La niña latina desaparecida en Nueva Jersey fue secuestrada: así es el sospechoso y su camioneta roja

El supuesto secuestrador podría ser latino. Se llevó a Dulce María Alavez en un descuido de su madre

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

La policía sospecha que la desaparición el lunes de Dulce María Alavez, de 5 años, en un parque de Nueva Jersey fue en realidad un secuestro. El sospechoso es un “hombre de piel clara, posiblemente hispano”, según ha informado la cadena NBC Philadelphia.

Mide unos 5 pies con 6 u 8 pulgadas, y es de "constitución delgada, sin vello facial y acné", detalló la misma fuente. En el momento del secuestro calzaba zapatillas anaranjadas y vestía pantalones rojos y una camisa negra.

El sospechoso supuestamente atrajo menor desde el patio de recreo hasta una camioneta roja con ventanas tintadas en la que la introdujo por una puerta lateral corredera, informaron las autoridades.

Dulce fue colocada en el asiento trasero del vehículo por el sospechoso, quien luego se dio a la fuga con la pequeña en el interior del auto en torno a las 4:20 p.m. hora del este del lunes.

La niña, de 3 pies y 5 pulgadas, llevaba el cabello castaño oscuro atado en una cola de caballo, una playera amarilla y pantalones a cuadros blancos y negros con diseños de flores y sandalias blancas cuando fue vista por última vez.

La madre, Noema Alavez Pérez, de 19 años, llegó al parque con Dulce María y otros tres niños pequeños. Mientras ella permaneció en el auto con algunos niños, dejó que a los otros correr hacia el área de juegos, dijo la policía.

Cada niño llevaba en la mano un helado mientras corrieron a los juegos, dijo Alavez Pérez.

Unos 10 minutos después, la madre encontró a su hijo de tres años llorando, su helado en el suelo, y su hermana fuera de vista. El niño señaló hacia unos edificios y dijo que su hermana se había ido en esa dirección, dijo la madre.

Pensé que nada más estaba jugando a las escondidas, que estaba jugando en el bosque”,  explicó.

La madre llamó a los familiares y comenzaron a buscar en el parque y el área de juegos. Temiendo que alguien se hubiera llevado a Dulce María, Alavez Pérez dijo que llamaron a la policía alrededor de las 4:50 p.m., hora local. Los oficiales comenzaron a buscar a la niña inmediatamente.

La búsqueda empleó un helicóptero de la policía estatal de Nueva Jersey y perros de rastreo.

Miembros de la familia y personas de la comunidad continuaron buscando en el parque el martes por la mañana, tocando la música de los camiones de helados y gritando “Dulce”con la esperanza de llamar la atención de la niña desaparecida mientras recorrían los bosques y las instalaciones del parque. En un momento se reunieron en un círculo de oración, reportó NBC.