No a las ‘deportaciones exprés’: fiscales del país interceden ante la corte a favor de los inmigrantes

Estos migrantes, cientos de miles, podrían ser deportados inmediatamente, sin juicio, y en cualquier lugar del país. "Es ilegal, arbitraria y caprichosa, y podría conducir a abusos o errores".
Agentes de ICE detienen a un inmigrante indocumentado.
Agentes de ICE detienen a un inmigrante indocumentado. AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un grupo de 18 fiscales generales de todo el país desafió este jueves la regla de la Administración Trump que amplía su capacidad de deportar a migrantes indocumentados de manera expedita, también conocida como 'deportación exprés'.

Los fiscales generales presentaron un escrito en el tribunal de distrito para el Distrito de Columbia en una demanda presentada por organizaciones de defensa que desafían la nueva regla de remoción expedita o acelerada, ha reportado este jueves la cadena NBC.

La regla significa que los funcionarios de inmigración tienen una capacidad mucho más amplia para deportar a inmigrantes indocumentados, que no puedan probar que han estado en el país continuamente durante dos años o más.

Los fiscales generales escribieron en el escrito que respaldan una orden judicial preliminar que prohíbe que la regla entre en vigencia mientras se desarrolla el caso judicial.

El grupo escribió que los estados involucrados en el informe son "el hogar de cientos de miles de personas que han venido a este país porque temen persecución, tortura o violencia en sus países de origen o para buscar una vida mejor para sus familias".

"Se enfrentan a graves consecuencias si se colocan en una remoción expedita", escribieron.

"Estamos luchando para asegurarnos de que todas las personas tengan las protecciones adecuadas de acuerdo con la ley y que esta administración no destruya más familias", dijo la fiscal general de Nueva York, Letitia James, en un comunicado el jueves anunciando la acción.

"Todos en esta nación, independientemente de su estado legal, tienen derecho al debido proceso conforme a la Constitución de los Estados Unidos, y no dudaremos en nuestra lucha para garantizar esta protección", agregó.

Los estados involucrados son California, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Vermont, Virginia y Washington, además de Washington, D.C.

En julio, el Departamento de Seguridad Nacional publicó un aviso en el Registro Federal, que entró de inmediato en vigor, ampliando la “remoción expedita”, una ley que se estableció en 1996.

Desde 2004, la política permitió a las autoridades de inmigración utilizar el proceso de remoción expedita para los inmigrantes indocumentados capturados dentro de las 100 millas de una frontera terrestre a 14 días de su llegada.

El nuevo aviso expandiría eso a todos los inmigrantes indocumentados en cualquier parte del país y dice que tendrían que mostrar "a satisfacción de un oficial de inmigración, que han estado físicamente presentes en los Estados Unidos continuamente" durante dos años o más.

"El efecto de ese cambio será mejorar la seguridad nacional y la seguridad pública, al tiempo que se reducen los costos del gobierno, al facilitar la pronta determinación de la inmigración", escribió el departamento en la norma.

El departamento agregó que el aviso le permitiría "abordar de manera más efectiva y eficiente" el número de inmigrantes indocumentados y garantizar la "pronta expulsión del país".

A principios de este mes, la Unión Americana de Libertades Civiles presentó una demanda federal desafiando la regla, argumentando que viola los derechos de los inmigrantes, es ilegal, arbitraria y caprichosa, y podría conducir a abusos o errores. Esos errores incluyen deportar a personas a las que se les debe permitir permanecer en el país o detener a personas que han estado en el país por más de dos años pero que no pueden probarlo rápidamente, dijo la demanda.

El Departamento de Justicia no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.