Maduro anuncia una orden de arresto contra el grupo opositor liderado por Guaidó

“El viernes en la tarde noche se activaron las órdenes judiciales y de la fiscalía para capturar a los involucrados en esta conjura sangrienta”.
Nicolás Maduro, en un momento de la entrevista de este domingo.
Nicolás Maduro, en un momento de la entrevista de este domingo.EFE/EPA/Miraflores Press / EFE/EPA/Miraflores Press

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El mandatario venezolano Nicolás Maduro anunció este domingo su gobierno ha activado una orden de arresto contra las personas que participaron en una presunta operación terrorista, que describió como “una conjura sangrienta”, detrás de la cual supuestamente estaban los líderes opositores Juan Guaidó y Leopoldo López, reportó la agencia de noticias EFE.

“El viernes en la tarde noche se activaron las órdenes judiciales y de la fiscalía para capturar a los involucrados en esta conjura sangrienta”, dijo Maduro durante un acto en la Asamblea Nacional Constituyente.

El sábado, Maduro acusó de planear un golpe de Estado a Guaidó, quien ha sido reconocido por más de 50 países como el presidente interino y legítimo de Venezuela, entre ellos Estados Unidos.

Según el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, el plan que debía ejecutarse este domingo era liderado por el diputado disidente del oficialismo Fernando Orozco y su colega Yanet Fermín, copartidaria de Guaidó, reportó la agencia de noticias Agence France Press.

El objetivo era atacar dos cuarteles en el estado Sucre (en el este) para "que hubiera alzamientos militares que generaran escaramuzas, un baño de sangre (...) y tratar de levantar la imagen de Guaidó frente a sus dueños”, dijo Rodríguez a través de la televisora gubernamental, refiriéndose a Estados Unidos.

Rodríguez aseguró que la justicia libró órdenes de captura contra los dos legisladores, mientras que dos policías fueron detenidos en la víspera por la presunta conspiración que, sostuvo, buscaban extender a Caracas y otras regiones.

Maduro no vinculó directamente ni a Guaidó ni a López con las órdenes de aprehensión.

Por su parte, el gobierno estadounidense que preside Donald Trump ha advertido a Maduro que cualquier daño a Guaidó "sería una de sus últimas decisiones".

La noche del viernes, agentes de la contrainteligencia militar (DGCIM) acudieron al domicilio de la diputada Fermín, quien se negó a abrirles la puerta.

Minutos después un grupo de parlamentarios encabezados por Guaidó, jefe del Legislativo, fue hasta la vivienda.

Guaidó dijo haber evitado el "secuestro" de la congresista, con quien apareció este sábado en una rueda de prensa para denunciar que el gobierno pretende amedrentar a los diputados de la mayoría opositora para que no lo reelijan como jefe de la Asamblea Nacional el 5 de enero.

Desde ese cargo, Guaidó se autoproclamó presidente interino el pasado 23 de enero, invocando el principio constitucional de que en ausencia del presidente, el jefe de la Asamblea Nacional asume los poderes del Ejecutivo.

Sin embargo, no ha logrado romper el crucial apoyo de la Fuerza Armada a Maduro y su popularidad cayó 20 puntos desde entonces, según la firma Datanálisis. El líder opositor enfrenta también divisiones en sus filas.

El próximo lunes el Tribunal Supremo de Justicia decidirá si despoja de su inmunidad a cuatro parlamentarios opositores -entre quienes no están Fermín ni Orozco- por "traición a la patria y conspiración", reportó Agence France Press.

Rodríguez aseguró que el plan golpista incluía el ingreso de unos 300 fusiles desde Colombia con la supuesta complacencia del presidente de ese país, Iván Duque, a quien Caracas vinculó en el pasado con denuncias similares, y la participación de paramilitares colombianos.