Ahogada por los préstamos abusivos

“En lugar de bajarme, la cuenta me estaba subiendo”. Esta tatarabuela mexicana es una de las millones de personas que han terminado atrapadas cada año por los préstamos del día del pago.