EEUU, Canadá y México anunciarán avances en el tratado de libre comercio este martes

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que este martes se reunirán los negociadores de los tres países para dar a conocer los avances en el T-MEC.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo la tarde del lunes en la red social Twitter que mañana se reunirán en la Ciudad de México los negociadores de Canadá, Estados Unidos y el país anfitrión para dar a conocer los avances en el tratado de libre comercio (USMCA, en inglés; T-MEC en español).

El vocero de la cancillería mexicana, Roberto Velasco, informó que asistirán a la reunión el subsecretario mexicano de Relaciones Exteriores, Jesús Seade, la viceministra canadiense Chrystia Freeland y el representante estadounidense Robert Lighthizer.

El anuncio se produce después de que la Casa Blanca y la Cámara de Representantes, controlada por el Partido Demócrata, llegaran a un principio de acuerdo bipartidista sobre el nuevo T-MEC, que fue anunciado hace un año para sustituir al NAFTA / TLCAN.

De acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg y otros medios, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, está revisando los últimos cambios introducidos la semana pasada por el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, y su homólogo mexicano, Jesús Seade.

Los dos funcionarios intercambiaron propuestas sobre normas de inspección laboral y disposiciones más estrictas sobre el comercio de acero, y finalizaron un acuerdo el viernes por la noche que presentaron a Pelosi para su aprobación, según informaron a Bloomberg personas familiarizadas con la negociación.

También se espera que acuda a la reunión en la Ciudad de México de este martes Yared Kushner, yerno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y uno de sus principales asesores, según reportó el diario The New York Times.

Get the noticias newsletter.

Una exigencia estadounidense sobre acero y aluminio, que de acuerdo con las personas informadas sobre las conversaciones provenía del sindicato United Steelworkers, amenazó con detener las negociaciones la semana pasada.

Richard Trumka, el presidente de la A.F.L.-C.I.O, uno de los sindicatos más poderosos de Estados Unidos, dijo este lunes al diario The Washington Post que habían llegado a un acuerdo. "Los hemos presionado duro y nos ha ido bastante bien", dijo Trumka.

Los líderes de Canadá, México y Estados Unidos firmaron el acuerdo hace más de un año, pero desde entonces se ha estancado en negociaciones entre la Casa Blanca y los demócratas en cuatro áreas clave: medio ambiente, compromisos laborales, protecciones de patentes de drogas y mecanismos de aplicación.

En las últimas semanas, las discusiones se han centrado en un punto de fricción: la propuesta demócrata para hacer cumplir los derechos laborales al permitir que los productos de las fábricas acusadas de violaciones sean inspeccionados y bloqueados en la frontera.

El representante demócrata de California Jimmy Gómez, miembro del equipo negociador de la Cámara de Representantes, dijo la semana pasada que Pelosi y Lighthizer le han ofrecido a México un compromiso sobre la aplicación de la ley laboral que “respeta la soberanía de México”.

Los republicanos, encabezados por el presidente Trump, se han quejado de la demora en la votación sobre el acuerdo, que sería más difícil de alcanzar en 2020, un año electoral.

“Es difícil de creer, pero si Nancy Pelosi hubiera puesto nuestro gran acuerdo comercial con México y Canadá, USMCA, a votación hace mucho tiempo, nuestra economía estaría aún mejor”, escribió Trump el sábado en la red social Twitter, “¡si ella no se mueve rápido, se hundirá!"

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, también ha estado alentando que se finalice el acuerdo: “Ahora es el momento de votar”, dijo este lunes, “soy optimista de que podemos llegar a un acuerdo”.

Pelosi ha dicho que preferiría realizar la votación este año, para demostrar que el Congreso puede defender los intereses vitales del país incluso en medio del juicio político contra el presidente por presunta corrupción.

Aunque en teoría se estipulan varios pasos formales antes de que el acuerdo pueda llegar a la votación, los congresistas de ambos partidos podrían renunciar a ellos para ahorrar tiempo, según Bloomberg.

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, un panel gubernamental independiente, dijo en abril que el tratado impulsaría la economía nacional en un 0,35% y generaría 176,000 nuevos empleos en el sexto año después de la implementación.

Fuentes de NBC News indicaron que, una vez anunciado el acuerdo entre republicanos y demócratas, tanto México como Canadá deben ratificarlo aún; luego se realizaría la ceremonia oficial de firma.