De zar antidrogas mexicano a ser arrestado por vínculos con el narco: quién es Genaro García Luna

El exfuncionario mexicano fue un eslabón clave en la comunicación del gobierno de Felipe Calderón con agencias como la DEA para la llamada "guerra contra el narco".

Ha sido ingeniero mecánico, consultor y, entre los escándalos de su liderazgo de la seguridad pública de México, fue uno de los artífices de la política de combate sangriento a cárteles. Ahora el exfuncionario mexicano Genaro García Luna, que fue un eslabón clave de la comunicación del gobierno de Felipe Calderón con agencias como la DEA para la llamada guerra contra el narco, está siendo acusado por Estados Unidos de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa.

García Luna, de 51 años, ha vivido en Florida desde hace siete años. Está detenido desde el lunes, pero no es la primera vez que lo rodea la polémica: ya había sido señalado en el pasado de ser parte de una red de corrupción con varios cárteles, no solamente el de Sinaloa.

El exfuncionario, graduado en ingeniería mecánica, ya se había incorporado a sus veintitantos años como agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), apodada la CIA mexicana. A 31 años ya se había sumado a la policía federal. Al año siguiente fue elegido coordinador de estrategia de ese cuerpo policial y dos años después fue designado jefe de la recién creada Agencia Federal de Investigación.

Fue desde ese momento que empezó a recibir sobornos de grupos de la delincuencia organizada, según se le acusa en una carta del narcotraficante mexicano-estadounidense Édgar Valdez, alias 'La Barbie'. Escribió que García Luna había tomado dinero de sus manos en distintas ocasiones desde el año 2000.

“Me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada”, dijo Valdez después de ser detenido por vínculos al cártel Beltrán Leyva, en una carta que compartió al periódico mexicano Reforma.

"Sin fundamento"

El exjefe policial Javier Herrera fue otro que señaló al antes funcionario de seguridad de solapar al narcotráfico. En 2012, familiares de Herrera dijeron que este fue detenido y torturado por órdenes de García Luna porque pensaba presentar una denuncia formal, según el semanario Proceso.

Y más recientemente, en el juicio a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera a finales del año pasado, un testigo que antes era alto mando del Cártel de Sinaloa dijo en testimonio jurado que García Luna había recibido entre 6 y 8 millones de dólares en efectivo en 2007.

“Es totalmente falso e inverosímil y sin fundamento”, aseguró García Luna en noviembre del año pasado después de salir a luz el testimonio.

Fotografía de archivo del exdirector general de la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de México Genaro García Luna. Crédito: EFE.

También fue denunciado de abuso de poder por actos como el montaje televisado en 2005 del arresto de Florence Cassez, mujer francesa sospechosa de ser parte de una red de secuestro. Cassez fue liberada unos años después por orden de la Suprema Corte mexicana, que consideró que no se realizó el debido proceso para arrestarla ni para condenarla vía una “escenificación ajena a la realidad”.

A pesar del escándalo Cassez, cuando Calderón llegó al poder en 2006, designó a García Luna a su gabinete como secretario de Seguridad Pública.

Bajo su liderazgo, hubo incidentes como una investigación por compras posiblemente fraudulentas de patrullas y un enfrentamiento entre policías en el aeropuerto internacional de Ciudad de México; tres oficiales murieron en lo que después fue llamado un operativo para detener a policías coludidos con el narco.

Durante el tiempo en que García Luna fue secretario de Seguridad Pública, de 2006 a 2012, el gobierno de Calderón lanzó una estrategia de combate al narcotráfico enfocada en detener a cabecillas de cárteles. Los homicidios en México pasaron de 11,806 asesinatos en un año a 21,459 al año.

"Desconocía por completo los hechos"

En la carta de Édgar Valdez, el exsicario detenido apodado 'La Barbie', también acusa al mismo Calderón de realizar “varias juntas para tener pláticas con grupos de delincuencia organizada” porque el expresidente, según la carta, “deseaba tener” un acuerdo con narcotraficantes.

El expresidente Felipe Calderón dijo en un comunicado después del arresto de García Luna que “desconocía por completo los hechos que se le imputan”. Asimismo, se dijo dispuesto a declarar si fuera necesario. “Estaré muy pendiente de este proceso”.

García Luna actualmente está detenido en Texas, aunque tendría que declarar en Nueva York durante el proceso, pues este se libra desde la fiscalía en Brooklyn. La misma jurisdicción donde fue enjuiciado El Chapo.

La audiencia para decidir si puede seguir el proceso en libertad bajo fianza está programada para el 17 de diciembre.

Noticias Telemundo intentó contactar varias veces sin éxito a la abogada de García Luna, antes subprocuradora ejecutiva para el distrito norte de Texas.