En los parques de EEUU se esconden cultivos de marihuana que envenenan el agua

Las plantaciones ilegales son atribuidas a cárteles de droga mexicanos que usan pesticidas, los que contaminan plantas y el agua potable.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

En los parques nacionales de California se esconde un plantío especialmente peligroso: cultivos ilegales de cannabis, que están envenenando la vegetación y el agua potable de la zona.

El daño medioambiental de los cultivos, causado por el uso de insecticidas y químicos, podría ser tan duradero como para afectar a varias generaciones, según autoridades forestales consultadas por la radio pública NPR.

Hace poco fue descubierto un sitio de cultivo en el parque Shasta-Trinity National en California, estado donde la marihuana es legal para fines recreativos y medicinales.

En ese parque también fueron arrestadas en septiembre dos personas mexicanas; parece que los cárteles del narcotráfico han aprovechado la extensión y follaje de los bosques nacionales para evitar ser detectados desde hace varios años. En el sitio del arresto incluso fue encontrado un campamento enorme rodeado por 3 millas (4.8 kilómetros) de tuberías para irrigación, reportó NPR.

En el campamento había también bolsas de fertilizante y botellas de insecticidas prohibidos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés).

Uno de los pesticidas era carbofuran, altamente tóxico y que una ecóloga dijo a NPR fue hallado después en la tierra, las plantas de cannabis y en la vegetación natural de la que se alimenta la fauna local. “Tan solo la cuarta parte de una cucharada” de carbofuran “podría matar a un oso negro de 600 libras de peso, así que, obviamente, tan solo una pizca puede matar a un humano”, advirtió la ecóloga, Greta Wengert.

Peces y fuentes de agua potable también han sido afectados por los insecticidas usados en los cultivos ilegales de marihuana, según el gobierno estatal de California.

“Están contaminando el agua que llega hasta las casas de nuestras comunidades, esto no lo vamos a permitir”, sentenció el fiscal Xavier Becerra.

Restos del campamento cerca de los cultivos de cannabis en el que fueron detenidas dos personas mexicanas en septiembre. Crédito: Departamento de Justicia de California

A principios de noviembre, la oficina de Becerra anunció que tan solo este año han sido arrestados 148 individuos en más de 300 sitios de cultivo ilegal, donde fueron erradicadas casi un millón de plantas.

“Aunque el uso de cannabis ya fue legalizado en California, sigue habiendo un enorme mercado negro”, dijo en un comunicado Robert Paoletti, parte del grupo antinarcóticos de la Guardia Nacional de California.

Y es que el precio de la marihuana ilegal sería hasta 50% menor que el de dispensarios legales, de acuerdo con el grupo Cannabis Removal on Public Lands Project, citado por NPR.

Un análisis estima que este año los consumidores gastarán hasta 3,100 millones de dólares en la industria legal de marihuana en California, en comparación a 8,100 millones en el mercado ilegal.

MÁS NOTICIAS DE ESTE TEMA

Hallan plantas de marihuana en el capitolio de Vermont

Legalización de la marihuana en California no frena deportaciones