Trump quiere obligar a los estadounidenses a pasar un control de reconocimiento facial en los aeropuertos

El Gobierno busca construir una base de datos con la cara de todos los viajeros para evitar el terrorismo y la inmigración ilegal para 2021.
El oficial Julio Corro ayuda a una pasajera con el control de reconocimiento facial en el aeropuerto George Bush de Houston (Texas) el 12 de julio de 2017.
El oficial Julio Corro ayuda a una pasajera con el control de reconocimiento facial en el aeropuerto George Bush de Houston (Texas) el 12 de julio de 2017.  AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El Departamento de Seguridad Nacional quiere que todos los viajeros, tantos extranjeros como estadounidenses, deban pasar por un control de reconocimiento facial antes de salir o entrar en Estados Unidos, según una regla oficial reportada en primicia por la web informativa TechCrunch.

El objetivo declarado del Gobierno es “contribuir a que evitar el uso fraudulento de documentos de viaje estadounidenses, e identificar a criminales, a terroristas y a sospechosos de terrorismo”. Para ello, añade la regla, todos los viajeros (más de un millón al día) deberán ser fotografiados al salir o entrar del país a partir de junio del año que viene.

El Departamento de Seguridad Nacional tiene encomendado la instalación de escáneres faciales en los 20 aeropuertos más importantes del país en número de viajeros antes de 2021. Hasta ahora, los estadounidenses están exentos de este control, así como, entre otros, los canadienses y todos los extranjeros menores de 14 años o mayores de 79.

El propio Gobierno admitió en septiembre de 2018 que, aunque se están haciendo “progresos notables” en el despliegue de estos controles, el programa se enfrenta aún a “retos operativos y técnicos” que pueden impedir su puesta en marcha completa en 2021.

Así, sólo el 85% de los viajeros era entonces escaneado en los aeropuertos (actualmente, nueve) en los que ya estaba en marcha el programa. La prueba permitió en cualquier caso detectar a 1,300 inmigrantes indocumentados, que se habían quedado en el país más allá de lo que les permite su visado.

Aunque el presidente, Donald Trump, se ha puesto como objetivo reducir la inmigración ilegal mediante la construcción de un muro en la frontera, la mitad de los casi 11 millones de indocumentados actualmente en el país entró en Estados Unidos con un visado legal, y sencillamente se quedó más allá de lo que le estaba permitido. En concreto, de los 3.5 millones que llegaron entre 2010 y 2017, el 65% lo hizo en avión y con documentos legales, según el diario The New York Times.

El reconocimiento facial (que ya funciona por ejemplo para activar teléfonos móviles de la marca Apple) está siendo usado también en otros países como China, donde desde este domingo las compañías telefónicas están obligadas por el Gobierno a escanear la cara de sus clientes.

Esta tecnología permite por ejemplo pagar en centros comerciales o transporte público identificándose con la cara, pero también es usada por las autoridades para controlar a la población. Así, la policía cuenta con gafas que identifican automáticamente a las personas, según informa la agencia de noticias Reuters.

Este sistema de vigilancia es usado por ejemplo en la región de Xinjiang, donde se ha reportado la existencia de campos de concentración en los que el Gobierno encierra a minorías para reeducarlas”.