La política más dura de Trump sobre asilo genera “confusión”. Y los migrantes se quedan encerrados en EEUU

Abogados de inmigración aseguran que hay indocumentados que permaneces detenidos en el país pese a que deberían ser expulsados por la nueva norma

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

La administración del presidente, Donald Trump, puso en marcha el pasado julio su medida más dura sobre el asilo: se trata de la que permite al Gobierno deportar a los solicitantes que no lo pidieron anteriormente a otro país por el que pasaron en su ruta hacia EEUU. 

Pero actualmente la norma se ha implementado solo parcialmente, según NBC News. Hasta el pasado viernes, el momento en que se publicó la noticia de este medio, la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) todavía no había llevado a cabo deportaciones bajo el paraguas de esta regla. Así lo confirmó Paige Hughes, portavoz de esta agencia federal. 

Mientras tanto, abogados de inmigración aseguran que hay migrantes para los que se ha ordenado el retorno, por los efectos de la nueva política, que siguen detenidos en EEUU. Los letrados afirman que estas personas no tienen derecho a quedarse, pero tampoco se ha puesto en marcha su traslado a los países de origen. 

El por qué de este retraso en la aplicación de la nueva norma no está claro, dice NBC News. Un exfuncionario de ICE asegura que existe cierta confusión en la agencia sobre si los inmigrantes deberían ser regresados a las naciones de las que proceden o a las que podrían acoger sus solicitudes de asilo.

La norma se anunció el 15 de julio, y debería haber entrado en vigor el día siguiente. Fue bloqueada temporalmente por un juez, hasta que el Tribunal Supremo la autorizó, el pasado 11 de septiembre.

La regla tiene varias excepciones: quedarían exentas las personas que han sido víctimas de un delito grave de tráfico de personas; no aplicaría a los países que no hayan firmado un tratado internacional sobre refugiados (la mayoría sí lo han hecho); y tampoco afectaría a quienes hubieran solicitado asilo en otro país pero hubieran sido rechazados.

Get the noticias newsletter.

Con su puesta en marcha, el Gobierno cerró casi por completo el derecho a asilo en la frontera sur a los migrantes centroamericanos, toda vez que para llegar a Estados Unidos (a pie, en autobús, o en tren) habrían de atravesar al menos México.

Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles, explicó que su grupo representa a los inmigrantes sujetos a la regla."Tenemos demandantes que han recibido órdenes finales de expulsión basadas en ella y actualmente están detenidos", dijo Gelernt, quien agregó que algunos han estado en cerrado durante más de un mes.

El Departamento de Seguridad Nacional, por su parte no respondió a una solicitud de comentarios sobre por qué a los inmigrantes se les niega el asilo bajo la política pero no se le deporta, afirma NBC News.

Los migrantes que ven denegado el asilo bajo esta política pueden solicitar permanecer en EEUU gracias a dos medidas de protección conocidas como la "retención de deportación" y la Convención contra la Tortura. Ambos programas presentan mayores restricciones respecto a los requisitos que tienen que cumplir los que piden ampararse en ellos. 

Pero incluso los migrantes que vieron sus peticiones de estas peticiones rechazadas y tienen órdenes finales de expulsión en su contra continúan languideciendo en los centros de detención de ICE. Mantener a solicitantes de asilo con órdenes de deportación bajo la custodia de la Migra podría llevar a la capacidad de sus centros al límite y agotar recursos en un momento en que la administración está tratando de detener a más inmigrantes indocumentados.

Desde que la administración anunció la nueva norma, ha habido mucha confusión. Muchos cuestionaron cómo se podía aplicar legalmente ya que países como El Salvador y Guatemala no se consideraban "terceros países seguros" para los solicitantes de asilo según lo establecido por el derecho internacional, y visto que México no aceptó un acuerdo de ese tipo. 

Después de que el Supremo diera luz verde a la implantación de la nueva política de asilo, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU (USCIS, en inglés), la agencia responsable de la gestión de este tipo de protección internaciona, dijo que cualquier persona que haya ingresado al país a partir del 16 de julio, cuando enjtró en vigor la regla, estaría sujeta a ella

Un portavoz de USCIS afirmó que a partir de la decisión de la Corte Suprema, este servicio ha empezado a aplicar la regla en todo el país. Pero incluso los altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional parecen tener cierta confusión sobre su implementación. 

La semana pasada, el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, afirmó que se estaba poniendo en marcha justo en esos días. Pero posteriormente dos funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), dijeron a NBC News que Morgan estaba equivocado. 

RELACIONADAS

La Corte Suprema aprueba la política de Trump para negar asilo a los inmigrantes que han pasado por otro país