"Se siente como el infierno". Una ola de calor derrite el sur y el medio oeste de EEUU

Hasta 13 estados se encuentran bajo alerta por calor sofocante, desde Texas, Luisiana y Florida en el sur hasta Missouri e Illinois en la región central. En Clarksdale, una ciudad de Misisipi, alcanzó este lunes una sensación térmica de 121 grados (49.4 grados Celsius)

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Los habitantes del sur y medio oeste de Estados Unidos se enfrentan estos días a una peligrosa ola de calor abrasador con temperaturas de alrededor de 100 grados (37 grados Celsius) al mediodía.

Según reportó el Servicio Nacional de Meteorología, 13 estados se encuentran bajo alerta por calor sofocante, desde Texas, Luisiana y Florida en el sur hasta Missouri e Illinois en la región central. 

Get the noticias newsletter.

Esta agencia estima que unos 65 millones de personas están bajo alguna advertencia por calor, incluyendo partes del sureste de California y del sur de Arizona.

{iframely-embed-html}

"Se siente como el infierno", dijo Junae Brooks, quien dirige tiedna de comida en Holly Bluff, Misisipi. A su alrededor, muchos de los clientes se protegían del calor con trapos mojados alrededor del cuello o con sombreros de paja.

Las temperaturas más altas se sentirán en Luisiana, Arkansas, Misisipi y Oklahoma. En Clarksdale, una ciudad de Misisipi, la sensación térmica este lunes fue de 121 grados (49.4 grados Celsius) al final de la tarde; en Arkansas se sintieron los 119 grados (48,3 grados Celsius) en West Memphis, según el Servicio Meteorológico Nacional.

En Alabama, la temperatura alcanzó los 100 grados con un índice de calor de 106 a media tarde en Birmingham, la ciudad más grande del estado.

Los principales peligros de la ola de calor son la deshidratación y la insolación, y es especialmente peligrosos para los ancianos, los niños y las personas con afecciones crónicas.  

"Uno es más propenso a enfermarse por el calor con un clima de este tipo, cuando está bastante húmedo y caliente", dijo Gary Chatelain, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología en Shreveport, Luisiana, un estado que se ha visto afectado este verano por las lluvias. 

Este martes se espera más de lo mismo: se prevé que el calor y la humedad de nuevo eleven el mercurio a niveles peligrosos. Sin embargo, se acerca un frente frío que debería aliviar el intenso calor en algunas áreas, dijo Chatelain. 

A partir del miércoles, un frente frío aliviará al sur de las Llanuras y al Bajo Valle del Misisipi. y el jueves al sureste, según los pronósticos. Pero este frente también podría traer fuertes lluvias y la posibilidad de inundaciones repentinas y otras condiciones climáticas severas desde los Grandes Lagos inferiores, a través de la región del Atlántico Medio y al Sureste.