Robaron una joyería y secuestraron un camión de UPS. Tras la persecución todos murieron, incluido el conductor

Tras asaltar una tienda en Miami, dos ladrones secuestraron a un repartidor de UPS con su camión para huir de la Policía en plena hora pico. El robo y el rescate terminaron mal: murieron baleados los sospechosos, el chófer y un transeúnte.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una persecución de película en el sur de Florida dejó este jueves al menos cuatro muertos, luego de que la Policía le disparó a los sospechosos de haber realizado un robo a una joyería y secuestrado un camión de la compañía de envíos UPS con el conductor a bordo.

Los presuntos ladrones huyeron durante más de media hora y varias millas a través de las calles y autopistas de dos condados de Miami en plena hora pico, hasta que quedaron bloqueados por el tráfico y se inició una balacera en la que se enfrentaron a las autoridades.

Los dos ladrones murieron tras recibir varios disparos, el conductor del camión de UPS también falleció, así como un transeúnte que estaba en el lugar donde ocurrió el tiroteo en una concurrida intersección de Miramar, unas 20 millas al norte de donde inició la persecución, según confirmó el agente especial del FBI George Piro en una rueda de prensa.

“Nos entristece profundamente saber que un proveedor de servicios de UPS fue víctima de este acto de violencia sin sentido. Expresamos nuestras condolencias a los familiares y amigos de nuestros empleados y a las otras víctimas inocentes involucradas en este incidente", dijo la empresa de mensajería en un comunicado.

La intensa persecución

El incidente comenzó luego de las 4:00 pm con un robo armado a una joyería en Coral Gables, donde los asaltantes empezaron a disparar cuando llegó la Policía.

Una mujer que trabaja en el local resultó herida durante esa primera balacera y se encuentra estable, según informó el Departameto de Policía de Miami Dade.

Los sujetos huyeron del lugar, luego secuestraron a un repartidor de UPS y tomaron su camión para huir de las autoridades. A partir de ese momento recorrieron calles y autopistas en el condado de Miami Dade esquivando vehículos, haciendo giros peligrosos y haciendo caso omiso a las señales de tránsito hasta el condado de Broward. 

La persecución fue transmitida por los medios locales que siguieron desde helicópteros la huida del vehículo seguido por decenas de patrullas. 

{iframely-embed-html}

Solo una luz roja y el tráfico lograron que el camión detuviera su marcha finalmente en la ciudad de Miramar. Agentes del FBI y policías de varios condados lo rodearon para obligar a los sujetos a descender, momento en el cual se inició el intercambio de disparos.

Imágenes en vivo mostraron cuando los oficiales se aproximaron al vehículo café y todo concluyó con una violenta escena: un cuerpo cayendo al piso por el lado del pasajero luego de múltiples disparos. En ese momento no era claro si los tiros venían de adentro del camión, de los agentes que estaban afuera o una combinación de ambos.

Los servicios de primeros auxilios se llevaron a dos personas que yacían en el suelo, una de ellas en una camilla.

"Esto es lo que hace la gente peligrosa para escapar, y esto es lo que la gente hará para evitar ser capturados", señaló el jefe de la Policía de Coral Gables, Ed Hudak.

"En asuntos como este, es difícil para todos nosotros, no solo en la aplicación de la ley sino también en la sociedad", agregó.

El jefe policial agregó que uno de sus oficiales resultó herido.

El FBI y la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos se unieron a la policía estatal y local en la investigación.