Este hispano está acusado de robar la identidad de otro hombre para votar de forma fraudulenta por Trump

"Soy republicano y también voté por Donald Trump". Las autoridades le han identificado como Gustavo Lerma Araujo, nacido en México. Sin embargo, él insiste en ser Hiram Enrique Vélez, una identidad que según la Fiscalía corresponde a un puertorriqueño fallecido en los noventa
Una foto de archivo de la Oficina del Registro de Votantes del Condado de Los Ángeles, en octubre de 2018, en Norwalk, California.
Una foto de archivo de la Oficina del Registro de Votantes del Condado de Los Ángeles, en octubre de 2018, en Norwalk, California.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Un hispano acusado de robar la identidad de un puertorriqueño y votar de forma fraudulenta insistió este miércoles en una corte de Sacramento (California) que no había suplantado a nadie y que había votado legalmente a favor del presidente Donald Trump. 

Identificado por las autoridades federales como Gustavo Lerma Araujo, de 64 años y nacido en México, el acusado sin embargo insiste en ser Hiram Enrique Vélez, un fervoroso votante republicano, pero la Fiscalía dice que esa identidad corresponde a un puertorriqueño fallecido en la década de los noventa. 

"Soy republicano y también voté por Donald Trump, siempre he votado por mi Partido Republicano", declaró el acusado, según informa el diario local The Sacramento Bee. También dijo en la corte no conocer a nadie llamado Gustavo Lerma Araujo. 

De acuerdo a la Fiscalía, el acusado nació en México en 1955, se casó en ese país con María Manríquez en 1982 y tuvo dos hijos antes de llegar a Estados Unidos. Una vez en el país, compró en Chicago en 1992 el certificado de nacimiento y el seguro social de Vélez por 200 dólares. 

La fiscalía asegura que el latino se casó nuevamente con su esposa en Los Ángeles y usó su supuesta condición de ciudadano estadounidense para que la mujer obtuviera una residencia permanente y, finalmente, se hiciera ciudadana bajo el nombre de María Eva Vélez. 

El hispano también está acusado de solicitar un pasaporte con el nombre de Vélez, de pedir un certificado de nacimiento a las autoridades puertorriqueñas, y de registrase para votar desde la década de los noventa, entre otros cargos. 

Según el rotativo, en la audiencia de este miércoles que duró más de tres horas, el acusado declaró que es un ciudadano estadounidense y que nunca mintió en las solicitud de pasaporte estadounidense y de registro de votantes. 

"Siempre he sido una persona honesta", sostuvo el acusado, señalando que su brazalete de identidad de la cárcel del condado de Sacramento también lo llama Hiram Vélez. 

Entre las evidencias presentadas por la defensa del latino están varias tarjetas del Partido Republicano que llevan el nombre de Hiram Vélez y cartas del Comité Nacional Republicano por su apoyo al actual presidente del país. 

Por su parte, la fiscal Katherine Lydon mostró como evidencia una copia de un certificado de nacimiento que indica que el acusado es Gustavo Araujo Lerma, nacido el 27 de marzo de 1955 en León, Guanajuato (México). Las autoridades también tienen como prueba el certificado de matrimonio en México entre Lerma Araujo y María Manríquez. 

Otra evidencia es una carta que el hispano envió por correo recientemente desde la cárcel a la madre de Hiram Vélez en la que le solicita ayuda en el juicio y le relata que compró los documentos de identidad de su hijo en Chicago. 

El jurado comenzó las deliberaciones el miércoles por la noche sobre los cargos de robo de identidad agravado, votar siendo extranjero y hacer una declaración falsa en una solicitud de pasaporte. De ser hallado culpable, el latino enfrenta hasta 15 años de cárcel y una multa de 250.000 dólares. 

La esposa del acusado también enfrenta una acusación por obtener la residencia permanente en 1995 y la ciudadanía estadounidense en el 2012 de forma fraudulenta.

 

Relacionado:

Estudio no halla evidencia de fraude generalizado de votantes en EEUU