Menos pobreza y mejores estudios. Los migrantes que consiguen la ciudadanía casi se igualan a los nativos de EE UU

Los migrantes naturalizados tuvieron una tasa de empleo a tiempo completo de alrededor del 83 % el año pasado, los no ciudadanos tuvieron alrededor del 81 % y los ciudadanos nativos tuvieron el 77 %.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Los datos muestran que la brecha económica entre los nativos y los extranjeros en Estados Unidos se reduce entre la ciudadanía. Los residentes nacidos en el extranjero tuvieron tasas más altas de empleo a tiempo completo que los nacidos en los Estados Unidos el año pasado, y los migrantes naturalizados tuvieron más probabilidades de tener títulos avanzados que los nacidos en el país, según las cifras publicadas este lunes por la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Los migrantes que no eran ciudadanos tuverion tasas más altas de pobreza, menores ingresos y menos educación en comparación con los ciudadanos nativos el año pasado. Pero los migrantes que eran ciudadanos tenían menos pobreza, ingresos casi iguales y tasas más altas de títulos avanzados que los ciudadanos nativos de EE UU.

"Por lo general, los migrantes llegan a Estados Unidos rezagados en términos de ingresos, ya que necesitan encontrar el trabajo adecuado, aprender las costumbres locales, etc. y luego ponerse al día", explicó Giovanni Peri, economista de la Universidad de California. "Los migrantes también son muy diferentes entre sí, y los naturalizados pueden ser una selección de los más educados y con mejores empleos", añadió.

Los migrantes naturalizados tuvieron una tasa de empleo a tiempo completo de alrededor del 83 % el año pasado, los no ciudadanos tuvieron alrededor del 81 % y los ciudadanos nativos tuvieron el 77 %.

"Algunos grupos de migrantes tienen que ser empleados para permanecer en este país, aquellos con visas de trabajo, lo que aumentaría la proporción", dijo Stefan Rayer, demógrafo de la Universidad de Florida. Aproximadamente 1 de cada 6,5 inmigrantes naturalizados tiene un título de maestría o superior, mientras que eso solo se cumple para 1 de cada 8 ciudadanos nativos y no ciudadanos.

Las cifras de la encuesta de población de 2018 ofrecen una visión de los niveles de educación de los migrantes, la riqueza y el empleo a medida que Estados Unidos se involucra en uno de los debates más feroces sobre el papel de la migración en décadas.

La detención del flujo de inmigrantes a los EE UU ha sido una prioridad de la administración del presidente Donald Trump, que ha propuesto negar las tarjetas de residencia a los inmigrantes que usan Medicaid y luchó para poner una pregunta de ciudadanía en el cuestionario del censo decenal.

Las cifras de este lunes también analizan las diferencias entre los migrantes naturalizados y los que no son ciudadanos. En 2018, EE UU tenía 45,4 millones de residentes nacidos en el extranjero, o aproximadamente 1 de cada 7 residentes de EE UU.

La educación parece desempeñar un papel en la reducción de la brecha de ingresos entre los nativos y los extranjeros. En general, los migrantes naturalizados tenían un ingreso medio ligeramente menor que el nacido en el país: 50.786 dólares anuales frente a 51.547; pero los migrantes no ciudadanos les seguían a ambos con un ingreso medio de 36.449 dólares.

Pero los migrantes naturalizados con un título universitario superaron los ingresos de los nativos con educación universitaria, y tanto los migrantes naturalizados como los no ciudadanos con títulos avanzados tenían ingresos medios más altos que los nativos de EE UU con títulos avanzados. "Los migrantes con títulos avanzados, ya sean naturalizados o no, pueden estar más agrupados en ocupaciones con salarios más altos que la población nativa", afirmó Rayer.

Alrededor de la mitad de los estadounidenses nacidos en el extranjero provienen de América Latina, menos de un tercio provienen de Asia y el 10 % provienen de Europa. La media de edad de los migrantes europeos, 50 años, era aproximadamente seis años mayor que la de otros migrantes.

Según las cifras de la Oficina del Censo, más de una cuarta parte de los migrantes no ciudadanos estaban en trabajos de servicio, mientras que casi una cuarta parte de los inmigrantes que eran ciudadanos tenían trabajos profesionales.

Los asiáticos y los europeos tenían las tasas más altas de títulos avanzados: aproximadamente una cuarta parte de ambos grupos de inmigrantes tenían un título de maestría o superior. Aproximadamente 1 de cada 20 inmigrantes de América Latina tenía una maestría o superior.

Los migrantes, tanto naturalizados como no ciudadanos, eran habitantes urbanos y suburbanos. Según las cifras, menos de 1 de cada 20 inmigrantes vivía fuera del área metropolitana el año pasado, en comparación con aproximadamente 1 de cada 7 para los ciudadanos nativos.

RELACIONADAS:

Trump está "decidido" a agregar la pregunta de ciudadanía en el censo, dice un funcionario de inmigración

Censo 2020: Nuevas evidencias de motivaciones políticas tras la pregunta de la ciudadanía "plantea un problema sustancial"