Trump elogió a México por frenar a los migrantes y defendió cada “milla de muro” en la frontera sur

Trump elogió los esfuerzos de México para reducir la migración ilegal hacia EEUU, y defendió "cada milla" del muro fronterizo

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

WASHINGTON.— El presidente, Donald Trump, elogió hoy los esfuerzos de México por frenar la inmigración indocumentada hacia EEUU, sin mencionar su anterior amenaza de imponer aranceles si ese país no hace más en esas lides, a la vez que defendió cada “milla de muro” que se construya en la frontera sur.

Antes de partir a Carolina del Norte para inspeccionar los daños causados por el huracán Dorian, Trump tomó preguntas de los periodistas en el césped sur de la Casa Blanca sobre asuntos como la colaboración de México contra la inmigración indocumentada; su reunión cancelada con los talibanes; el déficit comercial con China, y el panorama político en EEUU de cara a las elecciones de 2020.

"Ahora mismo, México ha estado haciendo un gran trabajo para nosotros y, francamente, lo apreciamos mucho, pero también hemos estado cambiando rápidamene las regulaciones, las reglas", dijo Trump, en alusión a las restricciones de asilo. 

“Se está construyendo mucho muro, y cada vez que ponemos una milla de muro, eso nos ayuda mucho... Siempre he dicho que sin una frontera, no tenemos país… estamos resguardando la frontera como nunca antes”, enfatizó Trump.

También afirmó que su gobierno está reduciendo el contrabando de humanos “ a un número mucho más bajo”, y repitió su acusación de que los demócratas quieren “fronteras abiertas”.

Según el mandatario, esa política de “fronteras abiertas” sólo conduce a “más crímenes, drogas, y tráfico de humanos”.  Sus declaraciones dejan en claro que continuará utilizando el tema de la seguridad fronteriza como tema de campaña electoral.

 Sin embargo, Trump no contestó una pregunta sobre qué más debe hacer México para continuar reduciendo los cruces irregulares en la frontera, ni si retomará su amenaza de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas.

Es que Trump había amenazado con imponer sanciones a los productos mexicanos si no hacía más para reforzar su vigilancia en la frontera con Guatemala.

México firmó un acuerdo el pasado 7 de junio que incluyó una expansión del programa “Quédate en México” para solicitantes de asilo en EEUU; un despliegue militar en la frontera con Guatemala, y más ayuda humanitaria y oportunidades de empleo a los migrantes centroamericanos.

Ese acuerdo estaba sujeto a una revisión a los 90 días de su puesta en marcha, y precisamente mañana, martes, el vicepresidente, Mike Pence, se reunirá con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, para evaluar los logros del pacto y delinear los siguientes pasos.

En ese sentido, el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP, por su sigla en inglés), Mark Morgan, dijo desde el podio de la Casa Blanca que México ha tomado pasos “increíbles” y “sin precedentes”, pero también “debe hacer más” para combatir la migración irregular desde Centroamérica.

 “¿Por qué vemos en 90 días una reducción del 56% ? El presidente ha dejado muy en claro que usará todas las herramientas que le son disponibles a él y su administración para responder a esta crisis en la frontera sur”, dijo Morgan.

Sin dar detalles, el funcionario también afirmó que EEUU sigue negociando un "acuerdo de colaboración" con México, al sugerir que podría ser acuerdo de "tercer país seguro", algo que México ha rechazado desde el principio.

Ni el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ni la CBP han respondido a una solicitud de aclaración de los comentarios de Morgan sobre que la referencia a "tercer país seguro" es un mero "coloquialismo", pese a que el término conlleva obligaciones legales bajo convenios internacionales. 

Pero el canciller mexicano reiteró hoy mismo en Twitter la postura del gobierno de México, que no aceptará ningún acuerdo para ser "tercer país seguro", la exigencia original de EEUU en junio pasado. 

 Morgan precisó que, por tercer mes consecutivo, las autoridades registraron un descenso en los cruces irregulares en la frontera sur, y que el descenso de julio a agosto pasado fue de alrededor del 22%.

El mes pasado, los agentes fronterizos detuvieron a poco más de 64,000 migrantes, en comparación con los 82,055 en julio pasado o con los 144,255 de mayo pasado.

Pero Morgan insistió en que la baja de agosto no guarda relación alguna con la temporada de verano, que suele desalentar la migración indocumentada debido a las altas temperaturas.

Morgan se mostró escéptico de que se mantengan a largo plazo los logros en la frontera, por lo que repitió el mensaje de la Administración Trump de que el Congreso debe hacer su parte y reformar el sistema migratorio para cerrar los “resquicios” legales que, a su juicio, alientan la inmigración indocumentada.

Por otra parte, Morgan expresó confianza en que el gobierno de Guatemala ratificará el acuerdo sobre “tercer país seguro” para solicitantes de asilo, y reiteró el deseo de EEUU de suscribir acuerdos similares con Panamá, El Salvador, y otros países de la región.

 El acuerdo con Guatemala, suscrito el pasado 26 de julio, no ha sido implementado porque afronta trabas legales y la aprobación del Congreso guatemalteco.

La semana pasada, el presidente electo, Alejandro Giammattei, se quejó de que su equipo no ha recibido información alguna del saliente gobierno del presidente, Jimmy Morales, sobre el acuerdo y su implementación.

Morgan hizo las declaraciones en el mismo salón en el que la Casa Blanca no ha ofrecido una rueda de prensa formal desde el pasado 11 de marzo.

Además de inspeccionar los daños del huracán Dorian en Carolina del Norte, el mandatario también tiene previsto participar en un mitin político en ese estado, que será clave para sus esfuerzos de reelección en 2020.

Trump está acompañado por el senador republicano, Lindsey Graham, el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, además de varios de sus asesores, según la Casa Blanca.