Trump reduce drásticamente las solicitudes de asilo en el noreste del país

En algunas partes de la región noreste, una de las más pobladas del país, la Administración Trump no recibirá nuevas solicitudes de asilo de inmigrantes. Esto es lo que pasará con los que ya han iniciado el proceso

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El presidente, Donald Trump, ha ordenado que los oficiales de asilo de Boston (Massachussets) y Newark (Nueva Jersey) sean reasignados a la frontera suroeste, donde deberán entrevistar a los migrantes que llegan desde México, según una carta oficial obtenida por el senador Jeff Merkley, reportó la cadena NBC.

"Me enteré de que la administración Trump está suspendiendo prácticamente todo el procesamiento de solicitudes de asilo para las regiones atendidas por las oficinas de Newark y Boston. Hay más de 40.000 casos pendientes en esas oficinas", dijo Merkley, un demócrata de Oregon, en un mensaje en la red social Twitter.

La carta explica que, como resultado de las reasignaciones, la oficina de Newark continuará entrevistando a un pequeño número de solicitantes allí y la oficina de Boston no realizará nuevas entrevistas por el momento.

Los inmigrantes que solicitan asilo en el interior del país a menudo llegan en avión con una visa de turista, huyendo de países donde están bajo amenaza. Luego tienen un año para solicitar el estado de asilo para permanecer legalmente en el país. Sin personal para procesar sus reclamos, los solicitantes de asilo podrían enfrentar largos retrasos por la aprobación de sus solicitudes y podrían perder los permisos de trabajo mientras esperan.

Los migrantes que lleguen a Boston no podrán hacer su solicitud allí, lo que restringirá de cierta forma su derecho a este trámite legal.

Ken Cuccinelli, director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés), agencia que supervisa a los oficiales de asilo, respondió a Merkley a través de Twitter:

"Me acabo de enterar de que un senador alega falsamente que @uscis Boston / Newark dejó de procesar solicitudes de asilo. ¡Completamente falso! Están trasladando a *algún* personal para ayudar con la carga de trabajo de las entrevistas de miedo creíble, como resultado de la histórica crisis humanitaria en la frontera que el Congreso se NIEGA a ayudar a solucionar".

Sin embargo, la carta enviada por los directores de las oficinas de campo de Boston y Newark señaló que ambas asignarán "la mayoría de los oficiales entrevistadores" a las entrevistas de asilo.

Según la carta, los funcionarios de las oficinas de Newark y Boston "continuarán viajando a la frontera suroeste, y se asignará un mayor número de oficiales para entrevistar casos de miedo creíble y miedo razonable, ya sea en persona o telefónicamente desde las oficinas de origen”.

Las entrevistas con los oficiales de asilo para establecer que los migrantes tienen motivos para temer regresar a sus países de origen son el primer obstáculo para los migrantes que buscan asilo.

Dos ex funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional le dijeron a NBC que el asesor principal de la Casa Blanca, Stephen Miller, quien está detrás de muchas de las políticas de inmigración de la administración, ha estado abogando desde la primavera por retirar al personal de USCIS de sus oficinas en el interior del país y colocarlos en la frontera.

Los funcionarios dijeron que Miller cree que la reasignación de oficiales ralentizará el proceso para los solicitantes de asilo y los inmigrantes que buscan otras protecciones del interior del país.

Miller también ha abogado por más agentes fronterizos para entrevistar a los solicitantes de asilo en la frontera. Los correos electrónicos obtenidos por NBC muestran que Miller quería saber si los agentes fronterizos estaban aprobando las solicitudes de asilo a una tasa menor que los oficiales de asilo.