¿Por qué el mapa de huracanes de Trump se ve diferente a los demás?

Después de días asegurando sin evidencia que el huracán Dorian afectaría a Alabama, Donald Trump mostró este miércoles un mapa aparentemente alterado que mostraba que ese estado se encontraba dentro del camino del huracán.

Después de días asegurando sin evidencia que el huracán Dorian afectaría a Alabama, el presidente, Donald Trump, mostró este miércoles en el Despacho Oval un mapa aparentemente alterado que mostraba que ese estado se encontraba dentro del camino del huracán.

El mapa que Trump mostró es el mismo que el modelo producido la semana pasada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica que muestra la trayectoria proyectada del huracán atravesando el centro de Florida. Pero aquí hay una diferencia clave: donde concluye la proyección original, alguien agregó un círculo negro más pequeño, que al parecer fue dibujado con rotulador, para incluir a Alabama en el modelo.

“Realmente teníamos en nuestra tabla original que [Dorian] iba a terminar golpeando directamente a Florida —dijo Trump, sosteniendo el mapa desde su asiento en el Despacho junto al Secretario de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan—. Iba a impactar directamente y eso habría afectado a muchos otros estados. Así era el mapa original. Iba a golpear no solo a Florida, Georgia, sino que pasaría hacia el Golfo [de México]. Eso fue lo que se previó originalmente. Luego giró a la derecha y, en última instancia, esperamos tener suerte”.

Este es el mapa mostrado por Trump:

El presidente Donald Trump sostiene un mapa con la trayectoria del huracán Dorian en el Despacho Oval el 4 de septiembre de 2019. Foto: Jonathan Ernst / Reuters

Y este es el pronóstico original de NOAA:

Mapa con la proyección del huracán Dorian. Fuente: NOAA.

“Sé que Alabama estaba en el pronóstico original. Ellos creyeron que recibiría parte [del huracán]” —dijo Trump—. Tenemos un mejor mapa... en todos los casos, Alabama fue afectado levemente y en algunos casos de modo bastante severo. Ellos le dieron una probabilidad del 95%”.

Cuando se le preguntó sobre las discrepancias con el mapa original, Trump dijo: "No sé. No sé".

Este fue el último de los episodios de un extraño ciclo en el que Trump ha insistido en incluir a Alabama entre los estados que, según él, se hallaban en la ruta del huracán. Todo comenzó el domingo por la mañana, cuando Trump tuiteó: "Además de Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Georgia y Alabama probablemente sean afectados (mucho) más de lo esperado”. Para ese momento, se proyectaba que la trayectoria de Dorian se moviera por la costa este, evitando a Alabama.

“Parece ser uno de los huracanes más grandes de la historia —agregó—. Ya de categoría 5. ¡TENGAN CUIDADO! ¡QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS!"

Unos 20 minutos más tarde, el Servicio Meteorológico Nacional, desde Birmingham, Alabama, tuiteó: “Alabama NO recibirá ningún impacto de #Dorian”.

“Repetimos, no se sentirán impactos del huracán #Dorian en Alabama —agregó el NWS—. El sistema permanecerá demasiado al este”.

Poco después, Trump les dijo a los periodistas a las afueras de Marine One que el huracán “parece estar yendo hacia Carolina del Sur y hacia Carolina del Norte. Georgia va a ser afectada. Y Alabama se afectará en parte, parece".

“Pero puede cambiar su curso nuevamente y podría retroceder más hacia Florida —advirtió—. Entonces lo sabremos, probablemente lo sepamos en las próximas 24 horas, pero es un huracán muy, muy poderoso”.

Luego, en una reunión informativa de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias a la que asistió Trump, el presidente dijo que el huracán “puede alcanzar a una pequeña parte de un gran lugar que se llama Alabama”, y agregó que el estado “podría notar al menos algunos vientos muy fuertes y algo más que eso, podría ser. Esto simplemente surgió, desafortunadamente”.

El lunes Trump se mostró molesto por un informe de ABC News que llamaba la atención sobre su insistencia en Alabama, y tuiteó: “Fue un informe tan falso del reportero @jonkarl de @ABCWorldNews. Ayer sugerí en FEMA que, junto con Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, incluso Alabama, posiblemente podrían estar en juego, lo cual FUE cierto”.

“Ellos se inventaron una historia con esto cuando, de hecho, bajo ciertos escenarios originales, era correcto que Alabama pudiera haberse visto afectada en algo —agregó—. ¡Siempre es bueno estar preparados! Pero a las noticias falsas solo les interesa denigrar y menospreciar. No interpretaron toda mi oración o mi declaración. ¡Son gente mala!"

La Casa Blanca y el Servicio Meteorológico Nacional no respondieron de inmediato a las solicitudes de NBC News para que comentaran este mapa. En una declaración a CNN a principios de semana, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, aseguró que a Trump se le dijo durante una sesión informativa en Camp David que “era importante que el foco no se centrase en la ‘trayectoria o pista’ del huracán”.

“Que a pesar de que Dorian finalmente tocaría tierra, la ‘extensión del campo de los vientos es grande’ y que todavía había ‘mucha incertidumbre’”, agregó.

‘Sus comentarios simplemente señalaban esos puntos, y ya que hay cercanía entre Alabama y Florida tiene sentido”, precisó.

La difusión de reportes falsos sobre el clima “a sabiendas” va contra la ley federal.

 “Quien, a sabiendas, emita o publique cualquier pronóstico meteorológico falsificado o una advertencia de condiciones climáticas que distorsione un pronóstico o advertencia que haya sido emitido o publicado por la Oficina Meteorológica, el Servicio de Señal de Estados Unidos u otra rama del servicio del Gobierno, será multado bajo este título o encarcelado no más de noventa días, o ambos”, se lee en Código 2074 de la ley federal.