Fue aprobado el juicio político a Trump. ¿Ahora qué sigue?

Te explicamos los siguientes pasos en el proceso del ‘impeachment’ y cómo funcionará el juicio contra el presidente.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Con la histórica votación que aprobó este miércoles, el juicio político contra el presidente, Donald Trump, el proceso a penas está comenzando.

Es importante primero que todo entender que un ‘impeachment’ es la imputación de acusaciones formales a un presidente, lo cual puede llevar o no a su destitución.

Para que un presidente sea destituido, falta que se le encuentre culpable en un juicio político.

Entrevista completa con congresistas latinas: "Lo más importante es proteger el futuro de la democracia"

¿Cómo funciona ese juicio?

El proceso ocurre en el Senado, e igual que en un juicio, hay un juez, una defensa, una fiscalía y un jurado.

El presidente de la Corte Suprema (Chief Justice), en este caso John Roberts, opera como el Juez del caso.

Un grupo de congresistas asignados de la Cámara de Representantes actúan como la Fiscalía, la parte que acusa al presidente de algún crimen.

El equipo legal de la Casa Blanca sería la Defensa.

El Senado actúa como el Jurado, quienes decidirán si el presidente es culpable o no.

Por eso último es que el veredicto ya está de cierta manera casi garantizado: el Senado está controlado por una mayoría republicana, y su liderazgo, Mitch McConnell, dijo que planean no condenarlo y de hecho planean coordinar con la defensa, es decir, con el equipo legal de la Casa Blanca.

Solo dos presidentes han atravesado por el proceso de juicio político: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1999.

El republicano Richard Nixon notoriamente renunció a su cargo antes de que la Cámara de Representantes votara para aprobar los cargos en su contra, similares a los que recibió Trump: obstrucción a la justicia, abuso de poder y desacato al Congreso.

Los expresidentes que han pasado por un juicio político: Andrew Johnson, en 1868, y Bill Clinton, en 1999. Richard Nixon, derecha, renunció en 1974 antes de que la Cámara de Representantes votara para iniciar el proceso. Keystone/Getty Images / Keystone/National Archives/Newsmakers/Getty Images

Los expresidentes que han pasado por un juicio político: Andrew Johnson, en 1868, y Bill Clinton, en 1999. Richard Nixon, derecha, renunció en 1974 antes de que la Cámara de Representantes votara para iniciar el proceso. 

¿Qué se necesita definir para que haya un juicio?

1. Los testigos. Tienen que definir quiénes darán su testimonio en este juicio. Los demócratas quieren que se presenten Mick Mulvaney, el jefe de gabinete interino y director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, al igual que John Bolton, el ex asesor de Seguridad Nacional.

Los republicanos no quieren que esos testigos se presenten; en cambio quieren que testifique el presidente del comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam Schiff, uno de los principales impulsores del ‘impeachment’, y Hunter Biden, el hijo del exvicepresidente Joe Biden.

Algunos republicanos incluso no quieren que haya ningún testigo.

Para que ocurra el juicio ambas partes deben ponerse de acuerdo, y McConnell y Chuck Schumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado han estado dialogando para lograrlo. Es poco decir que llegar a un acuerdo ha sido difícil.

2. La fecha del juicio. Todos los pronósticos por ahora apuntan a que empiece tan pronto como la primera semana de enero.

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer en el Capitolio en octubre de 2019 en Washington DC. Erin Schaff-Pool / Getty Images / Erin Schaff-Pool / Getty Images

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer en el Capitolio en octubre de 2019 en Washington DC. Crédito: Getty Images

¿Qué se espera del resultado?

No se esperan sorpresas y la probabilidad es mínima de que los republicanos del Senado condenen a Trump.

Se necesitan dos tercios de los votos en el Senado para poder sacar a un presidente de la Casa Blanca: actualmente los republicanos tienen más de la mitad, 53 de un total de 100. La mayoría, sino todos, de esos senadores republicanos ya anunciaron que se van a alinear con el partido para defender al presidente Trump.

Por eso, es casi imposible que este juicio saque a Trump de la Casa Blanca.

¿Qué quiere la gente?

La última encuesta de NBC News/The Wall Street Journal dice que el 48% está a favor de un juicio político y destituir al presidente Trump, y el 48% de los estadounidenses está en contra—es decir, un país dividido a la mitad, como lo ha estado ya por un buen tiempo, pero ahora con un proceso político histórico frente a él.

Mire también:

Lea también:

La demócrata Tulsi Gabbard se abstuvo de votar a favor o en contra de enjuiciar a Trump. Le llueven las críticas

Klobuchar se luce, Buttigieg ataca: las 5 claves del sexto debate demócrata que transcurrió a la sombra del ‘impeachment’