Mujer de 26 años detenida por tratar de robar un millón de dólares a su esposo anciano

Lin Helena Halfon intentó cobrar un cheque en un banco de Tampa (Florida) el mes pasado, alegando que iba a usar el dinero para comprar un yate en Miami con su esposo Richard Rappaport, según las autoridades.

Una joven de Tampa, Florida, fue arrestada la semana pasada y enfrenta cargos por lavado de dinero, fraude organizado y explotación de una persona mayor, luego de que intentara cobrar un cheque de un millón de dólares a nombre de su esposo anciano en noviembre. 

Lin Helena Halfon, de 26 años, dijo a los empleados del banco Tampa Amscot que iba a usar el dinero para comprar un yate en Miami con su esposo, el empresario de Tampa de 77 años Richard Rappaport, según muestran los registros judiciales. Como el hombre no estaba presente, los empleados rechazaron entregarle el dinero. También hicieron lo mismo con otros tres cheques que Halfon trajo ese día.

Los intentos de la joven, que aparecieron por primera vez en el Tampa Bay Times, provocaron una investigación criminal que resultó en su detención, con una fianza fijada en un millón de dólares, según muestran los registros de la cárcel del condado de Hillsborough. Durante su primera comparecencia ante el tribunal este lunes, la joven se declaró incocente de todos los cargos.

Cuando los investigadores del Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida y el Departamento de Policía de Tampa lo contactaron por primera vez acerca de los controles, Rappaport dijo que quería darle a su esposa el beneficio de la duda, según una declaración jurada. El hombre eijo que no quería que fuera deportada a Israel, su país natal.

Pero luego pasó un mes y Halfon no solo no había devuelto los cheques, dos de ellos por un total de US$666,666 dólares habían sido cobrados en una ciudad a más de mil millas de distancia (1,609 kilómetros). Cuando los investigadores le preguntaron el pasado 10 de diciembre si sentía que era víctima de fraude y robo, Rappaport admitió que sí.

Rappaport es presidente de Panther Medical, una compañía con sede en Tampa que distribuye aparatos ortopédicos, dispositivos de electroterapia y otros equipos médicos. No está claro dónde conoció a su esposa, pero según la licencia de matrimonio este tuvo lugar el pasado 21 de agosto. 

Cuando los investigadores comenzaron a hacer preguntas el mes pasado, Dayna Titus, hija del empresario, dijo que ni ella ni ninguna otra persona de la familia sabían que su padre se había casado. "Titus creía que Halfon estaba engañando a Rappaport debido a su edad", escribió la agente especial Victoria Morris en la declaración jurada.

Cuando los empleados de Amscot se negaron a cobrar el cheque de Wells Fargo de un millón el pasado 7 de noviembre, Halfon ofreció pagarle a la compañía  US$100,000 para realizar la transacción, más del doble de la tarifa estándar de la compañía.

Cuando le fue denegada la operación, regresó unas horas más tarde con tres cheques, cada uno por valor de US$333,333. Los empleados de Amscot nuevamente se negaron a cobrar los cheques, pero hicieron copias de ellos y del pasaporte israelí de Halfon, que la joven utilizó como identificación, junto con una visa estadounidense. Cuando se le preguntó sobre el paradero de Rappaport, Halfon dijo que estaba fuera del país. Fue entonces cuando un empleado del banco contactó a las autoridades.

"Necesito efectivo"

El pasado 12 de noviembre, los investigadores visitaron a Halfon en su departamento, que según la declaración jurada es diferente a la residencia de Rappaport. Halfon les dijo que envió los cheques en un paquete a su hermana en Israel para esconderlos después de que ella y Rappaport tuvieran una pelea. Dijo que la familia de su marido le había estado presionando para que no le diera dinero y que le pediría a su hermana que le devolviera los cheques. "Halfon informó además que ella no trabajaba, y Rappaport paga todos sus gastos, como una pareja casada normal", según la declaración jurada.

Unos 20 minutos después de que los investigadores salieran del departamento de Halfon, uno de ellos recibió una llamada de Rappaport. "Declaró que apreciaba la diligencia de los investigadores, pero que Halfon iba a devolverle los cheques", según la declaración jurada. "Rappaport declaró que no quería que Halfon fuera molestada o deportada", añade.

El 22 de noviembre, un hombre con una dirección de Orlando cobró uno de los cheques de 333,333 dólares en un negocio llamado CheckPros en Carteret, Nueva Jersey. Cinco días después, el mismo hombre cobró un segundo cheque por la misma cantidad en el mismo lugar.

El Tampa Bay Times no publica el nombre del hombre porque no está claro si fue acusado en el caso. Citando una investigación activa, la portavoz del Departamento de Aplicación de la Ley de Florida, Jessica Cary, dijo que el su oficina no puede responder ninguna pregunta sobre el caso.

Contactado por un investigador el 6 de diciembre, Rappaport dijo que había hecho arreglos con Halfon para recuperar los cheques la semana siguiente y confirmó que nunca había firmado ninguno de los tres cheques. Al día siguiente, los investigadores obtuvieron un documento que ordenaba a Wells Fargo congelar el tercer cheque.

El 10 de diciembre, los investigadores se reunieron con un gerente de sucursal de Amscot que les dijo que un hombre no identificado llamó tres días antes para preguntar si la compañía podría cobrar un cheque de caja de un millón de dólares. El hombre, a quien el gerente describió como joven y extrovertido, dijo que su esposa traería el cheque a Amscot. Halfon apareció con el cheque una hora después. El gerente dijo que le preguntó a Halfon por qué no hizo una transferencia bancaria y Halfon respondió que habría un retraso en el cheque y que necesitaba efectivo.

Los investigadores se reunieron con Rappaport nuevamente el 10 de diciembre. Dijo que Halfon le dijo que un amigo traía los cheques de regreso de Israel pero que aterrizaba en Boston, por lo que Halfon volaba a Nueva York el 15 de diciembre. Nunca llamó a Amscot. Morris le preguntó a Rappaport si sentía que era víctima de fraude y robo, y él dijo que sí.

Al día siguiente, el 11 de diciembre, los investigadores se enteraron de que la joven había cambiado sus planes y había volado a Nueva York esa mañana. Morris obtuvo la orden de arresto dos días después, y la policía la detuvo el 16 de diciembre en el Aeropuerto Internacional de Tampa (Florida). La dirección de su casa que figura en el registro de la cárcel es un condominio que Rappaport posee en una torre en Bayshore Boulevard.

Halfon ha contratado al abogado de Tampa Todd Foster. "Existe un matrimonio válido entre esta pareja y esperamos presentar hechos adicionales para aclarar esta situación", afirmó Foster.

RELACIONADAS:

Una adolescente es arrestada tras robar un avión en California

Un millonario cae en desgracia y sus empleados cuentan la verdadera historia de su ‘isla de la pedofilia’