El candidato de centroderecha Luis Lacalle Pou pone fin en Uruguay a 15 años de gobiernos de izquierda

El político del Partido Nacional asumirá el cargo el día 1 de marzo de 2020. Promete renovación, menos gasto público y más seguridad

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Todavía no ha terminado el recuento oficial de los votos, pero ahora sí hay confirmación: el candidato de centroderecha Luis Lacalle Pou será el próximo presidente de Uruguay. Al ganar en segunda vuelta estos comicios, el exsenador del Partido Nacional desplaza así del poder a las fuerzas de izquierda que gobernaron en el país durante 15 años. 

La segunda vuelta de estas elecciones se celebró el pasado domingo, pero el escrutinio preliminar reveló un empate técnico entre Lacalle Pou y el contrincante que logró acceder a ella, Daniel Martínez del Frente Amplio (izquierda). 

La Corte Electoral explicó que tenía que completar también el recuento de los votos denominados observados, es decir, los de aquellas personas que emiten su sufragio en un lugar diferente a su circuito original por algún motivo justificado, antes de anunciar al ganador. 

Cuando aún este recuento estaba en marcha, fue el mismo Martínez quien reconoció este jueves que ya no había margen para alcanzar con los votos que aún se tenían que escrutar a su adversario. “La evolución del escrutinio de los votos observados no modifica la tendencia. Por lo tanto saludamos al presidente electo @LuisLacallePou, con quien mantendré una reunión mañana”, afirmó en Twitter. 

Lacalle Pou ganó así a su contrincante por la mínima, pero ya puede centrarse en preparar su mandato, que comenzará el día 1 de marzo 2020. “Mi reconocimiento y agradecimiento a todos los hombres y mujeres que están defendiendo los votos y la democracia en cada mesa en estos días”, escribió en la misma red social un minuto después que Martínez.

En las horas siguientes, varios líderes latinoamericanos, como el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lo felicitaron por la victoria. El éxito en las urnas de este abogado de 46 años representa un retorno en el cargo de presidente para alguien con su apellido, ya que su padre, Luis Alberto Lacalle Herrera, fue presidente entre 1990 y 1995. 

Mientras tanto, la Corte Electoral uruguaya avanza con el recuento. En la madrugada de este viernes había escrutado un 88,8 % de los votos. Lacalle Pou tenía ya asegurados cerca de 1.074.000 votos, mientras que Martínez superaba ligeramente los 984.000. 

Aunque la proclamación oficial no ocurrirá antes del fin de semana, según la Corte Electoral, la diferencia en apoyos entre los dos candidatos ya no se puede revertir, explicó a EFE Wilfredo Penco, vicepresidente de este organismo. 

Get the noticias newsletter.

La primera vuelta de estas presidenciales se celebró el pasado 27 de octubre. Martínez sacó un 38,5% de los votos, mientras que Lacalle Pou sacó un 28%. Este último, sin embargo, logró el apoyo de otros partidos para afrontar la segunda vuelta. 

Promesas de renovación y seguridad tras heredar el poder de la izquierda

Durante los tres gobiernos consecutivos de la izquierda (el primero y el tercero liderados por Tabaré Vázquez, y el segundo por José Mujica), la economía uruguaya creció, el poder adquisitivo de los salarios experimentó una fuerte subida y se promulgaron leyes que garantizaron derechos como el casamiento gay, el aborto y la venta de marihuana en farmacias.

Sin embargo, el tercer gobierno del Frente Amplio, Vázquez, ha tenido problemas importantes y finaliza con un índice de aprobación muy inferior a los anteriores. Una reforma educativa fracasó, el vicepresidente Raúl Sendic debió renunciar en 2017 jaqueado por casos de corrupción, la inseguridad pública se deterioró hasta alcanzar un récord de 414 homicidios en 2018, la economía se estancó, se perdieron 50.000 puestos de trabajo, el desempleó subió hasta el 9% y el déficit fiscal alcanzó el 4,9%.

Lacalle Pou, hijo también de la exsenadora Julia Pou, es el heredero de un movimiento político conocido en Uruguay como "Herrerismo", por el apellido de su bisabuelo paterno, Luis Alberto de Herrera, quien integró un Ejecutivo colegiado en la década de 1950.

En su programa de gobierno, el presidente electo plantea reducir el gasto del Estado para superar el persistente déficit fiscal de 4,9% del PIB que arrastra este país con casi 3,5 millones de habitantes.

Entre otras medidas criticadas por el oficialismo en el poder en los últimos tres lustros, propone reducir la reposición de vacantes en el sector público para bajar erogaciones por hasta 900 millones de dólares en cinco años.

Y a diferencia de su contrincante, Lacalle Pou prometió durante su campaña que no subirá impuestos porque hay que "aflojarle la cincha" al que produce. 

Su primera decisión será enviar al Parlamento una "ley de urgente consideración" con la que pretende adoptar medidas rápidas en 90 días, según sus previsiones. Este proyecto busca declarar la "emergencia" de seguridad y liberar la importación de combustible en un país donde una empresa estatal tiene el monopolio y los precios del carburante están entre los más altos del mundo.

La compañera de fórmula del próximo presidente será Beatriz Argimón,  presidenta del Partido Nacional, quien se convertirá en la primera vicepresidenta electa de Uruguay. Su antecesora, Lucía Topolansky asumió el mismo cargo tras la dimisión de Sendic.

Un político con una larga carrera de diputado

"Para muchos uruguayos, Lacalle Pou representa una renovación generacional, proveniente de los partidos tradicionales de Uruguay pero en el siglo XXI", explicó a la AFP Daniel Supervielle, autor del libro "La Positiva", sobre la campaña electoral que en 2014 llevó al político a un balotaje en su primer intento de conquistar la Presidencia.

Es el segundo de tres hermanos. Tenía 16 años cuando su padre se convirtió en presidente por el Partido Nacional, al que hoy lidera. Diputado entre 2000 y 2015, y senador desde 2015 hasta que renunció a su banca para dedicarse a esta campaña, es amante del mar y la naturaleza, y a veces se define como un biólogo "frustrado".

Casado y padre de tres hijos, Lacalle Pou buscaba por segunda vez la Presidencia tras caer en la segunda vuelta de las elecciones de 2014 ante el actual mandatario, Tabaré Vázquez.

RELACIONADAS

Empate técnico en las elecciones de Uruguay. Este jueves o viernes se conocerá a su próximo presidente