El FBI quiere entrevistar al informante que desató el juicio político contra Trump

El individuo, cuya identidad no se conoce, aún no ha accedido a hablar con los agentes federales sobre el asunto que ahora analiza el Congreso.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El FBI ha solicitado sostener una entrevista con el informante cuya denuncia dio pie al juicio político contra el presidente, Donald Trump, en la Cámara de Representantes, según dijo a NBC News una fuente directamente familiarizada con el asunto.

Sin embargo, ese informante, cuya identidad no se ha hecho pública, aún no ha aceptado conceder una entrevista, precisó la fuente.

La solicitud del FBI fue reportada por primera vez por Yahoo! News, que dijo que algunos funcionarios de esta agencia estaban molestos porque el Departamento de Justicia se negó a investigar la queja del denunciante sobre el manejo del presidente Trump con Ucrania luego de que el inspector general de la Comunidad de Inteligencia la remitiera como caso penal.

Los portavoces del FBI y el Departamento de Justicia no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios de NBC News.

Funcionarios del Departamento de Justicia aseguraron que examinaron la remisión por delito contra Trump en base a la denuncia de esa persona y decidieron que no debía procederse a ninguna investigación. También dijeron que solo examinaron si ocurrió un delito de financiamiento de campaña, pero nunca explicaron por qué no consideraron el soborno, la extorsión u otros posibles delitos.

La persona denunciante no estuvo presente en la llamada que tuvo lugar el 25 de julio pasado entre el presidente Donald Trump y su homólogo ucraniano, por lo que no se le considera testigo de primera mano de ninguno de los momentos clave en el caso Ucrania.

El informante aumentó las preocupaciones transmitidas por otros colegas en el Consejo de Seguridad Nacional, y las incluyó en una queja por escrito que envió al inspector general de la comunidad de inteligencia.

Puesto que no se le considera testigo de primera mano, los demócratas en el Congreso han decidido que no necesitan el testimonio del denunciante en las audiencias de juicio político en curso.

Por su parte, los republicanos han instado a que se presente para que testifique, algo que sus críticos consideran como un intento de exponer la identidad de esta persona.