Dos altos cabecillas de la guerrilla colombiana FARC retoman las armas. Así tambalea el proceso de paz

El ex número dos de las FARC anuncia la creación de una nueva guerrilla y abre las puertas para una alianza con el ELN.
Imagen de archivo de Seuxis Pausias Hernández, alias "Jesús Santrich", y Luciano Marin Arango, alias "Iván Márquez".
Imagen de archivo de Seuxis Pausias Hernández, alias "Jesús Santrich", y Luciano Marin Arango, alias "Iván Márquez". AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Seuxis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”, y Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, dos de los cabecillas más poderosos del grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han anunciado hoy que retoman las armas.

Santrich y Márquez, quienes fueron dos de los negociadores del grupo armado durante el proceso de paz con la administración del expresidente Juan Manuel Santos, estaban escondidos luego de que abandonaran los esquemas de seguridad que el gobierno les había dado.

“Es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado a los acuerdos de paz de La Habana”, ha dicho Márquez, el ex número dos de las FARC, en un video difundido este jueves.

El anuncio ha generado un ambiente de incertidumbre ya que la desmovilización era una parte fundamental del acuerdo firmado entre el gobierno y el grupo insurgente, luego de más de dos años de negociación en Cuba.

Tanto Márquez como Santrich habían logrado dos sillas en el Congreso como parte del acuerdo de paz. No obstante, Márquez desapareció hace mas de un año después de que Santrich fuera arrestado por cargos de narcotráfico.

Según las autoridades estadounidenses, había acusaciones en contra de Santrich y Marlon Marín, un sobrino de Márquez que actualmente se encuentra preso en Estados Unidos.

El diario colombiano El Espectador reportó que las autoridades dijeron que, entre 2017 y 2018, Santrich habría hecho parte de un grupo que traficó al menos 10 toneladas de cocaína luego de la firma del acuerdo de paz. Por tal motivo, Estados Unidos había pedido su extradición.

Santrich había estado bajo custodia hasta hace dos meses, cuando fue dejado en libertad luego de una engorrosa pelea jurídica entre las cortes colombianas y la Fiscalía General de la Nación.

Aunque estaba libre, la Corte Suprema decidió continuar con el proceso judicial en su contra y había fijado la fecha para una indagatoria, pero Santrich desapareció antes de la diligencia.

En el video, Márquez ha dicho que buscará alianzas con otros grupos criminales, incluido el grupo guerrillero Ejército Nacional de Liberación (ELN), para la creación de una nueva guerrilla.

“Buscaremos coordinar esfuerzos con la guerrilla del ELN y con aquellos compañeros que no han plegado sus banderas que tremó la patria para todos”, ha afirmado Márquez. “Esta insurgencia no se levanta de las cenizas para seguir operando en las profundidades de las selvas remotas, no, volará a través del cristal de esas lejanías brumosas para abrazar con la fuerza del amor, los sueños de vida digna y de buen gobierno que suspiran la gente del común”.

El presidente colombiano, Iván Duque, ha dicho este jueves que su administración está ofreciendo 3.000 millones (860.000 dólares) por cada una de las personas que aparecen en el video con Márquez, ha informado El Espectador.

En el video también aparecieron Henry Castellanos, alias “Romaña”; Enrique Marulanda; Aldinever Morantes, y Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”.

“El Paisa” es un ex miembro de las FARC que abandonó una de las zonas de desmovilización acordadas entre el gobierno y el grupo guerrillero en el proceso de paz.

Cuando Márquez dejo el esquema de seguridad que le había proporcionado el gobierno luego del arresto de Santrich, se refugió en el Espacio Territorial y de Reincorporación de Miravalle, en el departamento de Caquetá, que estaba bajo el mando de “El Paisa”.

Tiempo después, Márquez y “El Paisa” abandonaron el área.

“Los colombianos debemos tener claridad de que no estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro”, ha indicado Duque.

Varios de los personajes que aparecen en el video lideraban algunos de los bloques más importantes y sanguinarios de las FARC antes del acuerdo de paz. El anuncio hecho por Márquez podría indicar que un numero significativo de combatientes estaría dispuesto a ser parte del nuevo grupo insurgente.

Aunque se había especulado de Santrich, Márquez, y “El Paisa” se encontraban en Venezuela, Márquez ha dicho que el video fue grabado en las selvas colombianas cercanas al río Inírida.