Denuncian que las detenciones indefinidas de Trump agravarán los riesgos para la salud de los niños migrantes

"¿Están buscando deliberadamente crear una emergencia de salud pública en sus centros de detención?". El Gobierno anunció una regla que permitirá mantener encerrados indefinidamente a familias y menores
Menores migrantes afuera de una carpa en el refugio temporal de Homestead para Niños No Acompañados el 19 de abril de 2019, en Homestead, Florida.
Menores migrantes afuera de una carpa en el refugio temporal de Homestead para Niños No Acompañados el 19 de abril de 2019, en Homestead, Florida.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Las familias migrantes, especialmente los niños, probablemente enfrentarán más riesgos para su salud si entra en vigor el nuevo plan de Trump que busca mantener encerrados a los migrantes por períodos más largos, según advierten expertos en salud y defensores de los derechos de los inmigrantes. La temporada de gripe estará en todo su apogeo en unos 60 días.  

Según la nueva regla, que será con toda probabilidad contestada ante las cortes, el Departamento de Seguridad Nacional podrá "mantener unidas a las familias" indefinidamente mientras sus casos de inmigración se resuelven en los tribunales y proporcionar un "sistema de inmigración que sea humano", dijo la agencia el miércoles. 

Esta nueva regla le sirve a la administración Trump para desvincularse de un acuerdo judicial de 1997, conocido como el Acuerdo de Flores, que obliga a las autoridades a liberar a las familias y a los niños migrantes bajo su custodia en un plazo máximo de 20 días. 

Los profesionales de la salud y los defensores de los migrantes criticaron el anuncio de la administración. "Quitar las protecciones legales a los niños eliminará cualquier protección o estándar de cuidado, lo que resultará en un daño potencialmente irreparable para su salud y desarrollo", denuncia Katie Hamm, vicepresidenta de Política de la Primera Infancia en el Center for American Progress, un instituto de investigación y educación no partidista. 

La preocupación sobre las condiciones que enfrentan los migrantes ha aumentado tras la muerte de al menos siete niños mientras estaban bajo custodia de las autoridades de inmigración, a lo que se suma el aumento del número de familias migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México para solicitar asilo. 

Al menos tres de ellos murieron a causa de enfermedades infecciosas, como la gripe, en el último año. Los tres murieron bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).  

Sin embargo, CBP dijo que no administra rutinariamente vacunas contra enfermedades infecciosas como la gripe, la varicela y el sarampión, que normalmente se previenen mediante las vacunas. 

"En general, debido al corto plazo de la tenencia de la CBP, y por la complejidad de los programas de vacunación, ni CBP ni sus contratistas médicos administran vacunas a aquellos bajo nuestra custodia", dijo una portavoz de la agencia a la cadena CNBC.  

Pero tras la nueva norma anunciada por de Trump que contemplan períodos de detención indefinidos (por semanas, meses o años), los defensores de la atención médica advierten de los posibles efectos perjudiciales en la salud de los niños. 

"¿Están buscando deliberadamente crear una emergencia de salud pública en sus centros de detención y comunidades fronterizas?", denunció en un comunicado Jim Mangia, presidente y CEO del Centro de Niños y Familias de St. John's Well, uno de los mayores proveedores de atención médica para inmigrantes indocumentados del país. 

“Ya han creado un ambiente peligroso y mortal a través del hacinamiento y de las condiciones insalubres. Ahora, al privar a las personas de una vacuna contra una enfermedad prevenible, esta administración deja claro que está dispuesta a poner en peligro no solo a las familias inmigrantes, sino a las comunidades circundantes", agregó Mangia. 

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que las familias y los niños migrantes sean procesados "de manera amigable para los niños" y "fuera del procesamiento actual de CBP". 

Respecto a las vacunas, CBP dijo que en ciertas circunstancias se coordina con las autoridades de salud locales y los Centros para el Control de Enfermedades para obtener el apoyo adecuado, y agregó que si un profesional médico determina que una persona requiere vacunas, lo más probable es que sean derivadas a un centro de salud local.

 

PREOCUPACIÓN POR LA SALUD DE LOS NIÑOS

 

A principios de agosto, un grupo de médicos de Harvard y Johns Hopkins advirtió al Congreso en una carta de que las "malas condiciones" en las instalaciones para migrantes están aumentando el riesgo de propagación de enfermedades infecciosas mortales, especialmente la gripe.  

“Con tantas vidas en riesgo, estos temas son dignos de investigación en el Congreso. Otra temporada de influenza está a la vuelta de la esquina, y hay otras enfermedades infecciosas que representan una amenaza para las personas detenidas. Una acción oportuna es crítica", decía la carta según reportó el Washington Post.  

"Cuando supe que varios niños habían muerto detenidos por causas potencialmente prevenibles, realmente me molestó", dijo el profesor de pediatría de Harvard, Jonathan Winickoff. "El país necesita respuestas urgentes para que los niños dejen de morir cuando están detenidos”.    

En parte debido al Acuerdo de Flores, CBP debe transferir a los menores a la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) en 72 horas a menos que haya "circunstancias excepcionales". 

En un comunicado, ORR le dijo a NBC News que administran vacunas a niños migrantes no acompañados bajo su custodia, así como a otros tipos de servicios de salud preventivos. 

Pero a pesar de que ORR está más equipado que CBP para albergar a menores durante un período de tiempo más largo, varios niños también han muerto mientras estaban bajo cuidado de ORR o poco después de ser liberados de la custodia de inmigración. 

“Los niños no son como los adultos. Se enferman más rápidamente y cada hora de retraso puede estar asociada con complicaciones graves, especialmente en casos de enfermedades infecciosas. Los retrasos pueden conducir a la muerte ", dijo a NBC News la doctora Julie Linton, copresidenta del grupo para la salud de los inmigrantes en la Academia Estadounidense de Pediatría.

 

Relacionado:

El Gobierno anuncia el final del Acuerdo Flores: mantendrá a niños y familias migrantes encerrados por meses o años

El Gobierno NO vacunará a las familias migrantes de la gripe. Esta enfermedad mató a tres niños detenidos en la frontera