Dorian azota la costa este de Canadá. Su paso dejó sin luz a medio millón de personas

El Centro Nacional de Huracanes indica que ahora es un ciclón postropical. Sigue arrasando con lo que encuentra de paso por Nueva Escocia. Anteriormente dejó al menos medio centenar de muertos

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El ahora ciclón "postropical" Dorian, que causó al menos 44 muertos en Bahamas esta semana y avanza a lo largo de la costa atlantica de Canadá, desiste de disiparse. Este sábado volvió durante algunas horas a aumentar su furia a ciclón categoría 2, con vientos máximos sostenidos de 100 millas por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos.

Dorian tocó tierra el sábado por la tarde en Sambro Creek, Nueva Escocia. En la madrugada del domingo, el NHC indicó que tenía vientos máximos sostenidos de 80 millas por hora, y que estaba dejando ráfagas con fuerza de huracán en distintos puntos de la costa este de Canadá. A las 11 pm del sábado dijo que había dejado a medio millón de personas sin luz. 

La agencia pronostica que el ciclón dará este domingo un giro hacia el norte-noreste. Señala que el centro de Dorian apunta a Terranova y pasará por encima o cerca de esta isla a lo largo del domingo, antes de entrar en el Atlántico del Norte por la tarde, cuando la fuerza del ciclón se reducirá.

De momento, queda activa una alerta por huracán para la parte este de Nueva Escocia y la parte oeste de Teranova. También hay un aviso de vigilancia por huracán para las islas de la Magdalena.

A Dorian lo acompaña este domingo en el Atlántico la tormenta tropical Gabrielle, que se mueve hacia el oeste noroeste y mantiene vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora a 1265 millas (2040 km) al oeste suroeste de las islas Azores. El NHC no prevé que provoque algún impacto en áreas terrestres, aunque prevé que se fortalezca a lo largo de la jornada. 

Esta temporada atlántica se prevén de 10 a 17 tormentas tropicales con nombre, es decir con vientos superiores a 63 km/h, y de ellas de cinco a nueve huracanes, con vientos de 120 km/h, según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA).

Se trata de una temporada con un 45 % de probabilidades de una actividad "por encima de lo normal", que es de 12 tormentas con nombre, de las cuales seis se convierten en huracanes, incluidos tres importantes.

En lo que va de la actual temporada de huracanes, que comenzó en junio pasado, se han registrado también las tormentas tropicales Chantal, Andrea, Erin, Fernand y Barry, que se convirtió en huracán en julio poco antes de tocar tierra en Luisiana, donde dejó cuantiosas pérdidas materiales, pero ninguna víctima mortal directa.

El huracán Dorian tocó tierra en Cape Hatteras, Carolina del Norte, alrededor de las 9 a.m.del viernes hora del este de EEUU degradado a categoría 1 con vientos máximos sostenidos de 90 millas a la hora.

Según el Centro Nacional de Huracanes, la tormenta estaba azotando la zona de forma virulenta, con vientos feroces e inundaciones repentinas, mientras se deslizaba a lo largo de la costa de Carolina del Norte.

A los residentes se les dijo que se refugiaran. "Pónganse a salvo y quédense allí", dijo el gobernador de Carolina del Norte Roy Cooper. Las autoridades emitieron una orden de evacuación para 830.000 residentes en las costas de los dos estados.

El huracán provocó graves daños en particular  en la zona de los Bancos Externos, una línea compuesta por unas 200 millas de islas. La isla de Ocracoke, por ejemplo, quedó fuertemente inundada

Imagen de la destrucción causada por un tornado debido al huracán Dorian en el estado de Carolina del Norte. AP / AP

Imagen de la destrucción causada por un tornado debido al huracán Dorian en el estado de Carolina del Norte. 

Los tornados originados por Dorian arrancaron techos y volcaron camiones de carga, y casi 330.000 casas y negocios se quedaron sin luz en las dos Carolinas mientras el huracán avanzaba al norte a lo largo de la línea costera.

Los vientos de la tormenta se debilitaron al caer la noche del jueves, hasta alcanzar las 90 millas por hora. Árboles y postes de luz quedaron derrumbados por las calles del centro histórico de Charleston. En algunas zonas, las ráfagas tuvieron una velocidad máxima de 80 millas por hora.

Imagen de la destrucción causada por un tornado debido al huracán Dorian en el estado de Carolina del Norte. AP / AP

Imagen de la destrucción causada por un tornado debido al huracán Dorian en el estado de Carolina del Norte. 

Tragedia en las Bahamas

En las Bahamas, donde el huracán llegó el pasado domingo antes de irse el martes, los equipos de rescate se abrieron paso el miércoles entre casas destruidas e inundadas, tratando de llegar a víctimas empapadas y aturdidas por el paso del huracán Dorian y evaluar en su totalidad la magnitud de la catástrofe que no tiene precedentes. El número oficial de muertos subió a 43 este viernes, según informaron las autoridades. Pero se teme que la cifra aumente considerablemente mientras estas siguen confirmando con los servicios de emergencia y las morgues.

Un día después de que el huracán más poderoso que jamás haya azotado el país terminara de atacar las islas de Ábaco y Gran Bahama, los socorristas todavía no habían llegado a algunas de las zonas más afectadas.

"Necesitamos ayuda", dijo Iram Lewis, un miembro del Parlamento de las Bahamas.

El huracán se estacionó sobre las Bahamas durante más de un día y medio a principios de la semana, con vientos de hasta 185 mph y lluvias torrenciales, inundando los vecindarios con aguas turbias de color marrón y destruyendo o dañando gravemente miles de sus viviendas.

"Estamos en medio de una de las mayores crisis nacionales de la historia de nuestro país", dijo el primer ministro Hubert Minnis. 

Más de 70.000 personas en las islas Abaco y en Gran Bahama necesitaron ayuda inmediata, según el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia de la ONU, Mark Lowcock. Este sábado, un millar de personas llegó a Plam Beach, Florida, en un crucero tras ser evacuadas

Los rescatistas en Bahamas usaron motos acuáticas, botes y hasta una excavadora para llegar a los niños y adultos atrapados por las crecidas, mientras la Guardia Costera estadounidense, la Marina británica y un puñado de grupos humanitarios trataban de llevar alimentos y medicinas a los sobrevivientes y de llevar a la gente más necesitada a lugares seguros.

Cinco helicópteros de la Guardia Costera volaban casi cada hora a la maltrecha Ábaco y evacuaron a más de 20 heridos al principal hospital de la capital, Nassau.

En las Bahamas, el portavoz de la Cruz Roja Matthew Cochrane dijo que se cree que más de 13.000 viviendas, alrededor del 45% de las residencias en Gran Bahama y Ábaco, sufrieron daños severos o quedaron destruidas por completo.

Funcionarios de las Naciones Unidas indicaron que se necesitarían alimentos para más de 60.000 personas en las islas, mientras que la Cruz Roja señaló que unos 62.000 residentes requerirán agua potable.

"Es una devastación total. Está diezmado. Apocalíptico", dijo Lia Head-Rigby, que ayuda a dirigir un grupo de socorro en caso de huracán y que sobrevoló Abaco. "No es reconstruir algo que estaba allí. Tenemos que empezar de nuevo". Precisó que su representante en Ábaco le dijo que había "muchos más muertos".

Voluntarios rescatan a una familia de una inundación en Freeport (Bahamas).

Las primeras cinco muertes, incluida la de un niño de siete años, se reportaron en Ábaco —donde el paso de Dorian también dejó cuantiosas pérdidas materiales e inundaciones— luego dos más sucumbieron a sus heridas en un hospital.

El medio digital The Bahama Press dijo que el menor murió ahogado. El  niño ha sido identificado como Lachino Mcintosh. Según la información divulgada, murió luego de que su familia intentara reubicarse para buscar refugio durante el huracán. The Bahamas Press ha reportado que la hermana del niño se encuentra desaparecida.

Minnis indicó que las autoridades están concentradas en buscar y rescatar a las víctimas. 

NOTICIAS RELACIONADAS

El huracán se llevó a su hijo: “Aún lo recuerdo llamándome, ¡Papi!”. Luego vio 12 muertes horrorosas más