Una camioneta arrolla a un bebé mientras su mamá lo empujaba en una carriola en Manhattan

“Escuché gritos horrorosos”. Una madre empujaba la carriola de su hijo por un cruce en Nueva York, cuando, en un instante, una camioneta pickup le pasó por encima.
Fotograf+ia de archivo de una escena del crimen
Fotograf+ia de archivo de una escena del crimen.Universal Images Group via Getty / Universal Images Group via Getty

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una madre paseaba a su hijo de 3 años en una carriola por las calles de Manhattan, Nueva York, este lunes por la mañana cuando una camioneta tipo pick up arrolló al cochecito y mató al niño.

Cámaras de vigilancia grabaron el aterrador momento en el que la camioneta Ford pasó por encima de la carriola que empujaba la madre por un cruce en la calle 116 en el este de Harlem.

El conductor detuvo el vehículo inmediatamente y corrió para auxiliar al bebé, como también lo hicieron otros testigos. El niño fue pronunciado muerto en un hospital poco tiempo después. La madre no sufrió heridas de gravedad. Los testigos describieron la escena como devastadora.

“Escuché gritos horrorosos”, dijo Erika Sallen a NBC 4, la filial de la cadena en Nueva York. “Gente gritando con todas sus fuerzas. Gente gritando, ‘¡el bebé, el bebé!’”

La mujer y su hijo, Bertin DeJesus, acababan de salir de un restaurante Dunkin’ Donuts donde habían desayunado, muy cercano al sitio del accidente courrido cerca de las 9:30 am, hora local, dijo Sallen a la cadena NBC.

Otra testigo, Marisol Medina, dijo que fue muy difícil convencer a la madre para que permitiera a los servicios de emergencia llevarse a su hijo al hospital. Estaba muy aturdida por el dolor. Medina trabaja en el Dunkin’ Donuts donde habían estado el niño y su madre antes. Dijo que era una cliente frecuente, siempre pedía un bagel con queso crema y “croquetas de patatas para el bebé porque ama las croquetas de patatas”.

La Policía acordonó el área, donde quedó la carriola vacía y destrozada en mitad de la calle rodeada de cinta amarilla. También se llevó al conductor bajo custodia; su licencia fue cancelada. Los testigos dijeron que el hombre estaba devastado por lo que había sucedido.

“Estaba ahí, golpeándose la cabeza y llorando. Estaba golpeando su cabeza contra la camioneta y todo”, dijo Adrian Cruz al medio citado, un testigo que contactó al número de emergencias 911.