Esta maestra fue despedida por enviar un mensaje a Trump contra los migrantes. Ahora ha recuperado su empleo

La profesora hizo público un mensaje en el que denunciaba que su escuela está "tomada" por "estudiantes ilegales de México". Texas ha encontrado una manera de justificarla.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Una maestra de Texas que fue despedida tras pedir al presidente, Donald Trump, que deportara a los estudiantes indocumentados de su escuela en una serie de mensajes en la red social Twitter ha recuperado su empleo.

El comisionado estatal de Educación, Mike Morath, determinó que los mensajes de Georgia Clark (que dijo haberlos hecho públicos por error, puesto que pretendía que fueran mensajes privados al presidente) están protegido por la primera enmienda constitucional, que garantiza la libertad de expresión.

Get the noticias newsletter.

Así, la escuela secundaria Carter-Riverside deberá volver a contratarla para sus clases de Inglés, y abonarle los salarios atrasados.  

El distrito escolar, que votó por unanimidad en junio rescindir el contrato de la maestra, aseguró el martes que apelará el fallo, alegando que la decisión del comisionado “no se basó en los méritos del caso, sino en un tecnicismo procesal”, según su portavoz, Barbara Griffith.

El superintendente, Kent P. Scribner, precisó en un comunicado que el distrito mantuvo su decisión de despedir a Clark porque “es lo mejor para todos los estudiantes”.  El 87% de los alumnos de Clark son de origen hispano, según datos del periodo 2018-2019. 

Los hechos por los que Clark fue despedida se remontan al pasado mes de mayo, cuando Clark envió a Trump varios mensajes en Twitter para indicarle que su escuela estaba “tomada” por “estudiantes ilegales de México”, y que él fue elegido “con la promesa de que se construiría un muro para proteger nuestras fronteras”.

Inmediatamente después de enviar los mensajes, su cuenta fue eliminada y fue puesta en licencia administrativa por decisión del distrito escolar, que cuenta con un 63% de estudiantes latinos.

No es la primera vez que Clark tiene problemas con ese distrito por su discurso antiinmigrante; ya fue suspendida en 2013 después de que supuestamente se refirió a un grupo de estudiantes como “Little Mexico”, y a un estudiante como “pan blanco”, según los registros obtenidos por NBC Dallas-Fort Worth.