El Congreso de Bolivia aprueba convocar nuevas elecciones. Evo Morales no puede ser candidato

La convocatoria a comicios aún no tiene fecha ya que primero se debe elegir en la Asamblea Legislativa a las nuevas autoridades del Tribunal Supremo Electoral.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El Senado y luego la Cámara de Diputados aprobaron este sábado el proyecto de ley de convocatoria a nuevas elecciones tras un acuerdo consensuado la víspera por todas las fuerzas políticas en procura de devolver la paz tras un mes de convulsión social en las calles, que siguió a las cuestionadas elecciones del 20 de octubre y llevó a la renuncia del presidente Evo Morales.

Morales no podrá presentarse en estos comicios.

Los senadores y diputados aprobaron por unanimidad la ley que será promulgada por la presidenta interina Jeanine Añez.

La convocatoria a elecciones aún no tienen fecha ya que primero se debe elegir en la Asamblea Legislativa a las nuevas autoridades del Tribunal Supremo Electoral, que fueron destituidos tras una auditoria de la Organización de Estados Americanos que determinó que se encontraron irregularidades.

La ley no prevé que Morales participe de los nuevos comicios ya que se estipuló un artículo en el que se establece que “los ciudadanos que hubieran sido reelectos de forma continua a un cargo electivo durante los dos periodos constitucionales anteriores, no podrán postularse como candidatos al mismo cargo electivo”. El expresidente Evo Morales estaba por culminar su tercer periodo consecutivo.

Las sesiones se instalaron con el quórum reglamentario y los senadores iniciaron el tratamiento de esta norma, que establece la pronta convocatoria a las elecciones nacionales y que tiene el fin de pacificar al país.

Get the noticias newsletter.

La ley establece que pueden participar nuevos candidatos, permite las alianzas entre partidos políticos, que el padrón actual sea saneado.

La jornada se dio en momentos en que las fuertes protestas de los seguidores de Morales en La Paz y otras ciudades cedían gradualmente después de concretarse el acuerdo político para llamar a nuevas elecciones y lograr pacificar a un país sumido en un mes de protestas violentas postelectorales que han dejado al menos 32 fallecidos.

Las protestas comenzaron con los opositores en las calles denunciando fraude en las elecciones en que Morales buscaba un cuarto mandato y que dijo haber ganado inicialmente. Tras la renuncia de Morales y su exilio en México, fueron sus simpatizantes los que se manifestaron con bloqueos de calles, con saldos fatales en algunos casos.

Desde el anuncio del acuerdo, los puntos de bloqueos fueron abandonados. En la ciudad de La Paz, sede de gobierno, la más afectada, empezó a abastecer alimentos, los camiones que estaban parados llegaron a los principales mercados. El cerco en la planta de combustible en la vecina ciudad de El Alto fue despejado y se reanudó el suministro de gasolina, diésel y gas.

El consenso entre las tres principales fuerzas políticas que se plasmó con un proyecto de ley para llamar a elecciones, aún sin determinar una fecha. La oposición había informado que Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera no participarían en los nuevos comicios, como parte del acuerdo.

En el proyecto se establece el saneamiento del padrón electoral, además de la sustitución de todas las autoridades del Tribunal Supremo Electoral y la habilitación de nuevos candidatos y alianzas, explicó el senador Oscar Ortiz, de la bancada opositora a Morales. “Tenemos que generar confianza en la población”, dijo Omar Aguilar, senador por el partido del expresidente.

Más temprano, los mediadores de las Naciones Unidas y la Unión Europea celebraron el acuerdo y agradecieron la disposición de todos los sectores. En el acuerdo, impulsado por la Iglesia Católica, se establece que habrá un monitoreo internacional en las nuevas elecciones, según explicó el enviado de la ONU, Jean Arnault.

Después que en las elecciones se encontraran irregularidades en el conteo de votos -según una auditoria de una misión de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA)- Morales, acorralado por protestas a las que se unieron policías y militares, renunció el pasado 10 de noviembre y posteriormente se fue México, donde ha recibido asilo.

En la jornada, los hijos de Morales, Evaliz y Álvaro, dejaron el país hacia Argentina, según informó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en su cuenta de Twitter. Desde Argentina, altas fuentes de la Cancillería informaron a The Associated Press que ambos llegarán a Buenos Aires y que no tienen asilo político.

El gobierno interino de Jeanine Áñez, que se comprometió a llamar a elecciones lo más antes posibles, logró convocar a un diálogo a todos los sectores que estaban protagonizando los bloqueos y cercos para la tarde del sábado.

Según las imágenes televisivas, las ciudades como Cochabamba y Santa Cruz tenían tránsito vehicular. El comandante de la policía en Santa Cruz, Miguel Mercado, informó que las carreteras están expeditas. El sector social afín a Morales se comprometió a replegarse de los bloqueos mientras les den garantías.

RELACIONADAS:

La presidente interina de Bolivia da un paso para posibles elecciones. Los muertos por la violencia en el país ya son 32

Al menos 23 muertos en duros choques en Bolivia. "Hay una mente macabra que está detrás", denuncia el gobierno