La policía le arrancó a su bebé de los brazos. Ahora recibirá una indemnización de 625,000 dólares

El niño de la mujer, que todavía estaba siendo amamantado en ese momento, fue "brutalmente arrancado de los brazos de su madre", afirma una demanda
Photo of newborn baby fingers
Baby, Newborn, Hand, Pregnant, SleepingGetty Images/iStockphoto / Getty Images/iStockphoto

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Una mujer cuyo hijo de un año fue arrancado de sus brazos por agentes en la ciudad de Nueva York en un video que se volvió viral va a recibir un pago de 625,000 dólares en efectivo de la ciudad. Jazmine Headley alcanzó este acuerdo tras presentar una demanda en un tribunal federal en agosto por el incidente del año pasado, informó WNBC, afiliada de NBC.

Headley sostenía a su hijo mientras estaba en una oficina de servicios sociales en Brooklyn el 7 de diciembre de 2018, para preguntar sobre sus beneficios de cuidado infantil, según su demanda. Estaba sentada en el suelo en una sala de espera abarrotada cuando los oficiales de la agencia le exigieron que se fuera. Ella respondió que quería ver a un superior.

El video del incidente tomado por un espectador y publicado en las redes sociales muestra a Headley en el suelo sobre su espalda con varios oficiales rodeándola mientras uno intentaba arrancar a su hijo de sus brazos. Se la puede escuchar decir: "¡Están lastimando a mi hijo! ¡Están lastimando a mi hijo!".

La escena se intensificó rápidamente cuando los espectadores rodearon el caos y se gritaron unos a otros. Se escucha a una persona decir: "¡Dios mío! Mira lo que le están haciendo".

Los oficiales de la agencia de servicios sociales de la ciudad fueron los primeros en responder a Headley, dijo el Departamento de Policía de Nueva York poco después del incidente. Los oficiales de policía de Nueva York actuaron en apoyo.

Inmediatamente después del altercado, Headley se enfrentó a posibles cargos por resistirse al arresto, actuar de manera nociva para un niño, obstruir la administración gubernamental y la entrada ilegal, pero finalmente se retiraron todos los cargos.

"Headley había sido humillada, agredida, herida físicamente, amenazada con una pistola Taser, brutalmente separada de su hijo, esposada, arrestada y encarcelada, todo por empleados de la ciudad de Nueva York", afirma su demanda.

Su hijo, que todavía estaba siendo amamantado en ese momento, "había sido brutalmente arrancado de los brazos de su madre, llevado por extraños a un recinto policial y liberado para pasar la noche sin su madre por primera vez en su vida", según la demanda.

Días después del incidente, el alcalde Bill de Blasio se disculpó públicamente con ella. La portavoz de De Blasio, Olivia Lapeyrolerie, dijo en un comunicado este viernes que la ciudad no trató a Headley con dignidad y respeto, informó WNBC, afiliada de NBC. "Si bien esta injusticia nunca debería haber sucedido, forzó una reflexión de cómo tratamos a nuestros más vulnerables", afirmó la portavoz.

RELACIONADAS:

El policía que manoseó a una mujer muerta era latino. Así le cazó la policía de Los Ángeles

“Usó su uniforme para aprovecharse de niñas”: el FBI detiene a un policía de Florida acusado de abusos sexuales