Trump se compara con Dios. Se llama 'Rey de Israel'. E insiste en que los judíos demócratas son "muy desleales"

Trump se adjudicó el título en boca de otro de 'Rey de Israel' y 'segunda llegada de Dios". Y redobló sus acusaciones antisemitas. Al final del día remató: "Yo soy el elegido".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Por segundo día consecutivo el presidente, Donald Trump, se refirió a los judíos demócratas como “desleales”, invocando un estereotipo que ha sido usado durante siglos por antisemitas, aquellos que sistemáticamente son hostiles hacia los judíos.

“En mi opinión, los demócratas se han alejado mucho de Israel. No puedo entender cómo pueden hacer eso", dijo Trump a periodistas desde el patio de la Casa Blanca el miércoles. "No quieren financiar a Israel. Quieren quitar la ayuda extranjera a Israel. Quieren hacerle muchas cosas malas a Israel. En mi opinión, si vota por un demócrata, está siendo muy desleal al pueblo judío y muy desleal a Israel".

Trump dijo esto en respuesta a los comentarios que hizo este martes, cuando dijo que “cualquier persona judía que vote por un demócrata” está demostrando “o una completa falta de conocimiento o una gran deslealtad”.

Ambos comentarios fueron una respuesta a la sugerencia de la representante demócrata de Minnesota Ilhan Omar de que Estados Unidos tal vez debería reconsiderar cuánto le otorga a Israel en ayuda humanitaria, luego de que a ella y a la representante Rashid les fue negada la entrada a Israel la semana pasada.

"Ni siquiera puedo creer que estemos teniendo esta conversación", dijo Trump visiblemente molesto el martes. "Hace cinco años, incluso el concepto hablar de esto, incluso hace tres años, de cortar la ayuda a Israel debido a dos personas que odian a Israel y odian al pueblo judío. No puedo creer que estemos teniendo esta conversación".

Pero Trump fue más allá y la mañana de este miércoles compartió los halagos exagerados del político conservador Wayne Allen Root, conocido por esparcir teorías de la conspiración.

"Gracias a Wayne Allyn Root por las bonitas palabras: 'El presidente Trump es el mejor presidente para los judíos y para Israel en la historia del mundo, no solo para Estados Unidos”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

“…y el pueblo judío en Israel lo ama como si fuera el Rey de Israel. Lo aman como si fuera la segunda llegada de Dios. Pero los judíos estadounidenses no lo conocen ni les gusta. Ya ni siquiera saben lo que están haciendo o diciendo. ¡No tiene sentido!", continuó.

Root, quien llegara a ser nominado como candidato a la vicepresidencia del Partido Libertario, ha llegado a decir en su programa de radio que los blancos en Sudáfrica son víctimas de un nuevo apartheid o que los narcos mexicanos financian a los líderes del Partido Demócrata para que se opongan al muro de Trump.

Sobre la acusación de deslealtad, a través de la historia ha sido un estereotipo recurrente contra los judíos, a quienes falsamente se les atribuye una doble lealtad a Israel, sus correligionarios o una secta secreta, informa la Liga de Anti Difamación.

Cuando se le preguntó si sus comentarios eran antisemitas, Trump le dijo a un reportero el miércoles que "solo es antisemita en su cabeza".

"Seamos claros: lo que @POTUS dijo era #antisemita", tuiteó el miércoles el director ejecutivo de la Liga Anti Difamación, Jonathan Greenblatt.

"El cargo de deslealtad o doble lealtad se ha utilizado contra los judíos durante siglos. Casi un año después del tiroteo en #Pittsburgh, mientras el #antiSemitismo continúa aumentando, es desconcertante que todavía necesitemos tener esta conversación".

Luego, mientras hablaba con los periodistas el miércoles sobre sus esfuerzos por encarar las prácticas comerciales de China, Trump señaló al cielo y dijo: "Yo soy el elegido".