Esta joven está cruzando el Atlántico en velero. Zarpó hace dos semana hacia EEUU. No es un viaje de placer

Greta Thunberg, de 16 años, joven activista contra el cambio climático que ha inspirado manifestaciones estudiantiles en todo el mundo, llegará hoy a Estados Unidos. Rechazó hacer el viaje en avión para llamar la atención de todo mundo sobre la urgencia de reducir las emisiones contaminante

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Greta Thunberg, la joven activista contra el cambio climático que ha inspirado manifestaciones estudiantiles en todo el mundo, zarpó hace dos semanas de Plymouth, Inglaterra, con rumbo a Nueva York, y se espera que llegue este miércoles a Estados Unidos. Pero no ha sido un viaje de placer. 

Esta joven sueca de 16 años tiene un objetivo muy claro. Quiere llamar la atención de todo mundo sobre la urgencia de reducir las emisiones contaminante. Por eso, se ha cruzado el Atlántico a bordo de un velero con pocas comodidades.

 

Thunberg rechazó viajar en avión para asistir a una cumbre sobre cambio climático de la ONU en Nueva York el próximo mes y otra en Santiago de Chile, en diciembre, y eligió hacerlo en barco. 

"No es lujoso ni muy elegante pero no necesito eso. Sólo necesito una cama y las cosas básicas", dijo Thunberg a The Associated Press antes de partir. "Así que creo que será divertido y también creo que será entretenido estar aislada y no estar tan limitada".

Get the noticias newsletter.

A bordo del velero Malizia II, de 18 metros (60 pies) de eslora, equipado con paneles solares y turbinas submarinas para generar electricidad, Thunberg viaja sin emitir monóxido de carbono. 

El barco está construido para competencias de alta velocidad mar adentro, por lo que es extremadamente liviano. La embarcación no tiene retrete ni ducha fija. Tiene una pequeña estufa a gas y se han alimentado de comida liofilizada, un proceso de deshidratación usado generalmente para conservar alimentos perecederos.

 

 

Pierre Casiraghi, nieto del príncipe Rainier III de Mónaco y la actriz estadounidense Grace Kelly, y su compañero regatista Boris Herrmann le ofrecieron lugar en su velero de carrera para que viaje con ellos.

Herrmann, es el capitán, y se turnó en el mando con Casiraghi. El primero describió la vida en un bote como ir de campamento y navegar a la vez, con colchones delgados y sacos para dormir como únicas comodidades.

"Es una vida muy sencilla y luego el resto del día depende del viento", dijo Herrmann a la AP. "Puede ser tranquilo y calmado y llevadero y puedes leer un libro, o puede ser realmente brusco y te agarras y tratas de no marearte y puede ser muy difícil".

Thunberg se convirtió en una celebridad mundial el pasado agosto cuando hizo una huelga escolar frente al Parlamento de Suecia para llamar la atención sobre el efecto del cambio climático y presionar a los políticos para hacer algo al respecto. Continuó con su huelga todos los viernes, lo que llevó a miles de jóvenes de todo el mundo a seguir su ejemplo. Desde entonces, se ha reunido con el papa Francisco, ha dado una conferencia en Davos y participado en manifestaciones en contra del carbón en Alemania.

Actualmente, Thunberg se ha tomado un año sabático en la escuela para participar en eventos en Norte y Sudamérica y para reunirse con algunas de las personas afectadas por el cambio climático. Viaja acompañada de su padre Svante. La sueca tiene previsto desplazarse en trenes y autobuses desde un extremo al otro del continente americano.

Este miércoles será recibida por la ONU con una "flotilla" de 17 embarcaciones, uno por cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Relacionado:

Los jóvenes dicen basta. Estudiantes de todo el mundo se suman a una huelga por el clima