computadoras demócratas y CrowdStrike" (la firma privada de ciberseguridad que contrató el Comité Nacional Demócrata para investigar un hackeo que el FBI concluyó fue un plan de hackear y descargar información diseñado por Moscú, parte de una campaña mayor de influencia y propaganda pro-Trump.

"El servidor, dicen que Ucrania lo tiene", dijo Trump, según un registro de la llamada de la Casa Blanca. "Me gustaría que llegaras al fondo de eso", continuó. "Dicen que mucho comenzó con Ucrania".

Más tarde, Trump le sugirió a los periodistas que los emails de Clinton podrían estar en Ucrania.

De hecho, no hay evidencia de que Ucrania haya realizado ningún tipo de esfuerzo de interferencia electoral. Ucrania no alberga un servidor demócrata, y los correos electrónicos de Clinton tampoco se esconden allí. Los miembros de la propia administración de Trump, como el ex secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Tom Bossert, dijeron que intentaron decirle a Trump que esto no era cierto.

La conspiración, que se publicó por primera vez en un chat de extrema derecha, 4chan, en marzo de 2017, parece ser parte del esfuerzo más amplio de Trump por desacreditar la investigación de Mueller y socavar la idea de que un gobierno extranjero le ayudó a ser elegido.

La fascinación infundada de Trump con Ucrania es una parte integral de las falsas afirmaciones que ha hecho sobre Biden, quien se está postulando para desafiarlo en las elecciones de 2020.

La obsesión del presidente con Ucrania por lo tanto tuvo un papel protagónico en la investigación del juicio político que lanzó la Cámara de Representantes sobre si Trump abusó del poder de su oficina al intentar presionar a un aliado vulnerable para que anunciara investigaciones sobre los Biden y sobre demócratas, lo cual podría impulsar sus esfuerzos por ser reelegido.

Durante las semanas de audiencias y testimonios en el transcurso de la investigación del impeachment, miembros del Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y la propia administración de Trump declararon bajo juramento una y otra vez que fue Rusia, y no Ucrania ni el exvicepresidente, quienes cometieron ilegalidades.

La experta en Rusia exfuncionaria del gobierno de Trump, Fiona Hill, dijo que la idea de que Ucrania influyó en las elecciones de 2016 era una "narrativa ficticia" promovida por los servicios de inteligencia rusos, y reprendió a los republicanos de la Cámara de Representantes por usarla para defender al presidente contra el impeachment.

Trump y los miembros del Partido Republicano dicen que las acciones que su gobierno tomó hacia Ucrania no fueron motivadas por intereses políticos o personales, sino por una preocupación legítima por la corrupción en el país, incluyendo la supuesta interferencia electoral ucraniana.

"En el curso de esta investigación, les pediría que por favor no promuevan falsedades con motivaciones políticas que claramente promueven los intereses rusos", dijo Hill en su declaración al Congreso. "Me niego a ser parte de un esfuerzo por legitimar una narrativa alternativa de que el gobierno ucraniano es un adversario estadounidense y de que Ucrania, no Rusia, nos atacó en 2016".

Falsedad 2: Biden actúo de manera corrupta como vicepresidente para beneficiar a su hijo

 Video: Trump admite que habló de Biden con el presidente de Ucrania

Trump dice que habló con el presidente de Ucrania sobre su rival político Biden, en la llamada al centro de la denuncia secreta que desató el juicio político, por una razón: su deseo de erradicar la corrupción.

El exvicepresidente, según Trump, ejerció su influencia para beneficiar el trabajo en el sector privado de su hijo Hunter en Ucrania.

En mayo, Trump dijo que Biden despidió indebidamente a un fiscal ucraniano, un reclamo que repitió en la llamada de julio con Zelenskiy. Más tarde, Trump dijo además que ese despido fue para proteger a Hunter Biden, quien servía en la junta directiva de una compañía de energía ucraniana en ese momento.

Pero a pesar de las continuas afirmaciones de Trump, no hay evidencia de que Biden haya cometido irregularidades. La eliminación de ese fiscal ucraniano era una política de EE.UU. bajo la administración del expresidente Barack Obama.

Aunque los funcionarios del gobierno de Obama expresaron su preocupación en ese momento sobre la apariencia de un conflicto de intereses que el trabajo de Hunter Biden planteaba para el vicepresidente, estos funcionarios declararon bajo juramento, como parte de la investigación de juicio político a Trump, que no había evidencia de que el propio Biden hubiera trabajado para otra cosa que no fuera promulgar las políticas de EE.UU.

Falsedad 3: El informante secreto hizo "declaraciones falsas" en su denuncia

Video: Serie de correos electrónicos confirman que la orden de retener la ayuda a Ucrania salió de la Casa Blanca

En septiembre, se supo que una persona anónima de la comunidad de servicios de inteligencia estadounidenses había presentado una denuncia formal (whistleblower complaint, en inglés) sobre las relaciones del presidente con Ucrania, incluyendo la llamada de julio con Zelenskiy, y que la administración Trump estaba impidiendo que esa queja llegara al Congreso.

A finales de mes, el Congreso obtuvo la denuncia de nueve páginas del whistleblower anónimo o anónima. El o la autora escribió que presentó esta queja porque creía que Trump estaba "usando el poder de su oficina para solicitar la interferencia de un país extranjero" en las elecciones de 2020, y detalló presuntas acciones del presidente y otros funcionarios del gobierno para presionar a Ucrania a abrir investigaciones que eran políticamente ventajosas para ellos.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el 26 de septiembre, hizo pública una versión desclasificada de esta denuncia, parte de la investigación preliminar del juicio político.

Luego, Trump hizo varias declaraciones engañosas sobre esa denuncia, acusando al o a la informante de hacer alegaciones falsas.

“Obtuvo su información, supongo, de segunda o tercera mano. Escribió algo que era una ficción total", dijo Trump en octubre.

"El denunciante hizo declaraciones falsas", dijo Trump en otra ocasión días más tarde. "Demasiadooo mal", escribió luego en un tuit en noviembre.

No hay evidencia que respalde esto; más bien, la evidencia disponible apoya lo que dijo el o la denunciante. Las acciones y conversaciones descritas en la queja han sido corroboradas en gran medida, tanto por el registro de la llamada de Zelenskiy que publicó la Casa Blanca, como por el testimonio jurado de los asesores de Trump, según muestra un exhaustivo informe de NPR, la Radio Pública Nacional.

De hecho, el o la informante usó información de primera y segunda mano en la denuncia, según la Oficina del Inspector General de la Comunidad de Inteligencia. Michael Horowitz, el inspector general, señaló que esta es una práctica aceptable en este tipo de denuncia (whistleblower complaint, en inglés).

Falsedad 4: El Artículo II de la Constitución me deja “hacer lo que yo quiera”

La representante Madeleine Dean, demócrata por Pennsylvania, sostiene una copia de la Constitución de Estados Unidos en una audiencia sobre los cargos de juicio político contra Trump, en el Capitolio el 12 de diciembre de 2019 en Washington, DC. Foto de Sarah Silbiger / Getty ImagesFoto de Sarah Silbiger / Getty Images / Foto de Sarah Silbiger / Getty Images

La representante Madeleine Dean, demócrata por Pennsylvania, sostiene una copia de la Constitución de Estados Unidos en una audiencia sobre los cargos de juicio político contra Trump, en el Capitolio el 12 de diciembre de 2019 en Washington, DC. Foto de Sarah Silbiger / Getty Images

"El Artículo II me deja hacer lo que yo quiera", le dijo Trump a ABC News en junio.

"Tengo el Artículo II, donde tengo el derecho de hacer lo que yo quiera como presidente", dijo en Washington en julio.

¿Qué dice realmente el Artículo II de la Constitución? Este establece el poder ejecutivo y describe el poder de la presidencia. Le otorga mucho poder al presidente, pero no dice que puede hacer lo que quiera, sin restricciones.

Además, el Artículo II también describe el juicio político como un recurso para un presidente problemático: "El Presidente, el Vicepresidente y todos los Oficiales Civiles de Estados Unidos, serán removidos de su Oficina a través de un juicio político y una condena por Traición, Soborno, u otros delitos graves y menores".

Falsedad 5: Estamos "clavando a China con impuestos" con los aranceles

Video: La guerra comercial EEUU-China pesará en el bolso de todos

"Ustedes no están pagando por esos aranceles. China está pagando esos aranceles", le dijo el presidente a una multitud de Ohio en agosto. "Hasta que haya un acuerdo, estaremos poniéndole aranceles a China".

Trump usó repetidamente un malentendido fundamental sobre cómo funcionan los aranceles para defender la política comercial de EE.UU., y le dijo repetidamente a los votantes que el país estaba usando esos aranceles para sacar provecho de la riqueza de otros países.

Economistas y expertos le dijeron a NBC News que esto es falso. Los consumidores que compran productos extranjeros son los que pagan extra por esos aranceles. En agosto, J.P. Morgan estimó que el costo de estos gravámenes en promedio para las familias estadounidenses era de más de 1,000 dólares.

Falsedad 6: El informe de Mueller "exoneró totalmente" a Trump

Video: Robert Mueller revela por qué decidió no culpar ni exonerar a Trump

"Exoneración completa y total", escribió Trump en un tuit en marzo después de que se publicó el informe de Mueller. Es una afirmación imprecisa y engañosa que repite a menudo.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, demócrata de Nueva York, le preguntó al ex fiscal especial Mueller sobre este reclamo durante su audiencia frente al Congreso:

"¿Usted sí exoneró totalmente al presidente?"

"No", dijo Mueller.

El reporte de Mueller también fue claro al respecto: "Si tuviéramos confianza tras una investigación exhaustiva de los hechos de que el presidente claramente no cometió obstrucción a la justicia, así lo declararíamos", dice el informe. "Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera".

Falsedad 7: Dónde se esperaba que golpeara el huracán Dorian

El presidente Trump hace referencia a un mapa del huracán Dorian en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 4 de septiembre de 2019 en Washington, DC. El mapa era un pronóstico del 29 de agosto y parece haber sido alterado con un marcador negro para extender el alcance del huracán e incluir a Alabama. Foto de Chip Somodevilla / Getty Images

En septiembre, el presidente fue criticado por tuitear que se esperaba que el huracán Dorian golpeara el estado de Alabama, a pesar de que la gran mayoría de los pronósticos dijeron que no sería así, según una revisión de The Associated Press.

El Servicio Meteorológico Nacional en Birmingham, Alabama, tuiteó que Dorian no afectaría al estado. El presidente continuó insistiendo que él tenía razón, incluso aparentemente alterando un mapa con un marcador negro, tergiversando así información oficial científica del Estado para que reflejara su propia opinión.

Aunque la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) ofrecería más tarde una declaración de un portavoz no identificado diciendo que el presidente tuvo razón en ese momento específico, el público y los expertos continúan dudando.

Falsedad 8: Los molinos de viento causan cáncer

Un arcoíris detrás de las turbinas eólicas en el Paso de San Gorgonio en 2002, cerca de Palm Springs, California. Foto de David McNew / Getty Images

El presidente ha abogado repetidamente contra la energía eólica (de viento) de una manera que ha dejado perplejos a los científicos y a los periodistas. En abril, dijo que el ruido de los molinos de viento causa cáncer y es un "cementerio" para las aves. "Matan a todas las aves", dijo en agosto. En diciembre lo dijo de nuevo.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer ha rechazado categóricamente esa afirmación de que los molinos de viento o su sonido causan cáncer. Las turbinas eólicas matan pájaros, pero los gatos comunes y las torres de comunicaciones matan significativamente muchas más aves que los molinos.

Falsedad 9: Ahora hay que soltar el agua del inodoro 10 a 15 veces

El presidente Trump en la Casa Blanca en Washington, DC. Foto de Win McNamee / Getty Images / Foto de Win McNamee / Getty Images

El presidente Trump en la Casa Blanca en Washington, DC. Foto de Win McNamee / Getty Images

"Las personas están soltando el agua de los inodoros 10 veces, 15 veces, en lugar de una sola vez. Terminan usando más agua. Por lo tanto, la EPA (Agencia de Protección Ambiental) está analizando eso muy fuertemente, gracias a mi sugerencia", dijo Trump en diciembre.

Las restricciones para la conservación del agua son ley desde la década de 1990 y dictan la cantidad de agua que usan los inodoros, pero no hay ninguna evidencia de que los inodoros de bajo flujo estén haciendo que nadie tenga que descargar el agua más de 10 veces.

Trump dice que ordenó una revisión de este protocolo, pero eso no es verdad: la revisión fue ordenada por una ley de 2018, reportó la publicación Vox.

Falsedad 10: Marte y la Luna

Un autorretrato del robot Curiosity de la NASA en junio de 2018. Cortesía NASA / JPL-Caltech / Cortesía NASA / JPL-Caltech

Un autorretrato del robot Curiosity de la NASA en junio de 2018. Cortesía NASA / JPL-Caltech

"Iremos a Marte muy pronto", dijo Trump en mayo durante una conferencia de prensa con el presidente de Japón.

Ese estimado de tiempo es bastante impreciso. No habrá ni estadounidenses ni nadie más en Marte por al menos una década más, reportó The Associated Press, y agregó que las agencias espaciales internacionales aspiran a llegar a Marte, por temprano, en la década de 2030.

El mes siguiente, Trump siguió alardeando y criticando las ambiciones estadounidenses en el espacio en un tuit.

La NASA "debería centrarse en las cosas mucho más grandes que estamos haciendo, como Marte (de lo que la Luna es parte), Defensa y Ciencia", tuiteó Trump en junio.

Este tuit, redactado de manera confusa y que fue sujeto de burlas en redes, sugiere que la Luna es parte de Marte, y definitivamente no lo es. Trump podría haberse estado refiriendo al programa "De la Luna a Marte" de la NASA que busca establcer una presencia humana en la Luna como parte de su esfuerzo mayor por llegar a Marte y más allá, pero vale la pena señalar que la Luna es el satélite natural de la Tierra.

Extra: Se está construyendo el muro

Video: Se dificulta la construcción del muro fonterizo para Donald Trump

"El muro todavía, obviamente, tiene mucho camino por recorrer, pero lo estamos construyendo a una velocidad vertiginosa", dijo Trump en septiembre.

Trump lleva años acreditándose la construcción de un nuevo muro fronterizo. Esta fue la mayor falsedad de 2018, y la aseveración continuó siendo falsa cuando la dijo varias veces este año.

Pero a finales de octubre, según informa The New York Times, el gobierno de Trump finalmente comenzó un nuevo tramo de muro en Texas. Antes, la construcción de la que Trump se jactaba era en realidad el reemplazo de secciones viejas, no secciones de barrera fronteriza nuevas.

No es el muro de concreto Trump usó para hacer campaña, México no lo está pagando, ni se está construyendo en Colorado, como afirmó Trump en octubre, ya que este estado ni siquiera limita con México. Pero es, por fin, un nuevo tramo de barrera fronteriza por el que el presidente puede llevarse el crédito.

Lee también:

El informe Mueller contra Trump: lo que de verdad dice la investigación de la trama rusa

Fue aprobado el juicio político a Trump. ¿Ahora qué sigue?