Maduro dice que varios militares de Venezuela fueron detenidos por apoyar una supuesta conspiración de EEUU

El mandatario venezolano culpa a Trump de dar la orden de destituir a Evo Morales, ex presidente de Bolivia que renunció tras presiones del Ejército
Nicolás Maduro, en un momento de la entrevista de este domingo.
Nicolás Maduro, en un momento de la entrevista de este domingo.EFE/EPA/Miraflores Press / EFE/EPA/Miraflores Press

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

El Gobierno de Nicolás Maduro en colaboración con el Ejército detuvo a un número no concretado de militares por apoyar supuestamentes planes conspirativos de EEUU y Colombia en Venezuela, según afirmó este domingo el mandatario en una entrevista.

Maduro afirmó que las detenciones se llevaron a cabo “en los últimos meses”, aunque no precisó cuándo. “Hemos desmembrado, por participación propia de oficiales de nuestra fuerza armada, más de 47 intentos de captar oficiales para ponerlos al servicio de la estrategia de Colombia y de los gringos", dijo el presidente venezolano hablando con el periodista José Vicente Rangel en el canal privado Televen. 

"Hay gente presa por eso, algunos cedieron y fueron comprados y sencillamente fueron descubiertos o interceptados por la información de oficiales patriotas", remarcó, aunque no concretó a cuántas personas afectó esta medida.

Maduro sostuvo que con la captación de estos militares se buscaba "robar misiles" en Venezuela, además de "tratar de anular el sistema" de aviones Sukhoi, de radares fijos y móviles, y "el sistema de torpedos y defensa misilística de la Armada Bolivariana".

Confrontado a la peor crisis de la historia reciente del país petrolero, Maduro aseguró que mantiene "permanente inteligencia" destinada a detectar intentos para "tratar de dividir y debilitar" a la fuerza armada, considerada por la oposición y analistas el sostén principal de su gobierno.

El mandatario aseguró que el Ejército de Venezuela está ahora más fortalecido y acompañado por 3.200.000 milicianos, por lo que lo considera preparado para afrontar conspiraciones como las que, según su versión, intentaron hacer Colombia y EEUU repetidamente. 

La fuerza armada venezolana "no se va a arrodillar más nunca a los gringos, ni se va a poner más nunca al servicio de la oligarquía de este país", sostuvo Maduro,

Por otra parte, descartó que en Venezuela se produzca un escenario similar al de Bolivia, donde policías y militares promovieron la salida de su aliado Evo Morales, tras casi 14 años en el poder. 

Maduro culpa a Washington de alentar el "golpe de Estado" que forzó la renuncia de Morales, actualmente en asilo en México mientras su país vive días de fuerte tensión y un Gobierno interino tomó su relevo. El mandatario venezolano dijo que la orden de “acabar con Morales” la dio el presidente, Donald Trump. 

Guaidó intenta reavivar la oposición

Por su lado, el líder opositor de Maduro Juan Guaidó reavivó las protestas en Venezuela para nuevamente pedir un cambio en el país, pero esta vez con dos frentes bien definidos: que los venezolanos se inspiren en el ejemplo boliviano y que las marchas sigan vivas. 

En un discurso de este sábado, Guaidó llamó a los partidarios a permanecer en las calles en los próximos días y mencionó la reciente agitación social en Bolivia. “[Este país] estuvo 18 días, nosotros hemos estado años. Toca insistir”, insistió el opositor.

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional y que en enero se declaró presidente interino del país, insistió que necesita de la participación de todos para lograr el cese del mandato de Maduro, que se instale un gobierno de transición a cargo de llevar adelante unas elecciones libres.

El líder opositor, reconocido por más de 50 países, cuenta con el respaldo de muchos venezolanos que atribuyen al gobierno de Maduro la actual la crisis política y económica que azota a Venezuela. Pero las fuerzas armadas, históricamente la palanca de cambios políticos en Venezuela, permanecen leales al gobierno.

Por su lado, Maduro, que no parece estar dispuesto a ceder, tomó sus previsiones. De cara a las protestas del sábado, exhortó a sus seguidores a mantenerse vigilantes en las calles y ordenó a los jefes de militares y policiales a reforzar el patrullaje en todo el país.

Los seguidores del presidente también marcharon este sábado desde otros tres puntos de la ciudad rumbo al palacio de gobierno, en el centro de Caracas, para apoyar a su líder y defender la “Revolución Bolivariana”, como llaman al proyecto político ideado por el fallecido presidente Hugo Chávez para una Venezuela socialista.

RELACIONADAS

Alentado por Bolivia, Guaidó revive protestas en Venezuela contra Maduro, quien también recibió apoyo sus seguidores