Senadores demócratas y abogados desafían la regla de carga pública de Trump contra los migrantes

“Ninguno de nosotros estaría aquí si esta regla hubiese existido cuando nacimos”. Estos senadores demócratas se ponen de lado de los migrantes que reciben beneficios.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Organizaciones defensoras de los migrantes de escasos recursos han presentado un desafío legal contra la regla de la Administración Trump que podría negar la tarjeta de residencia a los migrantes que utilicen ayudas públicas, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

Este martes, legisladores demócratas presentaron una iniciativa de ley para bloquear esta medida del presidente, Donald Trump, conocida como ‘carga pública’.

Bajo esta medida el Gobierno le puede negar la entrada, visas y la residencia a inmigrantes que hayan utilizado servicios como Medicaid o los bonos de comida. Incluso la sospecha de que una persona podría llegar a hacer uso de estos beneficios es razón suficiente para que se le aplique la medida.

Tanto la demanda del Instituto para la Defensa Constitucional de la Universidad de Georgetown ante una corte federal este lunes, alegando que viola el derecho al debido proceso, como la propuesta del Congreso podrían bloquear la implementación de la medida de Trump.

“La verdadera intención de la regla de carga pública es crear un ambiente de miedo entre las familias inmigrantes y, tristemente, está funcionando”, dijo la senadora demócrata por Hawái Mazie Hirono, al presentar la ‘Ley Proteger los Valores Americanos’ (Protect American Values Act), según la web informativa The Hill.

Ya hay 27 senadores que respaldan esta ley, dijo Hirono al medio citado.

“Ninguno de nosotros estaría aquí si esta regla hubiese existido cuando nacimos”, dijo el senador demócrata por Connecticut Richard Blumenthal, quien presentó la ley junto con la senadora de Hawái.

La ley federal ya exige que aquellos que buscan convertirse en residentes permanentes u obtener un estatus legal demuestren que no serán una carga para los Estados Unidos: una "carga pública", en palabras del gobierno.

Pero las nuevas reglas detallan una gama más amplia de programas que podrían descalificarlos, incluidos Medicaid, cupones de alimentos y planes de vivienda. Anteriormente se restringía únicamente a recibir dinero en efectivo del Gobierno.

El gobierno del presidente Donald Trump pregona su enfoque enérgico como una forma de mantener sólo a los inmigrantes autosuficientes en el país, pero los expertos en salud sostienen que el cambio podría forzar a millones de migrantes de bajos ingresos a elegir entre recibir servicios de salud necesarios y sus intentos de permanecer legalmente en el país.

"La gente va a estar más enferma. No van a buscar atención médica o no hasta que tengan que ir a una sala de emergencias", opinó Lisa David, presidenta y directora ejecutiva de Public Health Solutions, la organización de salud pública más grande de Nueva York. "Le va a costar mucho dinero al sistema", agregó.

Además, dos condados de California y fiscales de 13 estados entablaron demandas, diciendo que los cambios aumentarán los peligros para la salud pública.