Jornada electoral medirá peso del voto latino y la popularidad de Trump

Las elecciones locales y estatales de este martes podrían servir de barómetro sobre la gestión de Trump y su posible reelección en 2020

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

WASHINGTON.— Miles de votantes acuden este martes a las urnas en Kentucky, Virginia, Mississippi, Nueva Jersey, y decenas de ciudades, en unos comicios que medirán el peso del voto latino y servirán de referendo a la gestión del presidente, Donald Trump, y su posible juicio político.

A menos de un año de los comicios generales, en los que Trump buscará la reelección, los votantes elegirán hoy a gobernadores en Kentucky y Mississippi, dos estados bajo control republicano; escaños en las asambleas en tres estados, alcaldes en 31 de las 100 ciudades más grandes del país, y decenas de puestos locales.

De entre el puñado de candidatos latinos en esta contienda, la concejal demócrata de Tucson (Arizona), Regina Romero, podría hacer historia al convertirse en la primera alcaldesa y primera latina en ese puesto en esa ciudad, que además determinará si acepta o no ser la primera 'ciudad santuario' en ese estado.

 Mientras, en Virginia, tres candidatos latinos buscan la reelección en la Asamblea estatal, Elizabeth Guzmán, Alfonso López y Hala Ayala, mientras que Phil Hernández piensa sumárseles si gana esta noche.

Romero y esos cuatro candidatos tienen el respaldo de grupos como el Latino Victory Fund.

Estas elecciones no suelen acaparar gran cobertura mediática ni mucha movilización de votantes, en parte porque no están en juego los escaños del Congreso ni el control de la presidencia, pero sirven de barómetro para las tendencias electorales de cara a los comicios generales de 2020.

Get the noticias newsletter.

Trump realizó anoche un mitin político en Kentucky en parte para apoyar la reelección del gobernador Matt Bevin, quien mide fuerzas contra su rival demócrata, Andy Beshear.

Según Trump, la “farsa” de la investigación preliminar de los demócratas para un posible juicio político para destituirlo está motivando a sus votantes hoy en Kentucky y Mississippi, y en Luisiana, que elegirá a un gobernador en una elección especial el próximo 16 de noviembre.

Aunque Kentucky es un estado de indiscutible tendencia republicana, Bevin es uno de los gobernadores más impopulares del país, con una tasa de desaprobación del 53%, según la encuestadora "Morning Consult".

Bevin ha podido cerrar la brecha frente a Beshear en las últimas semanas gracias a la popularidad de Trump en Kentucky, pero ha encabezado durante meses una fuerte lucha con su propio partido en torno a asuntos como gastos para la educación pública y la protección de las pensiones de empleados estatales.

En Mississippi, mientras tanto, una ley estatal limita el mandato del gobernador republicano, Phil Bryant, por lo que dos candidatos, el vicegobernador Tate Reeves y el fiscal general demócrata, Jim Hood, se disputan el cargo.

Respaldado por Trump y por millonarios donantes, Reeves ha lanzado anuncios publicitarios negativos para tratar de pintar a Hood como un demócrata extremista anti-Trump, y la mayoría de las encuestas vaticinan su victoria.

Pero Hood ha salido al contraataque y ha logrado conquistar terreno en círculos conservadores debido a sus posturas en torno a la tenencia de las armas y una reducción de los impuestos.

{iframely-embed-html}

En Virginia, están en juego todos los 140 escaños de la Asamblea General, y los demócratas, que controlan la gobernación, esperan ganar la mayoría en ambas cámaras, algo que no han logrado desde principios de la década de 1990.

Desde que Trump llegó al poder en 2017, la 'ola azul' de los demócratas ha logrado arrebatar casi una veintena de escaños republicanos en Virginia, debido a una mayor inversión en campañas de acercamiento con los latinos y otras minorías.

En declaraciones a Noticias Telemundo, Walter Tejada, miembro en diversos altos cargos en la Junta del Condado de Arlington (Virginia) entre 2003 y 2015, dijo que la demócrata Dalia Palchick y la republicana Yesli Vega, también podrían hacer historia si ganan puestos a la Junta de Supervisores en los condados de Fairfax y Prince William, respectivamente. 

"Mucho está en juego en Virginia, que a nivel nacional se considera una antesala de los comicios presidenciales de 2020. Con casi 300,000 latinos elegibles para votar, la gran mayoria en el norte de Virginia, la comunidad hispana bien podria marcar la diferencia en muchas contiendas y decidir quién gana", señaló Tejada.

Es que los cambios demográficos en el sureño estado han favorecido a los demócratas en los últimos años, particularmente en zonas afluentes que antes se consideraban bastiones republicanos pero que le han dado la espalda a Trump.

Así, según un análisis del Centro para Políticas de la Universidad de Virginia, los demócratas tienen mejores probabilidades de ganar el control de la Asamblea General en Virginia, lo que les permitiría sentar el rumbo de las políticas en torno a asuntos como la educación, el transporte, el control de las armas, la expansión del Medicaid, la recolección de impuestos, y la demarcación de nuevos distritos electorales tras el Censo de 2020.

Ambos partidos han liderado esfuerzos por movilizar a sus bases tanto para la jornada electoral de hoy como para los comicios de 2020. Del lado republicano, claro está, Trump es su mejor arma.

Mientras, la exprimera dama, Michelle Obama, instó a los demócratas a salir a las urnas para hacer contar su voz, y compartir fotos de la ocasión.