Más de 50 alcaldes piden poner fin al plan de Trump de incrementar tarifas de trámites migratorios

"El sueño americano no debería estar abierto solo al mejor postor, y ninguna regla ni regulación debería poner precio a la ciudadanía estadounidense o al estatus legal", advirtió el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Alcaldes de más de medio centenar de ciudadades de Estados Unidos, entre ellos los de Los Ángeles, Chicago y Nueva York, enviaron este miércoles una carta al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para que detengan la fuerte subida de las tarifas de los trámites migratorios que entrarían en vigor en las próximas semanas.

"Con esta propuesta cruel y anti-estadounidense, la Administración Trump está tratando de crear una barrera insuperable entre los inmigrantes que trabajan duro y su lugar legítimo en nuestra sociedad", advirtió en un comunicado el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti. "El sueño americano no debería estar abierto solo al mejor postor, y ninguna regla ni regulación debería poner precio a la ciudadanía estadounidense o al estatus legal", insistió.

La misiva exhorta a la administración Trump a poner fin a los considerables incrementos propuestos en noviembre pasado a los trámites migratorios, como la solicitud de la ciudadanía que se subirá un 83%, de 640 1,170 dólares.

"Instamos a la retirada por completo de la regla propuesta", asegura la misiva que también subraya que el aumento de la naturalización afectaría negativamente a aproximadamente nueve millones de residentes permanentes legales en todo el país que son elegibles para la ciudadanía.

Las críticas no sólo van contra las alzas propuestas para los procesos de naturalización; los alcaldes también están defendiendo a los miles de indocumentados que se verán afectados con otros incrementos propuestos.

Incrementos desorbitantes

El plan de USCIS incluye aumentos en trámites tan urgentes como la renovación del programa de Acción Diferida (DACA), cuya tarifa pasaría de 495 a 765 dólares.

Los trámites de solicitud de residencia permanente legal (conocida como la "green card") enfrentan un alza del 79%, al pasar de 1,220 dólares a 2,195; y por primera vez se impondría una tarifa de 50 dólares para las solicitudes de asilo que tendrán que pagar los migrantes.

Los permisos de trabajo también se verían afectados al pasar de 410 a 490 dólares.

"Nuestros inmigrantes y refugiados son contribuyentes clave para nuestra historia, economía y cultura, y estos ataques (las alzas) no solo representan una amenaza para nuestro futuro, sino que son una afrenta a nuestros valores más altos", indicó en un comunicado la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot.

Por su parte el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que "una vez más, la Administración Trump está atacando a las personas que llamamos nuestros vecinos y nuestras familias al hacer que los beneficios de inmigración sean inalcanzables, a menos que usted sea rico".

Extensión del periodo de revisión

También pidieron a USCIS que extienda el período de revisión de esta regla a 60 días.

El plan se encuentra en el período de comentarios públicos, que terminan el 30 de diciembre, cuando se cumplen 45 días del anuncio de las alzas.

Sin embargo, la misiva advierte que la propuesta es "excepcionalmente larga" con más de 300 páginas y  "altamente compleja".

"Dada la política de largo alcance e implicaciones, no vemos ninguna justificación para reducir el período de revisión estándar de 60 días", señalan.

Al hacer el anuncio en noviembre pasado, USCIS argumentó en un comunicado de prensa que la agencia se financia con las tarifas que cobran por los servicios, y que a ley federal requiere revisiones cada dos años.

Llamado a agilizar trámites

National Partnership for New Americans (NPNA), que agrupa a más de 40 organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes, lanzó una campaña hace unas semanas para urgir a los residentes elegibles a realizar el trámite antes de que las posibles alzas entren en vigencia.

Sin embargo, otros inmigrantes no pueden adelantar sus peticiones por la complejidad de las solicitudes y se enfrentan a incrementos de más del 600%.

Por ejemplo, la solicitud de cancelación de deportación pasaría de 285 dólares a 1,800.

La propuesta de USCIS también plantea reducciones de algunos trámites como las visas para trabajadores extranjeros, que para la forma H-2A pasa de 460 a 425 dólares.

Mientras, la solicitud de la visa para trabajadores no inmigrantes H-2B baja de 460 a 395 dólares. Este último trámite es el usado por varios de los negocios familiares del presidente Trump para contratar trabajadores extranjeros temporales.

Después del 30 de diciembre, cuando termina el plazo legal de comentarios públicos, el Gobierno anunciará si el alza entra en efecto, e informará de la fecha de entrada.

Lee también:

Trump quiere que los inmigrantes paguen miles de dólares para apelar sus casos de deportación. Así lo hará