Estos médicos querían vacunar de la gripe a menores indocumentados bajo custodia. Fueron detenidos

Los médicos, que fueron liberados dos horas después, se habían apostado en la calle cerca de la entrada de la instalación con una tela en la que se leía: "No más muertes por la gripe".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés) arrestaron este martes a seis médicos que bloqueaban la entrada al centro para migrantes en Chula Vista (California), como protesta por no permitírseles vacunar contra la gripe a menores indocumentados. Una medida que, según los médicos, provocará más muertes tras las rejas.

Los médicos, que fueron liberados dos horas después, se habían apostado en la calle cerca de la entrada de la instalación con una tela en la que se leía: "No más muertes por la gripe".

Por lo menos una treintena de agentes de CBP, varios de ellos con uniforme táctico de corte militar, se aproximaron a los doctores recostados sobre el asfalto y la acera, y los detuvieron sin que los médicos opusieran resistencia. Otros galenos en el sitio coreaban al mismo tiempo lemas como "no más muertes".

Paola Luisi, portavoz de la organización Families Belong Together, confirmó a Efe la detención de los médicos, que fueron identificados como Matthew Hom, Hanna Janeway, Marie DeLuca, Mathieu Deschutter, Rebecca Wollner y Mario Mendoza, éste último un salvadoreño que migró con su madre huyendo de la guerra en su país en la década de los 80.

"Más personas morirán sin la vacuna", aseguró la doctora Hannah Janeway, una médica de urgencias rechazada por CBP. "No hay duda. Están encerrados juntos en jaulas en clima frío, sin ninguna vacuna, en un año que se supone que traerá una horrible epidemia de gripe ", declaró la doctora.

Janeway, una doctora con sede en Los Ángeles que también trabaja con solicitantes de asilo en Tijuana, dijo que CBP tenía la obligación moral de proporcionar vacunas: “Nuestro gobierno, que está creando estas condiciones y permitiéndoles persistir, básicamente dice que la vida de algunas personas vale la pena que la de otros, y está bien que los niños mueran".

Durante más de un mes, un grupo de médicos ha estado instando a los Estados Unidos a vacunar a los migrantes bajo custodia, y el pasado noviembre ofrecieron formalmente establecer una clínica piloto gratuita. Sin embargo, CBP ha rechazado la propuesta argumentando que existen desafíos logísticos y que debido a operan con detenciones a corto plazo, una clínica de gripe no sería factible, según publica The Guardian.

Un portavoz de CBP, Matthew Dyman, dijo en un correo electrónico el martes que las personas bajo la custodia de la agencia "generalmente no deben ser detenidas por más de 72 horas", y agregó: "Se hace todo lo posible para que la detención sea por el tiempo mínimo requerido".

Dyman dijo que CBP no administraba vacunas, sino que era "parte de un sistema más grande que tiene estos procesos en su lugar", y señaló que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en sus siglas en inglés), que opera la detención a largo plazo, tiene "servicios integrales de apoyo médico".

Sin embargo, los registros del gobierno han demostrado que los niños y los adultos han estado bajo custodia de CBP en condiciones de hacinamiento durante más de 72 horas, y los abogados que representan a los migrantes en la región han informado que los clientes estuvieron detenidos durante semanas con pocas explicaciones.

Cuando este lunes se le preguntó sobre las vacunas, el comisionado de CBP, Mark Morgan, dijo a los periodistas que "no era un experto médico", pero que CBP estaba "analizando detenidamente" el tema para determinar "qué tiene más sentido".

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional criticó a los médicos en un tuit el martes, diciendo: "Por supuesto, la Patrulla Fronteriza no permitirá que un grupo aleatorio de activistas políticos radicales aparezca y comience a inyectar drogas a las personas".

Los médicos argumentaron que, independientemente de la duración de la detención, CBP debería proporcionar servicios que salvan vidas, señalando que sería eficiente y gratuito para el grupo de voluntarios administrar vacunas.

"Vemos esto como negligencia médica por parte del gobierno de los Estados Unidos", dijo la doctora Bonnie Arzuaga, cofundadora de Doctors for Camp Closure, uno de los grupos que ofrece estos servicios. “Las personas están recluidas y generalmente están bajo mucho estrés físico y emocional. Y pueden estar desnutridas y no tener acceso a suministros de higiene. Eso los pone en riesgo".

Arzuaga dijo que el grupo de aproximadamente 60 médicos y defensores estaban listos con 120 dosis de la vacuna el lunes y se prepararon para operar una clínica móvil urgente. Ella estimó que podría haber tomado tan poco como 30 minutos completar todo el proceso.

"Todo lo que realmente tenían que hacer era abrir la puerta", afirmó. "Estar al otro lado de la cerca con todos los recursos que teníamos disponibles y no poder compartir esos recursos con las personas que más lo necesitaban fue frustrante y decepcionante".

Tras ser puestos en libertad en el mismo sitio donde fueron arrestados, los galenos señalaron que quedaron libres bajo amonestación verbal y advertencia de que en una siguiente ocasión serían detenidos.

La detención se da un día después de que un grupo de unos 30 doctores, incluidos los seis arrestados de hoy, intentara ingresar al centro de la Patrulla Fronteriza en San Ysidro, al sur de San Diego, para aplicar vacunas contra la gripe a los menores detenidos.

En la movilización participaron médicos independientes y de las organizaciones Doctores por el Cierre de Campos y Families Belong Together. Tras la negativa de la agencia federal, los médicos advirtieron ese día que continuarían con sus intentos de vacunar a menores indocumentados.

Danielle Deines, una neonatóloga que trabaja con el grupo, dijo que pudo hablar con varios funcionarios locales de CBP el lunes que continuaron expresando resistencia.

"Están teniendo dificultades para priorizar algo como esto, porque hasta ahora han deshumanizado a las personas", dijo, y agregó que un funcionario de CBP dijo algo como: "No es que podamos ofrecer la vacuna contra la gripe a todos los centroamericanos que viene llamando a nuestra puerta ".

"Mi pregunta es, ¿por qué no?", Dijo. "Si desea mantener a las personas detenidas, puede proporcionar a las personas la vacuna básica contra la gripe. Está diciendo que la muerte es aceptable para usted y que no valora la vida humana".

Una serie de políticas contra la inmigración de la administración Trump han creado lo que los abogados dicen que es una crisis humanitaria en la frontera, y los inmigrantes detenidos han informado de dificultades para atender las necesidades médicas y de higiene básicas. Al menos seis jóvenes migrantes han muerto bajo custodia de inmigración o poco después de su liberación.

"Como profesionales médicos, consideramos que se trata de una emergencia", dijo Deines, con sede en Virginia. "Es nuestro deber ayudarlos y defenderlos".

RELACIONADAS:

Médicos ofrecen vacunas gratuitas a migrantes pero el gobierno de Trump las rechaza: “El resultado puede ser devastador”

Médicos denuncian que "malas condiciones" en centros para migrantes aumentan el riesgo de más enfermedades mortales