Estados Unidos ataca en Siria e Irak mientras sigue la incertidumbre sobre una tregua con los talibanes en Afganistán

El Pentágono informó que lanzó ataques contra objetivos de la milicis Hezbolá, después de que un contratista estadounidense murió el pasado viernes en un ataque con cohetes contra una base militar del norte de Irak. 

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Pentágono informó este domingo que lanzó ataques en Siria e Irak contra objetivos de la milicia supuestamente pro-iraní Kataeb Hezbolá de Irak, después de que un contratista estadounidense murió el pasado viernes en un ataque con cohetes contra una base militar del norte de Irak. 

Mientras tanto, The Associated Press reportó que los talibanes aceptaron un alto al fuego en Afganistán, un escenario que abriría la posibilidad de firmar un acuerdo de paz con Estados Unidos, lo que permitiría a Washington retirar sus tropas desplegadas en Afganistán y terminar su compromiso militar de 18 años en ese país.

Los talibanes desmintieron este lunes en un comunicado que esté prevista una tregua, según AFP.  

Ataques estadounidenses contra objetivos de Hezbolá

Estados Unidos informó que sus fuerzas aéreas bombardearon cinco bases de la milicia islamista Kataeb Hezbolá en Irak y Siria, dos días después de la muerte de un contratista estadounidense en el norte de Irak. 

Washington culpa a esta milicia a la que considera filo-iraní del bombardeo que provocó esa baja. Las autoridades dijeron que los atacantes dispararon hasta 30 cohetes en el asalto.

El Departamento de Defensa aseguró que Estados Unidos golpeó tres de los sitios de la milicia en Irak y dos en Siria, incluidos los depósitos de armas y las bases de comando y control de la milicia.

Los bombardeos realizados "en respuesta a los repetidos ataques de Kataeb Hezbolá (KH) contra bases iraquíes que acogen a las fuerzas de la operación Resolución Inherente (contra el grupo yihadista Estado Islámico) (...) debilitarán la capacidad de KH para perpetrar ataques contra las fuerzas de la coalición", declaró este domingo el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, en un comunicado. 

Militares iraquíes desplegados este domingo, mientras sube la tensión en el área. AP / AP

Militares iraquíes desplegados este domingo, mientras crece la tensión en el área. Crédito: AP

Poco tiempo después, en concreto en la noche de este domingo, cuatro cohetes cayeron cerca de una base militar estadounidense al norte de Bagdad, indicó un responsable de los servicios de seguridad. 

"Cuatro misiles Katiusha cayeron esta noche (del domingo) cerca de la inmensa base militar iraquí de Taji, al norte de Bagdad, que alberga a soldados estadounidenses, sin causar ninguna víctima", indicó un responsable de las fuerzas de seguridad que prefirió no ser citado.

Kataeb Hezbolá, la milicia respaldada por Irán, dijo este lunes que el saldo de muertos por los ataques estadounidenses en Irak y Siria contra sus milicianos subió a 25, y juró vengarse por la “agresión de los cuervos malvados americanos”.

Estados Unidos mantiene unos 5,000 soldados en Irak. Están allí basados ​​en una invitación del gobierno iraquí para ayudar y entrenar en la lucha contra el grupo Estado Islámico.

El ataque de la milicia y el contraataque de Estados Unidos se producen cuando los meses de agitación política agitan a Irak. Cerca de 600 personas han muerto en protestas antigubernamentales en los últimos meses, la mayoría de ellos manifestantes asesinados por las fuerzas de seguridad iraquíes.

Negociaciones en Afganistán

La administración del presidente, Donald Trump, quiere que cualquier acuerdo incluya una promesa de los talibanes de que Afganistán no será utilizado como base por grupos terroristas. Actualmente, Estados Unidos mantiene en Afganistán a alrededor de 12,000 soldados.

Miembros de este grupo militar aseguraron a AP que el consejo gobernante de los talibanes acordó un alto el fuego temporal, sin especificar cuándo empezará.

El jefe talibán debe aprobar la decisión de alto el fuego, pero se espera que no haya problemas, agrega AP. Según esta agencia, la tregua podría durar diez días. 

Cuatro miembros del equipo de negociación talibán se reunieron durante una semana con el consejo de gobierno antes de acordar el breve cese del fuego. El equipo negociador regresó el domingo a Qatar, donde los talibanes mantienen su base política, y donde el enviado especial de paz de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, ha estado manteniendo conversaciones con la milicia religiosa desde septiembre de 2018.

"En los últimos días, algunos medios de prensa han publicado informaciones falsas sobre un alto el fuego (...). El hecho es que el Emirato Islámico de Afganistán no tiene planes de alto el fuego", afirmaron este lunes los talibanes en un comunicado.

Las conversaciones se suspendieron en septiembre cuando ambas partes parecían estar a punto de firmar un pacto de paz. Un aumento de la violencia en la capital, Kabul, provocó la muerte de un soldado estadounidense, lo que llevó a Trump a declarar el acuerdo "muerto". 

Las conversaciones se reanudaron después de que el presidente hizo una visita sorpresa a Afganistán a finales de noviembre anunciando que los talibanes estaban listos para hablar y aceptar una reducción de la violencia. 

RELACIONADAS

Trump visita a las tropas en Afganistán y anuncia nuevas negociaciones de paz con los talibanes