Fiebre alta, piojos y sarna: en estas condiciones viajaba un grupo de casi 200 migrantes detenidos en Nuevo México

El grupo detenido este domingo es el segundo más numeroso entre los que arrestaron este mes las autoridades en el sector de El Paso

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El viaje de los migrantes que intentan cruzar la frontera entre México y EEUU puede estar marcado no solo por el miedo, la inseguridad o las altas temperaturas típicas de esa región en verano, sino también por las malas condiciones sanitarias. 

Así ocurrió en el caso de un grupo de 194 indocumentados interceptados este domingo en una remota área de Nuevo México, según informó en un comunicado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) tras detenerlos.

Entre ellos, había un niño de siete años con fiebre alta, así como otras personas con piojos o sarna. El menor fue trasladado a un hospital en helicóptero, de acuerdo a la nota de prensa de la Patrulla Fronteriza, publicada este lunes. Los médicos diagnosticaron que tenía gripe. Después de la visita, el pequeño volvió bajo la custodia de los agentes de CBP.

El grupo de migrantes fue interceptado a las 3 a.m. del domingo, hora local, cuando logró cruzar la frontera a la altura de la localidad de Antelope Wells. La mayoría de ellos eran menores no acompañados y familias, según la Patrulla Fronteriza. Muchos (aunque CBP no concreta el número) procedían de Guatemala, Honduras y El Salvador. 

MÁS DETENCIONES QUE EN EL PASADO

Las estadísticas mensuales más recientes muestran una disminución de las detenciones de indocumentados en la frontera, asegura CBP. Tras un aumento histórico el pasado mayo, los crucen han caído en junio y julio. No obstante, las cifras aún siguen siendo muy superiores a años anteriores. Durante julio se registraron 82.049 cruces, lo que supone una reducción de un 21% respecto al mes anterior, cuando se presentaron 104.344 casos, y 43% menos que en mayo, cuando fueron 144.278 casos. El número de familias y menores sin compañía de un adulto que cruzaron la frontera se redujo en un 50% entre mayo y julio. 

El grupo detenido este domingo es el segundo más numeroso de los que arrestaron las autoridades este mes en el sector de El Paso (el segmento de la frontera en el que se incluye Antelope Wells), comunicó la Patrulla Fronteriza. 

En esta área, en el año fiscal actual, que va de octubre de 2018 a septiembre de 2019, ya se detuvieron a 172.000 personas. En el año fiscal anterior (de octubre de 2017 a septiembre de 2018), los arrestos fueron unos 31.000.

“Este alto número de detenciones sigue representando un desafío para nuestras operaciones fronterizas, ya que constituye una crisis de seguridad nacional y humanitaria”, asegura CBP. "Grupos grandes como estos [en referencia al de casi 200 personas interceptadas el domingo] complican el proceso de inmigración actual y afectan aún más a nuestrs trabajadores, nuestras instalaciones y nuestros recursos", dijo la agente jefe interina de la patrulla, Gloria Chávez.

UN VIAJE PELIGROSO

Aunque gente de todo el mundo ingresa a Estados Unidos por la frontera con México, la mayoría de los que cruzaron la frontera en los últimos meses provenía de Guatemala, Honduras y El Salvador, países centroamericanos donde la violencia y pobreza han castigado muchas vidas.

En El Salvador, por ejemplo, hay casi 83 homicidios por cada 100.000 personas en un país de más de 6,4 millones de habitantes. 

En Guatemala, casi el 60% de la población vive por debajo del nivel de pobreza, las instituciones públicas son débiles y están infestadas de corrupción, convirtiendo a muchas jurisdicciones en prácticamente pueblos sin ley. En Honduras, casi el 65% de la población vive por debajo del nivel de pobreza.

Este viaje al norte es largo y peligroso, y a veces los migrantes son víctima de secuestro o robo. Los que les espera en la frontera también es un desafío.

El pasado jueves, la Patrulla Fronteriza rescató y detuvo a un grupo de 28 migrantes, la mitad de ellos menores, que intentaba cruzar la frontera de Texas en las aguas del Río Grande, en una pequeña embarcación. 

El comisionado interino de CBP, Mark Morgan, felicitó en un tuit a los agentes que llevaron a cabo esta operación. “Estoy increiblemente orgulloso de ellos “, escribió. “Esto es lo que son los  hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza… gente que se pone en peligro para salvar a otros”.  

En el pasado, ha habido varias denuncias por parte de grupos de activistas, abogados, y hasta congresistas sobre supuestas malas condiciones en distintos centros de detención de CBP, maltratos a migrantes y también presuntos abusos a menores

NOTICIAS RELACIONADAS

Menores migrantes están atrapados en la frontera, durmiendo en concreto, por falta de capacidad en instalaciones