Cada vez nos casamos menos y más tarde. Este estudio científico explica: faltan hombres atractivos… por su dinero

Los hombres disponibles no cumplen los requisitos de las mujeres por este motivo. Y la consecuencia es que las bodas han caído a su mínimo histórico y la edad para casarse ha aumentado hasta este nivel.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

No se deje engañar por las fotos edulcorantes de conocidos en las redes sociales: cada vez menos gente se casa en Estados Unidos, donde la tasa de matrimonios es ya la más baja en 150 años. El motivo, de acuerdo con un reciente estudio, es que no hay suficientes hombres "económicamente atractivos" para las mujeres solteras.

En el estudio, cuyos resultados se publicaron en el Journal of Marriage and Family, los investigadores definieron un hombre soltero y atractivo desde el punto de vista financiero a aquel “con un título de licenciatura o ingresos de más de 40.000 dólares al año".

Se examinaron parejas en matrimonios heterosexuales de 2008 a 2012 y de 2013 a 2017, compilando perfiles de niveles de educación e ingresos de los cónyuges. Cuando analizaron el grupo de hombres disponibles para estos rasgos económicamente atractivos que las mujeres solteras demográficamente similares podrían buscar, hubo una escasez de posibles parejas.

Los investigadores plantearon así la hipótesis de que los esposos potenciales para las mujeres solteras tienen un ingreso promedio casi 60% más alto que el grupo real de hombres disponibles. También tenían un 30%  más de probabilidades de estar empleados y un 19% más de probabilidades de tener un título universitario en comparación con los solteros realmente disponibles.

El autor principal del estudio, Daniel T. Lichter, profesor de la Universidad de Cornell, aseguró a la página informativa Yahoo Noticias que no se debe menospreciar la importancia del dinero en las relaciones.

Get the noticias newsletter.

“El atractivo físico puede proporcionar un filtro inicial que llama nuestra atención, pero las consideraciones económicas y los valores compartidos son mucho más importantes a largo plazo. Un buen trabajo atrae y retiene parejas matrimoniales adecuadas. Y esto es cierto tanto para hombres como para mujeres ".

Aun así, la mayoría de estadounidenses (88%) mencionaron el amor como una razón muy importante para casarse, antes de hacer un compromiso de por vida (81%) y buscar compañía (76%), según una encuesta de 2013 del Centro de Investigación Pew.

El matrimonio, una institución en proceso de cambio 

Por otro lado, para las mujeres, encontrar una pareja con antecedentes educativos similares puede ser más difícil. Según un análisis de Pew, se estima que ellas están mejor educadas que nunca: 2019 será el primer año en que las mujeres constituyan la mayoría de la fuerza laboral con educación universitaria de Estados Unidos.

Eso implicaría un posible cambio de tendencia en el futuro, a medida que más mujeres se vuelven financieramente independientes, encontrar parejas masculinas potenciales que sean económicamente seguras puede no ser tan importante.

"En el pasado, las mujeres jóvenes generalmente se casaban según la educación o el nivel socioeconómico. Pero esto ya no es así. Cada vez más, las mujeres jóvenes se casan con hombres con menos educación que ellas”, advirtió Lichter.

Como en buena parte de los países más desarrollados, en Estados Unidos ha aumentado la edad en que las mujeres deciden casarse, desde alrededor de 20 para las mujeres en la década de 1970 a 27,8 en 2018, según la Oficina del Censo. La edad de los hombres en el primer matrimonio ese año fue 29,8 ".

"La mayoría de los jóvenes de hoy ya no se casan cuando son adolescentes o cuando están en la universidad", señaló Lichter. “En el pasado, las escuelas secundarias y universidades reunían a jóvenes similares en un espacio común donde se reunían, formaban vínculos románticos y tal vez se casaban. El matrimonio tardío ahora significa que los jóvenes de hoy deben encontrar compañeros compatibles en otros lugares, en el lugar de trabajo o en el vecindario en el gimnasio, bar o club local ".

Al mismo tiempo, las tasas de divorcio han aumentado entre los estadounidenses mayores. En 2015, por cada 1,000 adultos casados de 50 años o más, 10 se divorciaron, en comparación con cinco en 1990. Entre las personas de 65 años o más, la tasa de divorcios se triplicó aproximadamente desde 1990.

Relacionado: "No celebramos bodas homosexuales o de raza mixta". Un local de Mississippi rechaza a una pareja interracial